Enlaces de accesibilidad

Un cuentrapropista en Charlotte


Restaurante cubano en Carolina del Norte

En el interior del restaurante paisajes y motivos que exaltan la cultura cubana en un rincón de Carolina del Norte, donde gente laboriosa de Cuba y América Latina trabaja con tesón.

La iniciativa empresarial del cubano no conoce fronteras. Dondequiera que llega florece como si fuera suya la clave de Arquímedes: "dadme un punto de apoyo y moveré el mundo".

Encontré a mi cuentapropista en el restaurante cubano, "A Piece of Havana" (un pedacito de La Habana), ubicado en un edificio de amplios ventanales, impecable limpieza y ambiente acogedor. Un mural cuenta la historia de la Cuba de hoy, demacrada y famélica, que permuta sus ruinas.

El hermano de la dueña, Juan Antonio Vargas, que allá en la isla empeñaba toda su energía en "resolver", ahora tiene una ocupación permanente de cocinero. Llegó hace sólo dos meses y dice que se siente muy bien y muy contento.

Fue toda una sorpresa encontrar en el interior del restaurante paisajes y motivos que exaltan la cultura cubana en un rincón de Carolina del Norte, donde gente laboriosa de Cuba y América Latina trabaja con tesón. La dueña cubana, Belkys Vargas, le ha confiado el negocio a Anita Mata, una joven mexicana laboriosa y atenta que nos recibió como en familia. Basta observar el ambiente para percibir que el negocio marcha bien.

Nos aseguran que preparan 150 mojitos diarios y que no lo hay mejor en la ciudad. Entre taburetes con respaldar de cuero que recuerdan los campos de Cuba, el antiguo cuentapropista nos dice que "esto es un mundo muy distinto. Aquí tienes posibilidad de trabajar, de tener tu propio negocio. No se cómo explicarte¨.

Es evidente que los cubanos han triunfado en Estados Unidos, y que si a los cubanos de la isla les dieran la oportunidad de trabajar por cuenta propia con entera libertad también triunfarían.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG