Enlaces de accesibilidad

General retirado prometió no regresar al régimen de Mubarak


El general retirado y candidato presidencial egipcio Ahmed Shakif

Ahmed Shafiq, último primer ministro de la dictadura egipcia, pasó a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en la que se enfrentará al candidato de los islamistas Hermanos Musulmanes, Mohamed Mursi.

El general retirado Ahmed Shafiq y último primer ministro de Hosni Mubarak, pasó a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Egipto, en la que se enfrentará al candidato de los islamistas Hermanos Musulmanes, Mohamed Mursi.

En conferencia de prensa en El Cairo, informó la agencia de noticias EFE, Shafiq dijo que "el pueblo eligió a quien cree que cumplirá lo que ellos desean".

El candidato prometió a los jóvenes egipcios "devolverles la revolución", lo que fue recibido con fuertes aplausos y gritos de "Viva Egipto" por los miembros de su equipo.

Shafiq destacó una vez más que su programa "se centra en la recuperación de la seguridad", y recordó que los millones de votos que recibió "rechazan que el país se hunda en el caos".

También aseguró que su intención es "la aplicación de la ley dentro del respeto a los derechos humanos, para reconstruir el país y la economía y para instaurar la justicia social".

"Me comprometo a desarrollar los servicios sanitarios y a resolver el problema del paro, y todo eso se logra a través de la estabilidad", dijo, en alusión a la convulsa transición que vive el país desde la caída del ex presidente Hosni Mubarak, en febrero de 2011.

El candidato de la contrarrevolución y el adalid de los nostálgicos del autócrata, en su intervención abogó también por "mirar adelante y olvidar el pasado", y pidió que se deje a la Justicia seguir su curso en los procesos abiertos contra las autoridades que trabajaron con Mubarak.

"Si hablamos del antiguo régimen, pidamos cuentas a todos. ¿Acaso es lógico que se les pida cuentas a todos?", se preguntó, y añadió que quien desee manifestarse o acampar "con respeto y cumpliendo la ley, que lo haga".

Mientras su contrincante en la segunda vuelta que se realizará el 16 y 17 de junio, Mursi, convocó a "candidatos y personalidades" la tarde de este sábado para tratar de abrir un diálogo nacional con el objeto de "salvar a la revolución de los 'fulul' (remanentes del antiguo régimen)".

Sobre los posibles conflictos con el Legislativo -dominado por los islamistas- si es elegido presidente, Shafiq insistió en que "el Parlamento tiene su papel, el presidente tiene su papel, y el Gobierno tiene el suyo".

"Prometo un Estado moderno, una nueva república, un nuevo Egipto que no excluya a nadie y pertenezca a todos. Estoy orgulloso de estar en la segunda ronda, y pido a todos los que no participaron que lo hagan en la segunda vuelta", agregó.

El ex presidente estadounidense Jimmy Carter, quien dirige una organización que monitorea la primera elección presidencial en Egipto tras la rebelión popular de 2011, declaró este sábado que el proceso era "alentador" a pesar de las restricciones impuestas a los observadores, informó AFP.

"Quisiera decir que (las elecciones) son para mí alentadoras", afirmó en conferencia de prensa en El Cairo, aunque añadió que los observadores de su Centro Carter sufrieron "restricciones (...) sin precedentes".

Agregó que que su delegación no había sido autorizada a observar el escrutinio en los centros religiosos y dijo, "no tenemos los medios para certificar que el conjunto del proceso fue correcto", dijo Carter.

Sin embargo en términos generales resaltó que "no hay señales (...) que muestren que el proceso haya favorecido a un candidato en particular", agregó, calificando las irregularidades de "fortuitas".

La primarias egipcias se realizaron el 23 y 24 de mayo.
XS
SM
MD
LG