Enlaces de accesibilidad

El crimen de los heladeros cubanos


La heladería donde trabajaban los hermanos Rico.

Uno de los hermanos cubanos que están implicados en el doble asesinato de un matrimonio italiano en la localidad de Lignano, en el norte de Italia, se encuentra en Cuba, prófugo de la justicia italiana.

Laborde Reiver Rico, de 24 años, huyó a Camagüey, Cuba después de haber asesinado junto a su hermana Lisandra Aguila Rico, de 21 años, a un matrimonio en la localidad de Lignano, en el norte de Italia.

La muchacha no resistió los interrogatorios de la comisaría de policía de Udine, que había dado con ella gracias a unas pruebas de ADN, y confesó el crimen. Fue detenida inmediatamente y está recluida en una prisión de Trieste.

"No era mi intención en absoluto que las cosas acabaran así", dijo Lisandra durante el interrogatorio, según informes de su abogado, Charles Serbelloni.

Los hermanos vivían en Italia desde 2009 y trabajaban en la heladería “El rey de helado”, propiedad de su madre Emilia Sandra Rico, de 39 años, y su esposo un italiano con quien tiene dos hijos.

El comercio está justo frente al negocio de las víctimas.

Rosetta Sostero y Paolo Burgato, fueron asesinados durante la noche del 18 y 19 de agosto en su villa en Lignano Sabbiadoro. Según los investigadores, hay indicios de que también fueron torturados en el garaje-lavadero antes de ser asesinados.

En estos momentos los investigadores han iniciado contactos con las autoridades cubanas para pedir la extradición del sospechoso, proceso que pudiera ser complejo pues ambos países no cuentan con un tratado de ese tipo.

Los investigadores creen que el motivo del asalto fue un intento de robo que fracasó (los asesinos no pudieron encontrar 90 000 euros que el matrimonio guardaba en la casa) y que acabó en un doble asesinato, luego que uno de los cónyuges reconoció a los asaltantes.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG