Enlaces de accesibilidad

Inestabilidad en economía venezolana perjudica a empresas de EEUU y Europa


Venezuela devaluó el bolívar a 6.3 de 4.3 por cada dólar.

Expertos creen que la más reciente devaluación podría golpear ahora a las compañías más que las anteriores.

La más reciente devaluación de la moneda de Venezuela perjudicará a varias compañías estadounidenses y europeas que venden productos a los consumidores de ese país, debido a que los controles de precios impuestos por el Estado hacen más difícil que esas empresas puedan proteger sus ganancias, asegura un despacho de la agencia Reuters.

Venezuela devaluó el viernes el bolívar en un 32 por ciento, su quinta medida similar en una década.

Para las compañías estadounidenses que tienen importantes negocios en el país, como Colgate-Palmolive Co, Avon Products Inc, Procter & Gamble Co y Kimberly-Clark Corp, eso significa que sus ganancias en bolívares ahora valdrán menos cuando se conviertan a dólares.

Colgate-Palmolive advirtió el lunes que asumiría un cargo extraordinario de 120 millones de dólares en el primer trimestre para volver a evaluar sus resultados bajo la nueva tasa. Sus acciones operaban estables el lunes, después de caer un 1,5 por ciento el viernes.

El grupo empaquetador irlandés Smurfit Kappa, que apenas la semana pasada reportó su segunda mejor ganancia en los últimos cinco años, dijo que reduciría el valor de sus activos netos a 142 millones de euros como resultado de la devaluación del bolívar. Las acciones de Smurfit cayeron un 2,71 por ciento.

Edenred, la empresa francesa que elabora cupones y tarjetas de prepago, dijo que la devaluación reduciría sus ganancias antes de intereses e impuestos en más de un 2 por ciento. Sus acciones cayeron un 1,63 por ciento.

Analistas dijeron que la más reciente devaluación podría golpear ahora a las compañías más que las anteriores, debido a que los precios de miles de productos, que van desde el agua embotellada y la carne al jabón, desodorante y pasta dentífrica, estuvieron limitados bajo una ley venezolana del 2011 que busca luchar contra la inflación.

La ley permite revisiones periódicas, normalmente anuales, pero éstas fueron evitadas en el 2012.

"El impacto de la devaluación de la moneda en Venezuela ha sido compensado históricamente en parte por el aumento de los precios, que podría tardar más en ocurrir con la devaluación del viernes, dados los controles de precios implementados por el Gobierno para regular las correspondientes acciones de precios", dijo el analista Mark Astrachan de Stifel en una nota.

"Hasta que haya un cambio en la naturaleza del régimen en Venezuela, no sólo de persona, sino de naturaleza, posiblemente vamos a ver que el valor de la moneda seguirá cayendo"

UNA DEVALUACION ESPERADA

Analistas dijeron que si bien la más reciente devaluación era esperada y necesaria, aún no ha acercado la tasa de cambio oficial a la del mercado negro, lo que significa que aún es posible una nueva ronda de devaluaciones en el corto plazo.

Expertos en comercio dijeron que los problemas son el resultado del impulso del presidente Hugo Chávez hacia el socialismo, una condición que debería persistir incluso si el líder, quien padece de cáncer, muere o renuncia a su cargo.

"Hasta que haya un cambio en la naturaleza del régimen en Venezuela, no sólo de persona, sino de naturaleza, posiblemente vamos a ver que el valor de la moneda seguirá cayendo", dijo Peter Morici, un profesor de la Universidad de Maryland y ex funcionario de alto rango de la Comisión Internacional de Comercio.

Economistas habían estado instando a una devaluación del bolívar, y varias compañías que hacen negocios en Venezuela habían dejado en claro que esperaban que ocurriera este año.

La inflación en Venezuela ya es de dos dígitos y se espera que se acelere aún más, y los controles de precios impuestos sólo perjudicarán más los ingresos.

"Si los controles de precios siguen vigentes, esto podría impactar la línea de crecimiento durante los próximos años, después de afectar los márgenes este año", dijo el lunes el analista de productos de consumo John Faucher de J.P. Morgan en una nota.

"Asimismo, la mayoría de los analistas siente que incluso la nueva tasa de cambio es insostenible, lo que significa que podríamos pasar por esto nuevamente", agregó.
XS
SM
MD
LG