Enlaces de accesibilidad

El flamante organismo azucarero planeaba producir este año 1.45 millones de toneladas del dulce, pero se ha quedado corto.

La industria azucarera cubana cambió de nombre y estructura el año pasado pero los problemas y deficiencias que arrastra desde hace un par de décadas son los mismos.

La zafra azucarera, que debió concluir el pasado 30 de abril, se extenderá todo el mes de mayo para tratar de cumplir la meta de aumentar en un 20 por ciento la producción respecto a la cosecha anterior, que fue de 1.2 millones de toneladas, informó la prensa oficial.

De los 46 centrales que participaron en la cosecha azucarera, 29 “seguirán moliendo hasta que la lluvia y el rendimiento industrial lo permitan”, según el semanario Trabajadores.

El gobierno de Raúl Castro eliminó en el 2011 el Ministerio del Azúcar, para dar paso a una empresa estatal con el nombre de Azcuba y prometió mejorar los resultados del sector. Ya en el 2005, una primera reforma había reducido a la mitad los 155 centrales del país y dedicado el 60 por ciento de las tierras cañeras a otros cultivos.

El flamante organismo azucarero planeaba producir este año 1.45 millones de toneladas del dulce, pero se ha quedado corto y hasta ahora ha producido 1.33 millones.

El incumplimiento de Azcuba se veía venir. El primer vicepresidente José Ramón Machado Ventura, admitió a principios de mayo que el cumplimiento del plan este año sería difícil y dijo que se debía a la pobre reparación de los ingenios y equipos en la cosecha, así como al comienzo de las lluvias del verano boreal.

"Las reparaciones no fueron buenas", reconoció Machado a la televisión nacional.

Trabajadores atribuyó el incumplimiento a los mismos viejos factores que han provocado el declive de la otrora pujante industria azucarera cubana.

En contra del cumplimiento de la meta, dijo el diario, conspiraron las lluvias, que dañaron algunos cultivos o retrasaron el corte de la caña y su traslado a los ingenios, y también problemas con la maquinaria agrícola que demoraron la cosecha.

Liobel Pérez, jefe de departamento de Análisis y Control de Azcuba, citado por la agencia oficial china Xinxua, dijo que Cuba ha cumplido su plan de exportación de azúcar a ese país.

Cuba consume entre 600.000 y 700.000 toneladas de azúcar al año y tiene un acuerdo para exportar a China 400.000 toneladas, como pago de los créditos y los productos que importa del gigante asiático.

El azúcar fue uno de los principales productos de exportación de Cuba antes de la década de los 90, pero en la actualidad apena representa el cinco por ciento de los ingresos del país.

Luego de producir más de 8 millones de toneladas de azúcar en 1970, en la última década apenas sobrepasó el millón 300 mil toneladas métricas al año, y en el 2010 tuvo la peor zafra en más de un siglo, con sólo 1,1 millones de toneladas.
XS
SM
MD
LG