Enlaces de accesibilidad

Alan Gross no puede caminar


Una persona sostiene una pancarta en la que pide que sea liberado el contratista Alan Gross.

Su salud se ha deteriorado seriamente y Estados Unidos exige una vez más su inmediata liberación.

Estados Unidos está extremadamente preocupado por la salud de Alan Gross, el subcontratista encarcelado en Cuba, declaró este jueves la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland.

Su salud se ha deteriorado seriamente, ya no puede andar en su celda a causa de una artritis degenerativa, advirtió un correo electrónico de la portavoz enviado a la agencia de noticias francesa AFP.

Su familia informa de que está crecientemente deprimido, particularmente porque el gobierno cubano rehúsa permitirle visitar a su madre, que sufre de un cáncer de pulmón en fase terminal en Estados Unidos, añade el texto.

Gross fue detenido hace dos años y medio en la isla, acusado de haber distribuido material de comunicación ilegalmente, y condenado en marzo pasado a 15 años de cárcel.

El subcontratista ha perdido hasta 45 kilos de peso desde su detención, añadió el texto.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG