Enlaces de accesibilidad

COI podría retirar a Armstrong bronce de Sídney 2000


Lance Armstrong.

El COI tiene un límite de ocho años para cambiar los resultados olímpicos y medallas a los condenados por dopaje

Lance Armstrong debería confesar toda la verdad sobre el dopaje, mientras el Comité Olímpico Internacional (COI) estudia la manera de despojar al ex campeón del Tour de Francia de la medalla lograda en los Juegos de Sídney 2000, dijo el martes el vicepresidente de la entidad Thomas Bach.

El estadounidense Armstrong, que ganó el Tour un récord de siete veces entre 1999 y 2005, perderá sus títulos después de que la Agencia Antidopaje de EEUU (USADA) lo acusara de ser la principal figura detrás de un sofisticada trama de dopaje.

El pedalista de 41 años, que según un informe de 1.000 páginas publicado la semana pasada, había estado implicado en el dopaje desde antes de Sídney 2000, donde ganó la medalla de bronce en la contrarreloj, ha negado siempre las acusaciones.

"Este caso está ahora en la Unión Ciclista Internacional (UCI) que es la que tiene que determinar si Armstrong debería haber tomado parte o no en los Juegos Olímpicos de Sídney", dijo Bach a Reuters en una entrevista.

"Si decide que no debería haber participado, que debería haber estado suspendido durante ese período, entonces el COI tomará su decisión sobre esa base y tendrá que decidir si le retira la medalla", dijo Bach, que también es jefe de la Confederación de Deportes Olímpicos de Alemania (DOSB).

El abogado de Armstrong, Tim Herman, declaró a la BBC que el exciclista estadounidense podría someterse al detector de mentiras para demostrar su buena voluntad y limpiar las acusaciones de dopaje que pesan sobre él.

"Personalmente estoy a favor de las pruebas en el detector de mentiras si se realizan de un modo correcto", declaró Herman durante una emisión de la radio BBC.

"Puedo asegurarles que muchos de los testigos tienen versiones contradictorias, Lance (Armstrong) tuvo durante su carrera más de 600 compañeros y entrenadores", añadió el abogado.

"Once (de las 26 personas que testificaron en contra de Armstrong eran excompañeros de equipo) han dicho cosas, pero hay muchos otros que rechazan estas acusaciones", explicó Herman.

Armstrong, uno de los atletas más famosos del mundo que también es muy conocido por su trabajo en la lucha contra el cáncer, del que él mismo es un sobreviviente, se ha negado a impugnar los cargos de la USADA.

La UCI tiene 21 días para decidir sobre el informe de la USADA mientras el COI tiene un límite de ocho años para cambiar los resultados olímpicos y medallas a los condenados por dopaje.

Bach dijo que podría haber maneras de evitarlo en este caso.

"El informe de la USADA ha dado algunas indicaciones de la prescripción de la infracción se interrumpió al mentir Lance Armstrong sobre el dopaje. Tendremos que examinar para ver si esto es una manera de poder seguir el caso según la ley suiza".

Bach, un abogado que dirige la comisión jurídica del COI, también instó a Armstrong a hacer una confesión completa.

"Para que este procedimiento sea completo, sería bueno para el deporte y para sí mismo que Lance Armstrong deje de esconder la cabeza en la arena y salga con una confesión completa y abierta", destacó. "Es tarde pero no demasiado tarde; sería un proceso de limpieza".

El gerente del equipo estadounidense durante sus victorias en el Tour, Johan Bruyneel, está entre las otras cuatro personas acusadas por la USADA de infringir las leyes antidopaje. Bruyneel se está defendiendo de las acusaciones.
XS
SM
MD
LG