Enlaces de accesibilidad

Obama se dirige a la nación por Sandy


Fotografía de archivo del presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Pide a la población que obedezca las órdenes de las autoridades, para salvar vidas

El presidente estadounidense, Barack Obama, advirtió este lunes que el huracán Sandy puede tener consecuencias fatales y pidió a la población que obedezca a las autoridades.

Señaló que aquellos que no evacuen cuando se les ordene, estarán poniendo en peligro no solo sus vidas sino también la de los socorristas.

El mandatario suspendió el discurso que planeaba dar hoy en una universidad de Orlando, Florida y volvió en avión a Washington, donde declaró que lo importante no era el impacto de las elecciones presidenciales del 6 de noviembre sino salvar las vidas de los estadounidenses.

"Ésta ser una gran y difícil tormenta (...). Estoy seguro de que estamos preparados", dijo Obama en una declaración desde la Casa Blanca.

Horas antes, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo había dicho, “no se engañen, no miren por la ventana y digan ‘esto no se ve tan mal, lo peor todavía está por venir’”

En su boletín número 29, el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos pronostica que el vórtice del huracán Sandy tocará tierra a lo largo o justo al sur de la costa de New Jersey, al anochecer o en la noche de este lunes.

Un avión caza huracanes de la Fuerza Aérea dijo que los vientos máximos sostenidos de Sandy aumentaron a cerca de 90 millas por hora/150 kilómetros por hora, con ráfagas más fuertes.

Vientos con fuerza de huracán se extienden hasta 175 millas/280 kilómetros del centro de Sandy. Estos vientos podrían alcanzar al anochecer los estados del Atlántico medio, incluyendo la ciudad de Nueva York y Long Island.

Los meteorólogos advierten que la combinación de una peligrosa marejada ciclónica y las mareas causará inundaciones en zonas normalmente secas cerca de la costa debido al aumento de las aguas.

El Centro Nacional de Huracanes señala que Sandy se desplaza hacia el norte-noroeste a 18 millas por hora y debe girar próximamente hacia el noroeste.

Entretanto, la consultora Eqecat dijo a la agencia AFP que los daños por el huracán Sandy, que se acerca este lunes a la costa este de Estados Unidos podrían alcanzar entre 10.000 y 20.000 millones de dólares, mientras que las aseguradoras podrían perder entre 5.000 y 10.000 millones de dólares, estimó

En 2011, los daños provocados por el paso del huracán Irene fueron valorados en 10.000 millones de dólares, mientras que en 2008 el ciclón Ike causó destrozos por cerca de 20.000 millones de dólares.
XS
SM
MD
LG