Enlaces de accesibilidad

Consejo de Seguridad condena ataque sirio contra Turquía


Fotografía de archivo de miembros del Consejo de Seguridad de la ONU.

El ataque con morteros se produjo el miércoles y Turquía respondió atacando objetivos sirios ese día y el jueves

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas condenó el jueves un ataque sirio con morteros en una ciudad fronteriza turca que dejó cinco muertos y exigió que "tales violaciones de la ley internacional se detengan de manera inmediata y no se repitan".

En un acuerdo poco común, la declaración condenó el ataque "en los términos más enérgicos" y se produjo después de que Rusia rechazó un texto inicial sobre el incidente y propuso una versión diluida que instaba tanto a Turquía como a Siria a contenerse, señaló la agencia Reuters.

Los miembros occidentales del consejo pusieron objeciones al texto de Moscú, pero revisaron el borrador original para incluir algunas de las inquietudes rusas.

El consenso en el seno del consejo en un asunto vinculado con Siria es inusual. El organismo lleva más de un año estancado respecto al conflicto de 18 meses que vive el país, dado que Rusia y China rechazan los llamamientos a sancionar a Damasco.

La declaración final de los 15 miembros del Consejo de Seguridad "insta al Gobierno sirio a respetar totalmente la soberanía y la integridad territorial de sus vecinos" y "demanda que tales violaciones de la ley internacional se detengan inmediatamente y no se repitan".

"Los miembros del Consejo de Seguridad pusieron de relieve que el incidente resaltó el grave impacto que tiene la crisis de Siria en su seguridad y la de sus vecinos y sobre la paz y estabilidad regionales", dijo.

El ataque con morteros se produjo el miércoles y Turquía respondió atacando objetivos sirios ese día y el jueves.

La agencia AFP dijo que Turquía obtuvo el jueves luz ver de su Parlamento para continuar las represalias militares contra Siria al día siguiente del bombardeo contra la localidad turca de Akçabale (sureste), pero aseguró que no desea la guerra con su vecino.

Tras varias horas de debates a puerta cerrada, la Asamblea Nacional turca, en donde el partido del primer ministro Recep Tayyip Erdogan dispone de una confortable mayoría, autorizó formalmente al gobierno a llevar a cabo operaciones militares en Siria en nombre de la "seguridad nacional".

Erdogan intentó no obstante tranquilizar a los que ven en esta autorización el riesgo de una peligrosa escalada militar y afirmó que Turquía no tiene como meta declarar la guerra a Siria.
XS
SM
MD
LG