Enlaces de accesibilidad

Abogado: Gross podría estar padeciendo un cáncer sin recibir tratamiento


Los abogados de Gross proporcionaron estas fotos de Gross antes de su arresto y ahora.

Un radiólogo estadounidense que examinó imágenes de una masa de tejido blando en un hombro del contratista, cree que fue mal diagnosticada en Cuba.

Alan Gross, el contratista estadounidense encarcelado en Cuba por proveer equipos de internet y conexión inalámbrica a la red a grupos judíos de la isla, podría estar sufriendo un cáncer sin tratamiento, de acuerdo con una revisión independiente de su hoja clínica, reveló su abogado Jared Genser.

Un comunicado publicado por Genser cita al radiólogo norteamericano Alan Cohen, según el cual, "Gross tiene un problema médico, potencialmente mortal, que no se ha evaluado adecuadamente aplicando normas médicas modernas".

Cohen examinó ecografías y tomografías computarizadas, realizadas por médicos cubanos, de una masa no identificada detrás del hombro derecho de Gross. La esposa de éste, Judy, citó el problema después de una reciente visita a su marido.

De acuerdo con Genser, los médicos cubanos diagnosticaron la masa como un "hematoma", y le dijeron a Gross en mayo que desaparecería al cabo de unos meses,. Para Cohen, en cambio, "debe asumirse que una masa de tejido blando en un adulto que ha perdido mucho peso representa un tumor maligno, a menos que se demuestre que es benigno".

Debido a que Gross ha bajado 105 libras desde que fue detenido en diciembre del 2009, Cohen llegó a la conclusión de que la masa en el hombro derecho de su cliente requiere con urgencia de una evaluación médica adecuada, incluyendo una resonancia magnética "y posiblemente una biopsia, preferiblemente en una instalación médica de Estados Unidos".

"Los médicos del gobierno cubano, o son culpables de negligencia profesional grave, o de forma intencionada están ocultando la que podría ser una enfermedad mortal", sostuvo Genser.

Judy Gross informó que pudo ver a su esposo diariamente durante los cinco días que pasó en Cuba el mes pasado, en su primera visita a la isla en más de seis meses. Pero a su regreso declaró que teme que Alan no sobreviva a su largo encarcelamiento.

“Parece una víctima de un campo de concentración”, dijo la señora Gross en una breve entrevista con el portal Café Fuerte. Fotos comparadas de Alan Gross antes de su detención y ahora, muestran su marcada depauperación física.

Gross fue condenado en Cuba a 15 años de prisión, y perdió su apelación final, sin opciones legales en el sistema jurídico cubano.

El abogado Genser, fundador de la organización Freedom Now, que labora por la liberación de los presos de conciencia en todo el mundo, ha presentado una denuncia ante el Grupo de Trabajo para las Detenciones Arbitrarias de la ONU. El cuerpo no tiene poder de ejecución, pero se cree que un fallo favorable a Gross podría aumentar la presión internacional.

Sin embargo, las autoridades cubanas insisten cada vez más en vincular la situación de Gross con la de sus cinco espías convictos, miembros de la Red Avispa que recibieron largas penas de prisión en Estados Unidos. Washington ha dejado claro que no considerará un canje.

El gobierno cubano no hizo comentarios inmediatos sobre la declaración de Cohen, pero ha dicho previamente que Gross tiene un estado de salud "normal".

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG