Enlaces de accesibilidad

Departamento de Estado: no hubo protesta en Bengazi antes del ataque contra EE.UU.


La administración Obama explicó primero el ataque en Bengazi, Libia, como una protesta "secuestrada". Luego se precisó que había sido un plan terrorista. En la foto, un atacante armado frente a las llamas.

Las aclaraciones "off the record" a la prensa precedieron a una audiencia este miércoles sobre el asunto en un Comité de la cámara baja.

En vísperas de una audiencia en la Cámara de Representantes sobre el ataque contra el Consulado de Estados Unidos en Bengazi, Libia, que cobró la vida del embajador Christopher Stevens y otros tres estadounidenses, funcionarios del Departamento de Estado aclararon a la prensa que esa cancillería nunca concluyó que el suceso se derivara de una protesta como se informó inicialmente.

En un relato detallado del ataque del pasado 11 de septiembre, las fuentes, que hablaron a condición de mantener el anonimato, precisaron que no había "nada inusual" antes del ataque en el sitio donde radica el Consulado, y que nunca concluyeron que el asalto fuera provocado por una protesta en contra de un vídeo anti-islámico.

La Audiencia de este miércoles ha sido convocada por el Comité de Supervisión y Reforma del Gobierno de la cámara baja, dominada por los republicanos.

Cinco días después del ataque, la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Susan Rice, reiteró en una serie de entrevistas que la administración Obama creía que la violencia no había sido planeada, sino que extremistas armados "secuestraron" una protesta y la convirtieron en un ataque.

Más tarde se aclaró que fue un acto terrorista planificado. El Departamento de Estado está llevando a cabo su propia investigación sobre el incidente.

El ataque se ha convertido en un tema de la carrera presidencial, descollando en recientes críticas del candidato republicano Mitt Romney a la conducción de la política exterior por el equipo de Obama. La administración asegura por su parte que proporcionó la mejor información de inteligencia que tenía en el momento sobre el ataque, y luego perfeccionó su explicación a medida que se fueron conociendo más datos.

El Embajador de EE.UU. en Libia, Christopher Stevens, pereció en el ataque
El Embajador de EE.UU. en Libia, Christopher Stevens, pereció en el ataque
Además del origen del ataque en Bengazi, el Congreso está investigando si existía la seguridad adecuada en el lugar.

Entre los programados para testificar en la audiencia de este miércoles figura el ex jefe de la seguridad de los diplomáticos estadounidenses en Libia, Eric Nordstrom.

La agencia Associated Press dice haber tenido acceso a un correo electrónico de Nordstrom a un investigador del Congreso, en el que afirma que explicó a Washington que la seguridad en el área era frágil y podía degradarse, por lo cual solicitaba más personal de seguridad para la misión en Bengazi.

Para argumentar su petición, se refería a un documento del Departamento de Estado que detalla 230 incidentes de seguridad en Libia de junio de 2011 a julio de 2012. En cambio –agrega Nordstrom -- se le orientó normalizar las operaciones y reducir los recursos de seguridad.

Según el representante republicano por California Darrell Issa, presidente del Comité de Supervisión y Reforma del Gobierno que se ocupa de la investigación, el Departamento de Estado denegó repetidas solicitudes para proporcionar más seguridad a los diplomáticos estadounidenses en Libia.

Pero esa cancillería asegura que nunca recibió una solicitud para extender los servicios de un contingente militar más allá de agosto, y precisa que sus efectivos fueron remplazados por un equipo de seguridad con las mismas capacidades.

Los demócratas del Comité de Supervisión han criticado fuertemente a Issa, calificando su investigación de "en extremo partidista".

Un memorándum demócrata sostiene que “el presidente del comité y su equipo no consultaron con los miembros demócratas antes de cursar cartas públicas con alegaciones no verificadas; ocultaron testigos y se negaron a poner a disposición de los miembros demócratas a uno de los citados a la audiencia; retuvieron documentos obtenidos por el Comité durante la investigación; y excluyeron de hecho a los integrantes demócratas de participar en la mal planificada visita de una delegación del Congreso a Libia".

Enfatizan asimismo que en los últimos dos años los republicanos de la Cámara votaron para recortar unos 459 millones de dólares de los fondos solicitados por la administración Obama para seguridad de las embajadas

Pero el “memo” demócrata también detalla que Nordstrom dijo a investigadores del Comité que él envió cables al Departamento del Estado en marzo y julio de 2012 solicitando más agentes de seguridad diplomática para Bengazi, sin obtener respuesta.

Según la nota, el encargado de la seguridad de los diplomáticos se quejó de que Charlene Lamb, subsecretaria de Estado adjunta para Programas Internacionales, procuró mantener “artificialmente bajo” el número de efectivos de seguridad estadounidenses en Bengazi. De acuerdo con Nordstrom, Lamb creía que las instalaciones dilplomáticas de EE.UU. en esa ciudad libia no necesitaban ningún dispositivo especial de seguridad, porque contaban, para casos de emergencia, con un refugio residencial seguro .
XS
SM
MD
LG