Enlaces de accesibilidad

La psiquiatría para castigar la disidencia en China


Una víctima del sistema de internamiento forzoso de China protesta en un Parque de Beijing. (chrdnet.com)

Cualquier alegación de discapacidad psicosocial permite a las autoridades encerrar a los opositores.

Un nuevo informe de la agrupación Chinese Human Right Defenders, dice que miles de chinos son enviados cada año a instituciones mentales en contra de su voluntad, a menudo por castigo o con fines políticos.

El informe agrega que muchos de ellos son encerrados por supuestas enfermedades mentales inducidas por medicación forzada, violencia y otras formas de maltrato, tales como choques eléctricos sin tener síntomas de trastornos mentales evidentes.

La organización no gubernamental con sede en China incluye en el reporte que los ciudadanos pueden desaparecer indefinidamente, basada en la existencia o la mera alegación de una discapacidad sicosocial declarada por familiares, empleadores, la policía u otras autoridades del Estado que quieren deshacerse de los opositores.

El documento, titulado "Los rincones más oscuros: Abusos de internamiento involuntario de siquiatría en China" insta a Pekín a respetar los acuerdos de la Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, que China ratificó en el 2008.
XS
SM
MD
LG