Enlaces de accesibilidad

Ryan criticó ausencia de Dios en plataforma demócrata


Fotografía de archivo.

También tachó de "trágico" que los demócratas hayan excluido de su plataforma el apoyo de Estados Unidos a Jerusalén como capital de Israel porque, a su juicio, se es un asunto donde hay consenso bipartidista

El candidato a la Vicepresidencia por el Partido Republicano, Paul Ryan, criticó el miércoles que los demócratas hayan excluido de su plataforma cualquier mención de Dios y del apoyo de EE.UU. a Jerusalén como la capital de Israel.

Durante una entrevista con el programa televisivo "Fox & Friends", Ryan calificó como "algo peculiar" que la plataforma aprobada ayer por los 6.000 delegados demócratas en la convención en Charlotte (Carolina del Norte) haya eliminado la referencia a Dios en el documento.

"Eso no va con nuestros documentos fundacionales, con nuestra visión fundacional (como país). Diría que habría que preguntarle a la Administración (de Barack) Obama por qué eliminaron todo este lenguaje de su plataforma", dijo Ryan, uno de los líderes conservadores más visibles de la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

Sin embargo, la plataforma demócrata incluye un apartado sobre la libertad religiosa, al indicar que la fe "siempre ha sido una parte central" de la historia de Estados Unidos.

La plataforma aprobada durante la convención nacional republicana en Tampa (Florida) la semana pasada, incluye 12 menciones a Dios en su documento, un ideario de los conservadores que se oponen, por ejemplo, al aborto y los matrimonios homosexuales.

Por otro lado, Ryan también tachó de "trágico" que los demócratas hayan excluido de su plataforma el apoyo de Estados Unidos a Jerusalén como capital de Israel porque, a su juicio, ése es un asunto donde hay consenso bipartidista.

El candidato presidencial republicano, Mitt Romney, viajó a Israel, en el marco de una gira internacional la última semana de julio pasado, que incluyó Inglaterra y Polonia y estuvo pensada para reforzar su portafolio de política exterior.

La plataforma demócrata aprobada en el encuentro cuatrienal de 2004 s apoyaba a Jerusalén como capital del Estado judo.

Una ley aprobada en 1995, durante la presidencia de Bill Clinton, designa a Jerusalén como la capital israelí y estipula que la embajada de EE.UU., ahora en Tel Aviv, sea trasladada a esa ciudad.

Pero desde entonces, los presidentes de turno en Estados Unidos han firmado exenciones, cada seis meses, para suspender esa parte de la ley de 1995, en base a intereses diplomáticos y de seguridad.

En la actualidad, la Administración Obama ha dicho que apoya que el asunto sobre el estatus de Jerusalén se resuelva mediante negociaciones entre israelíes y palestinos.
XS
SM
MD
LG