Enlaces de accesibilidad

La Habana: tres derrumbes por día


Un derrumbe

Un reporte de BBC publica la alarmante cifra de colapsos parciales o totales en las edificaciones de la capital cubana.

“Si las cosas no cambian, La Habana podría terminar como un círculo con un hueco en el medio en el lugar donde estuvo la ciudad” augura el arquitecto Mario Coyula, Premio Nacional de Arquitectura (2001) en un reporte de BBC.

“Es imposible preservar todos los edificios, muchos se perderán”, sentencia el experto en la historia y la conservación de la capital cubana quien considera que los habaneros “heredaron una ciudad, que no son capaces de conservar” en referencia a la grandeza arquitectónica del período colonial.

Salvo las cuidadosamente restauradas construcciones del Casco Histórico de La Ciudad de La Habana, la mayoría de las edificaciones, coloniales o no, se han dañado para siempre.

Cifras oficiales estiman que siete de cada diez casas necesitan reparaciones de envergadura y un siete por ciento de viviendas se han declarado inhabitables.

Más alarmante aún, se estima que cada día ocurren tres colapsos parciales o totales en edificaciones de la ciudad.

El más reciente ocurrió en céntrica Avenida 51 de Marianao, cuando el muro de una escuela se desplomó sobre un ciclista y le provocó una muerte instantánea, según un reporte del sitio digital Havana Times.

“Los edificios se derrumban porque son viejos, porque el salitre, la humedad, las termitas, los huracanes y la aglomeración los castigan” explica Mario Coyula y agrega que ni el gobierno, ni la gente tienen el dinero para repararlos.

El propio arquitecto en su ponencia Al margen del centro, publicada en el 2010, dedicada al municipio Centro Habana (una prolongación de La Habana Vieja) enumeró factores que contribuyen al deterioro de la ciudad entre los que están las demoliciones, el deterioro constructivo muy avanzado y “la degradación que producen los añadidos, subdivisiones y cambios de uso improcedentes”.

También habla de la “subversiva ruralización de la capital” donde de un “fondo municipal con algo más de 51 000 viviendas, casi la tercera parte están en ciudadelas; y hay 2 248 viviendas consideradas irreparables.”

No ha sido hasta ahora que el gobierno ha autorizado la venta de materiales para la construcción y los permisos para reparar las viviendas, antes se hacia ilegalmente con materiales robados o negociados en el mercado negro.

Actualmente se han establecido planes de financiamiento para la construcción que incluyen préstamos bancarios que van desde los 5,000 pesos cubanos ($208) para reparaciones menores hasta 80,000 pesos ($3,333) para levantar una habitación de 25 metros cuadrados.
XS
SM
MD
LG