Enlaces de accesibilidad

Segundo mandato de Obama se inicia con una ceremonia menos fastuosa


Un ensayo de la ceremonia inaugural del presidente Barack Obama.

Por orden del Presidente se redujo el número de bailes, de 10 en el primer mandato a solamente dos este año.

La ceremonia inaugural del Presidente Barack Obama estará favorecida por un clima inusualmente agradable en Washington (8 grados centígrados (40 grados F) sin pronóstico de precipitación), pero será mucho menos fastuosa que la anterior.

Se espera que a la 57ma. Juramentación presidencial asistan entre 600,000 a 800,000 personas, mucho menos que los 1.8 millones que hace cuatro años se congregaron en el parque National Mall de Washington DC cuando prestó juramento el primer presidente de raza negra en la historia del país.

En general, los eventos que tradicionalmente acompañan la juramentación, serán más modestos que en la primera ocasión: por orden del Presidente se redujo el número de bailes, de 10 en el primer mandato a solamente dos este año: uno con 35,000 invitados y el otro, en honor de las fuerzas militares estadounidenses, con 4000.

En el Centro de Convenciones de Washington, se calcula que unas 40,000 personas participen en el baile de gala, cuyas entradas a la venta por $60 se agotaron rápidamente.

Una larga lista de personalidades de la farándula y el mundo del espectáculo, incluyendo a Beyonce, Katy Perry y Usher, actuarán en el evento.

La familia presidencial encabezará un desfile de bandas musicales, carrozas de grupos que irán disfrazados, conjuntos ecuestres y unidades militares por la Avenida Pennsylvania. El Presidente bailará con la primera dama, cuyo vestido es esperado por los curiosos como símbolo del segundo mandato de Obama.


Sin embargo, la fiesta estará ensombrecida por una serie de factores como la debilitada economía, los altos indices de desempleo, el déficit presupuestario y la horrenda matanza en la escuela de Connecticut.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG