Enlaces de accesibilidad

Para el régimen el pueblo cubano es la rémora


Camaguey
Un mecanismo interesante de la prensa cubana es la costumbre de dar la culpa al cubano corriente de los problemas a los que, muy de vez en cuando y por arriba, menciona en sus páginas. En más de una ocasión, si bien en las noticias que publican pueden llegar a reconocer que las autoridades no han cumplido debidamente con su deber, se subraya ante todo, de forma más desacomplejada y también con más inquina, la culpa que el pueblo tendría supuestamente en los problemas que afectan hoy la Isla. La víctima normalmente no tiene presencia en las páginas de la prensa cubana, de ella se habla pero no conocemos prácticamente nada de lo que piensa u opina, no tiene jamás ni la más mínima posibilidad de defenderse ante los lectores del “órgano oficial del Partido Comunista”. La víctima no tiene ni voz ni voto, no dispone de mecanismos para llegar a la gran audiencia, por lo que jamás se podrá contrastar su versión de los hechos. Granma sentencia y no hay discusión posible.

Este ritual perverso se repite ahora en un momento crítico en varios puntos de la Isla donde el dengue hace estragos. El periódico castrista ha informado sobre la crítica situación que se vive en Camagüey. En su última edición se refiere a la situación “compleja” que se vive también en Santiago de Cuba. En esta ciudad informa que han sido impuestas 100 multas a familias que no tenían en sus casas las condiciones higiénicas necesarias para evitar convertirse en “focos” del mosquito Aedes aegypti, que es el que transporta el virus del dengue. Los medios pasan por alto la situación higiénica desastrosa del espacio público, según las múltiples informaciones y evidencias publicadas en blogs independientes durante las últimas semanas. Y eso a pesar de que el régimen afirma contar con todos los recursos materiales para hacer frente a estos focos. Las calles, de acuerdo con los testimonios que llegan a través de la red, están en llamas.

El blog Nueva Luz Cubana, escrito desde Camagüey, ha estado publicando fotos del estado en el que se encuentran algunas zanjas en esa ciudad. Basta echar un vistazo a las imágenes para comprobar que la degradación de las infraestructuras es severa y mientras no se pueda hacer frente a su reparación los problemas van a ir incrementándose. Por otro lado, Granma no dice nada del problema que hay en los hogares cubanos de acceso a productos higiénicos. Y esto es lo que los blogueros cubanos cuentan. La gente corriente no tiene recursos para invertir en productos de higiene fundamentales. Y también es cierto que en las tiendas tampoco los hay. Sería interesante poder dilucidar de entre esas 100 familias que han sido multadas por no tener unas condiciones higiénicas óptimas en sus casas cuántas de ellas no han tenido la oportunidad de comprar los productos de limpieza que serían necesarios para evitar esa sanción.

Entre los diversos desamparos del cubano de hoy día está el de la falta higiene, el Estado es incapaz de ofrecer a los ciudadanos la posibilidad de mantener limpias sus casas. La higiene también le ha sido arrebatada al pueblo cubano. ¡Incluso eso! Ese es otro de los “logros” de un régimen que se vanagloria de ser una potencia médica. Y ya que mencionamos la potencia médica, sería interesante conocer la opinión de las autoridades sobre las acusaciones que nos llegan desde Internet en cuanto a las precarias condiciones de las instalaciones hospitalarias que están acogiendo a los afectados por el dengue. En tan malas condiciones están esos centros que algunas personas, que podrían padecer la enfermedad, han preferido quedarse en sus casas y evitar así ser recluidos por parte de las autoridades sanitarias. Precisamente de esta cuestión hablaba la bloguera Rebeca Monzó en un post reciente en su blog Por el ojo de la guja.
Hay muchas preguntas que las autoridades deberían responder pero que probablemente nunca conoceremos. Para los medios oficiales solo existe un culpable al que se puede señalar y juzgar públicamente sin temor a que se rebote: el pueblo cubano, sea como sea, siempre acaba pagando los platos rotos de la ineficiencia, la ineptitud y la incompetencia castristas. Según Granma, el gobierno siempre está a la altura de las circunstancias, pero el pueblo, en cambio, sería siempre la rémora.
  • 16x9 Image

    Joan Antoni Guerrero Vall

    Joan Antoni Guerrero Vall (Reus, España, 1979) es periodista licenciado en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). Ha trabajado y colaborado con agencias de noticias como Europa Press y ANA, con periódicos en lengua catalana como el AVUI, ARA, Diari d'Andorra o Diari de Tarragona, así como en el semanario El Temps, Nació Digital o la antigua COM Ràdio. Combina sus colaboraciones periodísticas con actividades de comunicación para instituciones educativas como la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) o también culturales. En 2009, tras varios viajes a Cuba, decidió crear un blog sobre la Isla. Bajo el título Punto Cuba, el autor pretende ofrecer una visión externa y desde la distancia sobre lo que sucede en la Isla, con especial interés sobre las dinámicas de oposición al gobierno cubano, tanto sobre el espacio físico como el digital, así como observar la lucha del pueblo cubano por la recuperación de sus derechos fundamentales. Colabora con Radio Martí desde 2010. Al mismo tiempo, forma parte del equipo que lanzó la versión en catalán de la plataforma de blogueros Global Voices, colectivo con el que obutvo el Premio Blogs Catalunya 2013 en la categoría de Nuevos Medios.
XS
SM
MD
LG