Enlaces de accesibilidad

¿Cuánto depende económicamente el gobierno de Cuba de Venezuela?


¿Cuánto realmente depende económicamente el gobierno de La Habana del gobierno de Venezuela?

Cuba depende totalmente de su relación comercial con Venezuela para subsistir como país y como sistema.

Venezuela es por mucho el principal socio comercial de Cuba, tanto por el volumen de sus operaciones como por las condiciones ventajosas que garantiza al gobierno de La Habana.

Datos oficiales recientes advierten que durante el 2010 el comercio bilateral entre ambos países ascendió a 6 mil millones de dólares, lo que supera la suma de las operaciones comerciales que Cuba mantuvo con las otras 5 naciones que siguen en la lista.

La industria principal de Cuba es el turismo y Venezuela no se encuentra entre los países emisores de turismo hacia la isla, sin embargo, el intercambio comercial con Venezuela represente más del 20% del comercio anual del país.

Según cifras oficiales, dos tercios del combustible que anualmente se consume en Cuba proceden directamente de Venezuela. Pero estudios independientes aseguran que estos suministros pudieran ser mayores.

El gobierno de la isla argumenta que un tercio del combustible que se consume anualmente es producido a nivel nacional, pero que se garantiza gracias a una fuerte presencia de inversiones venezolanas.

Cuba recibe diariamente alrededor de 96 mil barriles de petróleo de Venezuela y no paga el costo de este producto, amparado en acuerdos bilaterales suscritos con el gobierno chavista.

Según estos acuerdos, parte del suministro de petróleo se sufraga con el servicio de alrededor de 40 mil profesionales cubanos que participan en los programas sociales venezolanos.

Este supuesto pago se realiza bajo la premisa de que Venezuela se beneficia de los servicios de estos profesionales, altamente calificados, por los que Cuba fija costos demasiados elevados para el mercado actual.

Pero la realidad es que Venezuela también garantiza empleo y puestos de trabajo en su territorio para 40 mil cubanos.

El resto de la factura por el combustible es declarada por Cuba como deuda negociable a favor de varias entidades venezolanas.

Quiere decir que, tal como hiciera con la Unión Soviética en los años 60, 70 y 80, ahora Cuba vive de las bonanzas que le garantiza el gobierno de Venezuela y endeuda considerablemente las arcas de las empresas venezolanas que, como PDVSA, se ven obligadas por el gobierno de Caracas a respetar los acuerdos comerciales abusivos firmados con La Habana.

Es evidente entonces que la dependencia de Venezuela es total y que pérdida de su principal socio comercial llevaría al gobierno de Raúl Castro a una crisis social sin precedentes.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG