Enlaces de accesibilidad

Crisis diplomática entre Suecia y Bielorrusia


Lukasheno es considerado el último dictador europeo

Bielorrusia expulsa al embajador sueco y Estocolmo no desea la entrada en Suecia del nuevo embajador de Minsk.

Suecia anunció hoy viernes que Bielorrusia expulsó a su embajador en Minsk por defender los derechos humanos y declaró que el nuevo embajador bielorruso no es "bienvenido" en Estocolmo.

El embajador sueco en Bielorrusia desde 2008, Stefan Eriksson, fue expulsado tras haberse reunido con la oposición bielorrusa.

Carl Bildt, ministro sueco de Asuntos Exteriores, afirmó que en consecuencia, el embajador nombrado por Bielorrusia, tras la marcha de su predecesor hace algunas semanas y que todavía no llegó al país, no es "bienvenido". "La expulsión del embajador sueco en Bielorrusia por el régimen (del presidente Alexander) Lukashenko es un grave crimen contra las normas de relaciones entre los Estados", indicó Bildt en un comunicado.

"Las acusaciones del régimen contra el embajador no tienen fundamento. No es un secreto que Suecia haya estado comprometida desde hace mucho tiempo con la democracia y los derechos humanos en Bielorrusia y el embajador Eriksson sirvió a esta política", prosiguió. En su cuenta de Twitter, Bildt consideró "escandaloso" que Eriksson fuera expulsado y que esto "muestra la naturaleza del régimen".
En febrero pasado, los embajadores de los países de la Unión Europea (UE) en Bielorrusia fueron reclamados por sus capitales. El embajador sueco fue uno de los primeros en regresar a Minsk el pasado mes de abril.
XS
SM
MD
LG