Enlaces de accesibilidad

Golpeada, atropellada y lesionada Marta Beatriz Roque


Marta Beatriz Roque golpeada

Los ex combatientes revolucionarios y siempre revolucionarios que se encontraban en el apartamento del vecino, invadieron el domicilio de Marta Beatriz Roque.

Resuelto el diferendo entre las autoridades y la líder opositora Marta Beatriz Roque Cabello, personas vinculadas a la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana (ACRC), invadieron su domicilio y la golpearon con ensañamiento, junto a un grupo de activistas vinculados con las actividades políticas que desarrolla la Sra. Roque Cabello y que se encontraron allí en el momento de los hechos.

Resuelto el diferendo, a partir del cual, Roque Cabello renunciara a la licencia extrapenal concedida, luego de ser sancionada en la causa penal conocida mundialmente como Primavera Negra de Cuba, se desencadenaron los eventos. Refiere que más de una decena de personas que se acuartelaron en el apartamento de un vecino miembro de la antes mencionada asociación, invadieron su apartamento y golpearon a todos los presentes.

Aparentemente, todo comenzó por un desperfecto en las conexiones eléctricas. El vecino que había advertido previamente que la Red Cubana de Comunicadores, que dirige la Sra. Roque Cabello, no podía reunirse como suele hacer cada miércoles en la casa de Roque Cabello, encabezó el incidente. Los acontecimientos se precipitaron. Los ex combatientes revolucionarios y siempre revolucionarios que se encontraban en el apartamento del vecino, invadieron el domicilio de Marta, golpearon a todo el que encontraron y hasta robaron una cámara fotográfica, de acuerdo con las enseñanzas doctrinales que han recibido y que dictan tales conductas.

Según refiere la Sra. Marta Beatriz Roque Cabello, así como otros miembros presentes víctimas de la agresión, se trató de la forma en que la policía de Seguridad del Estado reaccionó y represalió, como consecuencia del plantón que protagonizara en el parque de la unidad de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) de Zanja y Dragones, junto con quince y más activistas que se solidarizaron con el gesto.

Si bien Marta Beatriz Roque y los activistas que la secundaron sentaron un precedente de civilidad triunfante con sus demandas satisfechas, pagaron un precio demasiado alto y ciertamente muy riesgoso. Esto forma parte de los métodos de represión política ciudadana impuestos por el régimen militar gobernante y que ejecuta la policía Seguridad del Estado desde hace más de cinco décadas.

Publicado en Primavera Digital el 28 de marzo del 2013

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG