Enlaces de accesibilidad

Biden y Ryan debatirán sentados y ante un reducido público


Vista de los preparativos en el escenario del recién renovado centro Norton para las Artes de la universidad Centre College de Danville, que será hoy, jueves 11 de octubre 2012, la sede del debate entre el vicepresidente estadounidense, Joe Biden, y su ri

Los temas que se tratarán permanecen en secreto, y los organizadores sólo han adelantado que habrá una mezcla de temas de interés nacional y de política exterior

El vicepresidente de EE.UU., Joseph Biden, y el candidato republicano Paul Ryan mantendrán este jueves su debate vicepresidencial sentados ante una mesa de madera y un público apenas superior a las 1.000 personas en Danville (Kentucky).

El auditorio del Centro Norton para las Artes en la universidad Centre College de Danville ha sido el elegido para el único cara a cara entre los "números dos" en la contienda electoral, que comenzará a las 7 de la noche, hora del este de Estados Unidos.

"Tengo ganas de que llegue el debate", dijo Biden a los periodistas que le acompañan en el avión vicepresidencial, donde negó que planee "esconderse detrás de las cuerdas" para después sorprender a su oponente con un ataque, como sugirieron los reporteros.

Ryan, por su parte, lleva semanas estudiando más de 40 páginas de material que acarrea en un maletín a todas partes, con el fin de prepararse para su primer debate a nivel nacional. "Esto es algo nuevo para mí y me lo tomo muy en serio", dijo en una entrevista con la cadena CNN.

Igual que en el debate de 2000, la Comisión para los Debates Presidenciales (CPD) ha optado por evitar los tópicos atriles y situar a los candidatos sentados a ambos lados de la moderadora del debate, la corresponsal para política exterior de la cadena ABC Martha Raddatz.

"Creemos que el estar sentados ayuda a mejorar y promover la conversación entre los candidatos. Si prescindimos de la distancia y del aspecto algo rígido de un debate desde atriles, podemos ayudar a los candidatos y a la moderadora a entrar en un flujo de diálogo muy cómodo", dijo a Efe la directora ejecutiva de la CPD, Janet Brown.

Al contrario que en el debate de la semana pasada entre el presidente de EE.UU., Barack Obama, y su rival republicano, Mitt Romney, los temas que se tratarán permanecen en secreto, y los organizadores sólo han adelantado que habrá una mezcla de temas de interés nacional y de política exterior.

"La moderadora elige los temas, y por ahora sólo ella conoce las preguntas", apuntó Brown.

La esposa de Biden, Jill, y la de Ryan, Janna, se sentarán en la primera fila de un auditorio de dos pisos que normalmente tiene capacidad para 1.470 personas, pero del que han debido quitarse buena parte de los asientos para acomodar seis grandes cabinas de las principales cadenas de televisión.

Unos pocos estudiantes de Centre College tendrán la posibilidad de presenciar el debate en directo, mientras que el resto podrán verlo en una pantalla gigante instalada en el campus de Danville, que hoy celebra un festival durante todo el día con música en directo, especialmente el tópico "bluegrass".

La universidad espera que "decenas de millones de personas en todo el mundo" sigan por televisión o Internet el desarrollo del debate, indicó a Efe Michael Strysick, director de comunicaciones de Centre College.

El récord de audiencia en un debate vicepresidencial se registró en el último, el de 2008 entre Biden y la aspirante republicana Sarah Palin, cuando 70 millones de personas siguieron el intercambio.

"Todo el mundo quería ver un intercambio desastroso entre Biden y Palin. Pero los dos lo hicieron bien", recordó a Efe Benjamin Knoll, profesor de ciencias políticas del Centre College.

En esta ocasión, las expectativas también parecen altas: ocho de cada diez votantes en los estados clave de Colorado, Virginia y Wisconsin planean ver el debate, según una encuesta publicada hoy por el diario The New York Times y la Universidad Quinnipiac.

XS
SM
MD
LG