Enlaces de accesibilidad

En relativa calma el mundo islámico tras una semana de protestas contra EE.UU.


La rama yemenita de A lQaida llamó a repetir ataques como el perpetrado en el Consulado de EE.UU. en Bengazi, donde murieron cuatro empleados de la legación.

La tranquilidad retorna a los países del Oriente Medio y el Magreb pero las protestas continúan en otros polos del islamismo.

Una relativa calma retornaba este sábado a puntos focales del mundo musulmán que habían estado convulsionados por varios días de airadas protestas --en varios casos violentas y mortales-- provocadas por la difusión en la Internet de un video interpretado como anti-islámico.

En Egipto, columnas de humo se elevaban en la plaza Tajrir de El Cairo mientras los bomberos apagaban los fuegos remanentes de una noche de enfrentamientos entre los manifestantes y la policía, que dejó un saldo de un un manifestante muerto.

Fuerzas egipcias cerraron el viernes el área que rodea a la embajada de EE.UU. en El Cairo, y detuvieron a decenas de manifestantes durante la noche y la madrugada.

En Sudán, donde las protestas también dejaron un manifestante muerto, la policía patrullaba este sábado las calles de Jartum mientras el tráfico circulaba normalmente frente a las embajadas de Estados Unidos, el Reino Unido y Alemania, cuyas instalaciones todavía muestran los daños infligidos por la violencia.

En otros países que fueron escenario de los disturbios, como Túnez y Yemen, se respiraba más tranquilidad. Pero durante la jornada sabatina tuvieron lugar nuevas protestas en Afganistán, la India y Sydney, Australia. En esta última ciudad algunos manifestantes llevaban pancartas que instaban a decapitarr a quienes insulten al profeta Mahoma.

La ola de protestas fue provocada por un video de 13 minutos de duración que circuló en Internet con varios títulos, uno de ellos, "La inocencia de los musulmanes". La cinta describe a Mahoma como un mujeriego y un tonto.

También este sábado, la rama de la red terrorista al-Qaida en Yemen exhortó a seguir atacando las embajadas de EE.UU., y citó como ejemplo a seguir el mortal ataque del martes contra el Consulado de EE.UU. en Bengazi, Libia, donde perecieron a manos de los intrusos cuatro estadounidenses que trabajaban en la legación, incluido el embajador Christopher Stevens

Funcionarios estadounidenses y libios creen que el ataque, que coincidió con el aniversario de los atentados terroristas del 2001 en Nueva York y Washington, fue planeado, y que los organizadores utilizaron la protesta como cobertura.

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, encabezó el viernes una ceremonia en honor de los fallecidos en Bengazi, y prometió firmeza contra la violencia.

Al menos cinco manifestantes perecieron durante los disturbios a lo largo de la semana: dos en Túnez, uno en el Líbano, otro en Egipto, y por lo menos uno en Sudán.
XS
SM
MD
LG