Enlaces de accesibilidad

Merkel rinde honores al pueblo gitano


Los invitados llegan a la inauguración del monumento por la víctimas Sinti y Roma (las dos familias gitanas centroeuropeas) del nazismo en Berlín, Alemania.

"Los gitanos sufren hoy discriminación y rechazo, deben todavía luchar por sus derechos. Es el deber de Alemania y de Europa apoyarles".

La jefa del gobierno alemán, Angela Merkel, rindió homenaje al medio millón de gitanos asesinados durante el Tercer Reich y advirtió de la marginalidad y racismo que sigue sufriendo esa minoría étnica, en la inauguración del monumento en Berlín a ese colectivo de víctimas del nazismo.

Durante la inauguración de un monumento en su memoria en Berlín y prometió defenderles frente a la discriminación en Europa.

"Este monumento nos recuerda a un pueblo olvidado durante mucho tiempo (...) El homenaje a las víctimas incluye también una promesa, la de proteger a una minoría, un deber para hoy y mañana", declaró Merkel ante supervivientes gitanos de campos de concentración, sus familias

"Los gitanos sufren hoy discriminación y rechazo, deben todavía luchar por sus derechos. Es el deber de Alemania y de Europa apoyarles", dijo la canciller, más de 65 años después del Holocausto, en el que murieron cerca de 500.000 gitanos.

El monumento a las víctimas del genocidio del pueblo gitano está emplazado a pocos metros de distancia de la sede del Parlamento alemán, el Reichstag, y en las inmediaciones del gran solar donde se recuerda, con 2.711 bloques de hormigón, a los seis millones de judíos asesinados por el nazismo
XS
SM
MD
LG