Enlaces de accesibilidad

En Cuba corre mejor suerte el cadáver del familiar que tenga divisas


Fotografía de archivo de la funeraria Bartolomé de Santiago de Cuba.

Una mujer tuvo que pagarle 20 dólares y regalarle dos blusas a una funcionaria de la funeraria de Calzada y K, en La Habana, para agilizar el funeral de un familiar

Los servicios fúnebres en Cuba no escapan a la crisis económica. De hecho funerarias, crematorios y cementerios están jujetos a las mismas reglas que hoy imperan en los negocios cubanos: la precariedad; la calidad del servicio sujeta al del tipo de moneda conque se pague y por supuesto la corrupción.

Como siempre las divisas garantizan la higiene, la rapidez y la calidad de los servicios.
El servicio de refrigeración para los cadáveres que esperan por la llegada de algún familiar del extranjero o la cremación se realizan en las funerarias de Calzada y K (tiene 15 neveras en funcionamiento) y La Nacional, ubicada en Infanta y Peñalver con capacidad para 6 cadáveres.

“Mantener un cadáver en un área refrigerada cuesta 50 pesos cubanos diarios, pero para cremarlos debe hacerse una cola que dura varios días”, dijo desde la capital cubana Ricardo Medina a martinoticias.com

“Si la persona quiere algún adelanto debe pasarle dinero extra a los funcionarios. Mi vecina que vino de Venezuela, porque su mamá falleció, tuvo que pasarle 20 dólares a la funcionaria y además hacerle regalos”, cuenta Medina.

En Guanabacoa está ubicado el lugar donde se realizan las cremaciones en Ciudad Habana y hacia allí se transportan los cadáveres para el proceso de cremación.

Una vez cremados los cadáveres, las familias deben pagar según el destino de las cenizas. “Si van a ser sacadas del país son 255 CUC y en el caso de que se queden en Cuba, 340 pesos moneda nacional”, detalló Medina.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:10 0:00

Manuel Varona Latorre, residente de Camagüey dijo que “entre comillas es gratis el servicio en la funeraria, pero le cobran a los familiares por las coronas (…) los que tienen más dinero compran las que tienen más calidad. Se cobra el café, pero lo que dan es una cuota, no es que hacen todo el que quiere la familia. O sea, la familia tiene que comprar de contrabando el café cuando ya se ha consumido todo el café de la cuota en la funeraria, una libra más o menos, que tiene para las 24 horas”.
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:49 0:00

Yordan Marrero Huerta, quien también vive en Camagüey dijo que aunque “la caja de muerto eso es gratuita, es de pésima calidad de elaboración (…) y lo que si son muy costosas son las coronas. Una corona oscila entre 25 y 50 pesos cubanos”, dijo residente de Camagüey.

Marrero señaló a martinoticias.com que “el transporte hay que pagarlo también. Se puede alquilar, tú lo alquilas según la distancia y pueden ser 40 o 50 pesos”.
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:10 0:00

Desde la funeraria situada en el municipio camagüeyano de Sibanicú dijeron que “aquí no se está cobrando ni la caja ni nada, aquí lo único que se cobra son las coronas. Usted va al jardín y las manda a hacer; hay coronas de 23 pesos, de 12, de 10, cojincitos”.

En Villa Clara, hicimos contacto con la antigua Funeraria Camacho, donde reiteraron que los familiares no tienen que pagar por tener al muerto en su centro.

“Es un servicio gratis. Lo que si hay que pagar es el servicio de cafetería. Eso si, tienes que pagar el café y la merienda que consumas, el cementerio y depende de la hora un contrato de guagua para ir al cementerio y regresar aquí a la funeraria y que vale 35 pesos”, indicó la persona encargada de ofrecer información al público.

Según esta funeraria, si el fallecido llega por la mañana se tiene que ir “al otro día por la mañana; depende de la hora en que se muera”. La recepcionista manifestó que si el cadáver está bien preparado se supone que el máximo de tiempo que esté en el centro son 12 horas y que si por alguna otra razón tiene que permanecer más horas, el preparador “le pondría un poquito de formol, nada más. Aquí lo que se utiliza es eso”.

Leticia Ramos Leticia Ramos, residente de Matanzas, asegura que la conservación de los cadáveres en cámaras frías cuando se espera por un familiar que viene del extranjero se paga por horas, pero desconoce el precio exacto que deben pagar.

Según Ramos, en ese caso el trámite debe realizarse en medicina legal de su provincia. “Aquí en Matanzas las funerarias no se encargan de eso, es en medicina legal donde los mantienen”.
XS
SM
MD
LG