Enlaces de accesibilidad

¿Es cierto que la mayoría de los empleados estatales ahora son cuentapropistas?


No es cierto, el sector estatal sigue concentrando la mayor parte de la fuerza laboral de Cuba y los trabajadores estatales que han pasado al sector privado no son ni lo suficientemente numerosos, ni un flujo sostenido como para tenerlos en cuenta como un indicador o tendencia.

De los propios informes del estado se puede colegir que muy pocas de las personas que han pasado a las filas de los cuentapropistas estaban trabajando antes realmente para el gobierno.

El sector privado cubano se nutre fundamentalmente de personas que estaban desempleadas, o que ya trabajaban por cuenta propia de forma ilegal, o estaban retirados, o eran estudiantes.

Otro aspecto que influye en la fuerza laboral activa y privada en Cuba es que la población está disminuyendo y envejeciendo debido al bajo índice de natalidad y el alto índice de emigración.

Cuba tiene la población más vieja de América Latina, pues el 18 por ciento de sus habitantes tiene 60 años o más.

También se ha podido comprobar que para muchos trabajadores estatales interesados en ejercer como cuentapropistas, el tema de los suministros les frena y hace dudar.

La gestión del trabajador privado cubano se realiza en un mercado con muy pocas ofertas de materiales para operar los negocios, lo que les lleva a un constante enfrentamiento con el resto de la población que está tratando de hacer sus compras diarias y acusan a los cuentapropistas de acabar con los pocos suministros existentes.

En la medida en que el mercado de suministros sea controlado por el estado, las posibilidades reales de los cuentapropistas serán manipuladas y presionadas por parte del gobierno, a favor de la empresa estatal.

Por eso es fundamental encontrar vías de suministros independientes a la gestión del estado. Mientras menos dependan del gobierno para realizar su operación comercial, más rentable serán los cuentapropistas.

Así que si bien el trabajador privado se impone como una nueva forma de producción económica independiente dentro de Cuba, le queda un largo trecho por recorrer para superar al sector estatal en contratación laboral y para imponerse como la más eficiente fórmula económica del país.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG