Enlaces de accesibilidad

Internet para los cubanos, un clamor general


Varias personas consultan Internet en una "sala de navegación", perteneciente a la empresa estatal Correos de Cuba.

Estudiantes, profesores, periodistas, opositores y blogueros oficialistas coinciden en reclamar el libre acceso a Internet

El gobierno cubano continúa colocando barreras para impedir que la población tenga libre acceso a la Internet, pero no se da cuenta de que es imposible frenar el desarrollo, afirmó Anddy Sierra Álvarez, creador del blog Cubanos con Derechos.

Sierra dijo a martinoticias.com que el gobierno vive en el pasado y no quiere correr el riesgo de que los cubanos se enteren de lo que ocurre en otros países y de que soplan vientos de libertad en el mundo.

“El problema está en que ellos piensan que se les iría el control que tienen sobre la ciudadanía (…) parece que tienen miedo por lo que sucedió en los países árabes”.

Señaló que la situación en la isla ha cambiado mucho y que el cubano de hoy en día quiere estar mejor informado y busca noticias “que no se publican oficialmente en la prensa, en la radio y en la televisión (estatal)”.

El periodista Fernando Ravsberg escribió en bbc.co.uk que “desde hace más de un año debería estar funcionando un cable submarino que aumentaría 3.000 veces la conectividad cubana; sin embargo, eso no ha ocurrido y los dirigentes del Ministerio de Comunicaciones se niegan a dar una explicación”.

El especialista en Comunicación del Instituto Superior de Arte (ISA), Carlos Alberto Pérez, manifestó desde su blog chiringadecuba.com que “hoy moría de sana envidia mientras leía en Yahoo Noticias que en Argentina los accesos residenciales a Internet crecieron 53,2 % a unos 9,8 millones de usuarios, entre junio del 2012 e igual mes del año pasado”.

Y agregó que el artículo informaba que “este crecimiento estuvo impulsado por un alza de 54,7 % en las conexiones de banda ancha, en detrimento de las telefónicas y de acceso gratuito”.

"Pensando en la funesta labor del multimillonario monopolio de las telecomunicaciones en Cuba, ETECSA, el secretismo de Estado, y en lo delicado que se ha convertido un tema supuestamente tan “natural” como este en mi país, me da vergüenza que a más de un año de la presencia de un potente cable de fibra óptica en Cuba, se lleven de la mano y hasta la máxima expresión -silencio y complicidad- por parte de las autoridades pertinentes".

"Sobre todo cuando esta vez la comparación no se hace como cliché con grandes potencias o países súper-desarrollados como los Estados Unidos, Canadá, Francia, Alemania o Inglaterra, sino con una nación subdesarrollada (o en vías de desarrollo) de nuestro pobre continente que como muchos otros, ha encontrado la manera de impulsar entre las disímiles de prioridades que se tienen hoy día en una nación, el importante favorecimiento al acceso libre de los ciudadanos a la red de redes", criticó el colaborador habitual del Semanario Trabajadores, CubaDebate y el Portal digital CubaSí.

Sierra, licenciado en Cultura Física, señala que siempre ha tenido atracción por la tecnología y mucho más por el ciberespacio. Añadió que “el comentario siempre ha sido el mismo desde que se mencionó lo del cable; eso va a llegar solamente a los hijos de mamá y papá o personas confiables al Gobierno”.
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:28 0:00

Según Ravsberg circulan rumores de que “el cable está operativo y que solo lo usa el Ministerio del Interior (…), o que está a punto de iniciarse el juicio contra los máximos responsables de esta estafa millonaria”.

Por cierto, otra herramienta tecnológica comienza a moverse rápidamente en este mundo imparable del desarrollo. Se trata del super Wi-Fi (mecanismo de conexión de dispositivos electrónicos de forma inalámbrica), que es probado en este momento en varios estados norteamericanos con velocidades de hasta 22 mbps con una cobertura superior a los 100 kilómetros.

Ravsberg dice que “los comunistas la califican de arma para la guerra de la información contra Cuba”.

Polo Avilés, un lector de chiringadecuba.com, comentó que “antaño a los esclavos no se les permitía acceder al conocimiento y diseminarlo, con el sencillo recurso de prohibirles aprender a leer y escribir; en este siglo XXI no saber usar una computadora y no estar conectado a la red, es ser tan analfabeto como los esclavos del pasado”.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG