Enlaces de accesibilidad

Diputación de Málaga se propone eliminar fondos destinados al régimen de La Habana


Albert Rivera, líder del partido Ciudadanos, observa a un manifestante anticastrista en Barcelona (foto Jorge Ignacio Pérez)

Cada año, Izquierda Unida de la localidad andaluza destinaba un millón y medio de euros a viajes a la isla y jornadas de formación, a las que asistían políticos de izquierda con cargo al erario público

El grupo del partido Ciudadanos en la Diputación de Málaga ha propuesto erradicar por completo cualquier tipo de cooperación de la institución provincial con Cuba, al menos mientras el país caribeño siga sin respetar los más mínimos derechos humanos.

El portavoz de este grupo, Gonzalo Sichar, entiende que la Administración debe cumplir con la denominada cláusula democrática que recomienda la Unión Europea en la concesión de ayudas a países en vías de desarrollo. Y ella excluye claramente a los estados que no celebran elecciones pluripartidistas y donde los derechos humanos no se respetan, según expone el periódico español ABC.

De este modo, Ciudadanos (cuarta fuerza política según las más recientes elecciones generales españolas) pide también que no se colabore con proyectos en Guinea Ecuatorial. El gobierno de Teodoro Obiang está considerado como uno de los más represores del mundo por diferetnes observatorios sobre derechos humanos.

En puridad, la Diputación malagueña lleva ya más de cuatro años sin financiar un solo proyecto con Cuba. Durante el último gobierno de coalición PSOE-IU, era esta última formación la responsable de cooperación. Cada año destinaba un millón y medio de euros a proyectos, muchos de cuyos expedientes quedaban en una nebulosa y sin resolver. Eran frecuentes los viajes a la isla y las jornadas de formación a las que asistían alegremente políticos de izquierda con cargo al erario público.

La situación varió diametralmente cuando el PP obtuvo en 2011 el gobierno de la institución. En lo peor de la crisis económica, del millón y medio de euros anuales se pasó a 50.000 para financiar programas «muy específicos» además de un premio a una ONG., ilustra la vicepresidenta Ana Mata. La Fundación Vicente Ferrer, con programas en Cuba, Madre Coraje y CooperaciónHonduras, con presencia en países iberoamericanos, han copado esas ayudas.

En cualquier caso, la propuesta que ya ha entregado Sichar al diputado responsable de Cooperación Internacional pretende blindar por completo o los programas evitando que cambios políticos o de opinión pudieran terminar financiando proyectos en regímenes no democráticos. Especialmente porque este año la Diputación malacitana aumenta exponencialmente sus fondos para ayuda externa, al pasar a 300.000 euros.

De igual modo, Ciudadanos quiere que las ayudas se adjudiquen por primera vez mediante un proceso de libre concurrencia. Hasta ahora, a los proyectos seleccionados por la institución provincial no se les aplicaba ningún baremo objetivo que determinase su calidad, siendo otorgadas de forma directa. Fuentes del gobierno popular de la Diputación manifiestan haber acordado con C’s, que sostiene el ejecutivo de Elías Bendodo, que comiencen a aplicarse estos criterios, además de estar plenamente de acuerdo con la exclusión de Cuba y el resto de países no democráticos.

XS
SM
MD
LG