Enlaces de accesibilidad

Ley de Ajuste Cubano podría ser cuestionada


Representante federal David Rivera propuso una enmienda a la Ley.

Más cubanos podrían tratar de ingresar en Estados Unidos por terceros países.

La reforma migratoria decretada por las autoridades cubanas, podría llevar a cuestionar la Ley de Ajuste Cubano, según análisis de la agencia Reuters.

El reporte señala que la decisión anunciada por el gobierno cubano de facilitar los viajes al extranjero “no debería generar un éxodo repentino” a corto plazo, pero podría conducir “a que se reconsidere el tratamiento preferencial” que desde 1966 “reciben los inmigrantes cubanos en Estados Unidos”.

Hasta ahora, las autoridades estadounidenses han manifestado que las nuevas medidas adoptadas por Cuba no afectarán los programas existentes de visados para los cubanos que desean visitar a Estados Unidos.

La subsecretaria de Estado adjunta para el Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson, dijo el jueves en Washington que su gobierno esperará a determinar el efecto práctico de la reforma migratoria en la isla para evaluar si necesitará reforzar su personal consular en La Habana.

Dos días antes, la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, declaró que hay que estar al tanto del flujo de viajes, a medida que aumente el número de cubanos que desean viajar y soliciten visas.

Estados Unidos acepta unos 20 mil cubanos anualmente, así como a otros miles bajo programas especiales incluidos en la reunificación familiar y casos de refugiados políticos.

No obstante, el análisis de Reuters indica que “las nuevas medidas podrían dar lugar a que más cubanos busquen vías para viajar a terceros países como México o Canadá”, para luego cruzar la frontera, acogiéndose a la Ley de Ajuste Cubano.

En este sentido, John McAuliff, del Fondo para la Reconciliación y el Desarrollo que aboga por mejores relaciones entre Cuba y Estados Unidos, opina que el tránsito por México y Canadá y el ingreso en Estados Unidos por la frontera, convierten “la migración económica en un problema mayor”.

Por otra parte, miles de cubanos de la isla han obtenido la ciudadanía española en los últimos años, y como miembros de la Unión Europea pueden ingresar en Estados Unidos sin visa y luego reclamar la residencia bajo el estatus de la Ley de Ajuste Cubano.

Mientras el gobierno cubano arremete contra esa ley, al sostener que alienta la emigración ilegal, el profesor José Azel, del Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos en la Universidad de Miami, considera que es anacrónica y que “no tiene sentido hoy en día”.

Y el legislador federal cubanoamericano David Rivera, presentó una enmienda a la Ley a principios de este año, mediante la cual los exiliados cubanos perderían su condición de residentes permanentes si regresan a la isla antes de recibir la ciudadanía estadounidense.

De acuerdo con el Departamento de Seguridad Nacional, la cifra de cubanos que llegan sin visas a puestos fronterizos y aeropuertos de Estados Unidos, se ha comportado entre 4 y 5 mil en los últimos dos años. Pero el diario The Miami Herald sostiene que el número aumentó a unos 7 mil 400 el año pasado.

La Ley de Ajuste Cubano fue aprobada en 1966 durante el gobierno del presidente Lyndon B. Johnson y se puso en práctica para legalizar el estatus de unos 300 mil cubanos que se encontraban en un limbo legal, tras llegar a Estados Unidos como refugiados políticos.

Dice Reuters que la Ley representó “un procedimiento inusual”, ya que no requería que los cubanos solicitaran asilo político “y les otorgaba automáticamente el ingreso legal y el camino para obtener la residencia permanente en Estados Unidos”.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG