Enlaces de accesibilidad

Cuba y el petróleo venezolano


Henrique Capriles (i), pronunciando un discurso a seguidores en su visita a la localidad de El Tigre, Estado Anzoategui (Venezuela).

Para los Castro, un gobierno de Capriles sería desastroso pues la ayuda venezolana es de gran magnitud.

La relación entre Cuba y Venezuela sigue ocupando los debates y los medios informativos en Washington y se presentó también en la conferencia de la bloguera Yoanni Sánchez en el Instituto Cato de la capital norteamericana.

Si los analistas de Venezuela señalan que el país no puede seguir indefinidamente prestando la ayuda económica que ha estado dando a Cuba durante los últimos años, los que estudian la situación cubana señalan que causaría un grave daño al régimen, pues Venezuela ha seguido el rol protector que tuvo en su día la Unión Soviética.

Yoanni Sánchez dijo en su conferencia que los cubanos se preocupan por las dificultades económicas que provocaría un corte de esta ayuda pues temen nuevos apagones, falta de alimentos y otras necesidades básicas. Por otra parte, la mala situación económica podría crear una situación insostenible para el régimen de los hermanos Castro y acelerar el cambio político, de lo que se beneficiaría a más largo plazo la población.

En uno de los actos a los que asistió la bloguera se hallaba presente también el ex secretario de estado adjunto para Latinoamérica Otto Reich, quien había sido también embajador en Venezuela y comentó a Radio Martí las acusaciones del candidato presidencial Nicolás Maduro, según las cuales el propio Reich, junto con otras personas y organismos, planean el asesinato del candidato de oposición Enrique Capriles, para desestabilizar al gobierno de Caracas.

Reich reconoció que estas declaraciones, a las que no se les encuentra fundamento, puedan causar risa a muchas personas, pero son también preocupantes pues pueden responder a un temor de Maduro de perder las elecciones. Es algo que los medios informativos en general y la mayoría de los analistas políticos descartan, pero Reich citó una encuesta reciente que pone a Maduro tan solo 2 puntos por delante de Capriles, 41 a 39, lo que indica que su victoria por el momento no es segura.

Para los Castro, un gobierno de Capriles sería desastroso pues la ayuda venezolana es de gran magnitud, pero recordó que Fidel Castro no dudó en el pasado de intervenir en Venezuela para beneficiarse de su petróleo y está convencido de que, si Capriles ganara, el régimen castrista intentaría impedir que llegue al poder, aunque para ello sea necesario matar a venezolanos.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG