Enlaces de accesibilidad

Revista propicia ambiente de debate y discrepancia en la isla


Hirán Hernández (d), Carlos Alzugaray (c) y Mayra Espina (Foto Iván García) en uno de los debates de Espacio Laical.

La revista Espacio Laical, editada por el Centro Cultural Félix Varela, ha conquistado espacios para la tolerancia, la discusión y la crítica al organizar eventos con representantes de diversos sectores y tendencias de la sociedad cubana y el exilio.

Varios intelectuales, profesores universitarios, periodistas y economistas, entre otros cubanos, asisten con frecuencia a los seminarios, conferencias y debates que organiza la revista católica Espacio Laical.

Se trata de un proyecto del Centro Cultural Padre Félix Varela, de la Arquidiócesis de La Habana, que ha organizado encuentros con representantes de diversos sectores y tendencias de la sociedad cubana e inclusive de los exiliados cubanos.

Algunos de los editores y redactores principales de la revista viajan con frecuencia al extranjero para impartir conferencias y tomar parte en seminarios sobre Cuba.

En estos eventos, la diversidad ha sido un elemento presente, algo inusual en las reuniones en la Isla. "Había suficiente libertad de expresión para decir cualquier cosa", señaló el bloguero y periodista cubano Reinaldo Escobar, quien indicó que él planteó que este tipo de discusiones se abra a otras corrientes.

"Que ese abanico tendría que abrirse un poco más y deberían participar en esa discusión gente de las esferas gubernamentales; esas personas que piensan que el socialismo es irreversible, irreformable (...) y creo que ese es el debate que está pendiente en nuestro país", señaló Escobar a martinoticias.com

El periódico mexicano La Jornada dijo este fin de semana, en relación al evento que se realizó el pasado 10 de septiembre, que "en el debate se analizaron temas álgidos del sistema político cubano, como el partido único, el pluripartidismo, el sistema electoral, el ejercicio del poder, la elección y los atributos del jefe de Estado, las organizaciones sociales, los derechos ciudadanos y la Constitución de 1976, reformada en 1992".

"Está bien que se haga este debate. No estoy descalificándolo porque no hayan estado presentes sus polos más extremos, pero creo que hay que ampliarlo y llevarlo a sus máximas consecuencias. Es una buena oportunidad para que pueda ir creciendo en nuestra sociedad el hábito de discrepar sin que tengamos que pagar por ello una terrible consecuencia", manifestó Escobar.

También dijo que "la postura de la Iglesia Católica, que es muy controvertida en muchos sentidos, apunta en una buena dirección cuando favorece estos debates".

Escobar señaló que en ese tipo de debate celebrado en el antiguo Seminario de San Carlos, en La Habana Vieja, puede participar cualquier persona. "Todo el que llega a la puerta entra. No hay que presentar una credencial ni hay que mostrar una invitación ni hay que pagar la entrada".

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:35 0:00
XS
SM
MD
LG