Enlaces de accesibilidad

Miami Times: cubanos negros sufren más por secuelas de Sandy


"Santiago está envuelto en un silencio de desesperación que ensordece". Una vista del emblemático Parque Céspedes tras el paso de Sandy.

El gobierno y voluntarios están socorriendo a las zonas afectadas, pero es evidente que se necesita más ayuda, afirma la publicación


El oriente de Cuba quedó sumido en la devastación, y los negros llevan la peor parte en la recuperación, según refirió a The Miami Times, publicación impresa del sur de la Florida, un veterinario cubanoamericano que fue testigo directo del paso del ciclón Sandy por la región oriental de la isla.

"Santiago está envuelto en un silencio de desesperación que ensordece", dijo el Dr. Alberto Jones, quien se encontraba en Cuba visitando a familiares y amigos, al tratar de describir el rastro de desolación y destrucción que dejaron en la ciudad, de medio millón de habitantes, los vientos de hasta 177 kilómetros por hora de la que el reportaje llama “la tormenta asesina”.

Pero Miami Times aclara que lo que presenció el director de la Fundación Caribeño Estadounidense para la Infancia, criado en el cercano Guantánamo, no se limitó a la segunda ciudad de Cuba. Califica lo que vio en otros lugares como Songo-La Maya y su provincia natal de "horroroso", "devastador", "increíble".

Como parte de esos daños "masivos", puntualiza que "cientos de caminos están bloqueados, y los ríos desbordados han arrasado puentes y vías del ferrocarril”.

Jones, quien ha coordinado durante 20 años esfuerzos humanitarios para el oriente de Cuba desde el noreste de la Florida, añade que "hay decenas de miles de casas sin techo o sin ventanas; escuelas, centros de salud, asilos de ancianos, círculos infantiles y centros culturales que fueron parcial o totalmente destruidos. Es simplemente desgarrador".

The Miami Times apunta que el gobierno y muchos voluntarios, incluidos ancianos y niños, están llevando socorro a las zonas afectadas en medio de la escasez de recursos, pero es evidente que se necesita más ayuda.

El Dr. Jones, un defensor de los afrocubanos que suele críticar a los exiliados anticastristas, recuerda que el 90 por ciento de los residentes de Santiago son negros.

Él y su esposa Sylvia están pidiendo a las personas conscientes que abran sus corazones, y que corran la voz sobre la necesidad de ayuda para los cubanos negros, porque --según ellos--, son pocos los que se benefician de las remesas que los cubanoestadounidenses (en su mayoría blancos) envían a sus familiares en la isla.
XS
SM
MD
LG