Enlaces de accesibilidad

Profesionales excluidos del sector privado


Cuentapropismo en Holguín

El cuentapropismo sigue teniendo entre sus grandes limitantes el veto a que los profesionales universitarios trabajen por cuenta propia, la falta de insumos y de una eficaz política de créditos para los nuevos empresarios.

El viceministro del Trabajo y Seguridad Social de Cuba, José Barreiro, aseguró al servicio BBC Mundo que pronto se permitirán nuevas modalidades de trabajo por cuenta propia, y a más largo plazo se autorizarán cooperativas urbanas como las creadas con las barberías y peluquerías.

Sin embargo, los profesionales universitarios seguirán excluidos del trabajo privado y tampoco se crearán a corto plazo mercados mayoristas para abastecer a los cuentapropistas, pese a que el funcionario admitió que su ausencia estimula el mercado negro y el robo de los almacenes del Estado.

"Se autorizó a los carpinteros pero no se les vende madera y los chapistas trabajan con oxígeno y acetileno robado al Estado", explica y agrega que hay que crear la forma legal de adquirir los productos como "los gases que utilizan los chapistas”, pero insiste en que no habrá mercado mayorista aunque reconoce que sería lo ideal.

Afirma que “estamos claros de que la solución es aumentar la oferta” y agrega que ya “hay insumos en las tiendas aunque no todos lo que la gente necesita pero se va incrementando la oferta, hasta que haya condiciones para pasar a un mercado mayorista”.

Entre las nuevas categorías de trabajo autónomo que se autorizarían figuran las de chapista, herrero, pulidor de pisos, vendedor de artículos de aluminio, oxicortador, fundidor y marmolista.

En cuanto a las cooperativas urbanas, Barreiro prometió que tendrán mucha más flexibilidad pues, según él, hay muchos servicios gestionados por el Estado donde una cooperativa podría ser muy rentable. No obstante, advirtió que esto no será de inmediato porque, en sus palabras, "primero hay que experimentar".

La otra gran traba que se enfrenta es la falta de capital inicial porque los bancos prácticamente no dan créditos para promover negocios. Según Barreiro el principal problema es que aún no se encuentran formas de garantizar el retorno de esos créditos.

¿Por qué no lo permiten?

Andy Sierra residente en La Habana y graduado del Instituto Superior de Cultura Física y Deportes considera que estas disposiciones dejan a los profesionales en desventaja total.

“Al gobierno no le conviene que el profesional se vaya a trabajar por cuentapropia porque lo que ganes es para ti, entonces el gobierno pierde dinero y eso a ellos no les conviene”, dice Sierra.

Por su parte, Ángel Jiménez, presidente del colegio médico independiente en Santiago de Cuba dijo a martinoticias.com que ellos han hecho solicitud formal al Ministerio de Justicia para que le permitan ejercer por cuenta propia la medicina, sin embargo la respuesta siempre ha sido el silencio, apuntó el profesional.

Reynier Agüero de veintidós años de edad, residente en Camagüey y expulsado de la Universidad de Ciencias Informáticas por haberle concedido una entrevista a un periodista español desde su centro de estudios, considera que cuando una persona trabaja independiente “no tiene que agradecerle a la revolución”.

Según el joven, el gobierno mantiene a los profesionales “atados” a ellos” porque no le conviene que tengan libertad económica.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:15 0:00

please wait

No media source currently available

0:00 0:00:41 0:00

please wait

No media source currently available

0:00 0:00:55 0:00
XS
SM
MD
LG