Enlaces de accesibilidad

Hablando con su acostumbrada fatuidad, acordó recientemente en entrevista de prensa extender “la magna fecha de repudio a la homofobia y la transfobia” a una semana; y de ser posible, hasta un mes.

Con el objetivo, falseado, de eliminar la explotación que vivía el campesino cubano, el 17 de mayo de 1959 se firmó en La Plata (Sierra Maestra), La Primera Ley de Reforma Agraria. Según los libros de historia que formaron mi educación socialista; antes de esta ordenanza, más del 80% de las mejores tierras cubanas se encontraban en manos de compañías norteamericanas.

Entonces fue cuando grandes territorios rurales (las propiedades de más de 420 hectáreas de extensión) se confiscaron y fueron socialmente convertidas en cooperativas agrarias y enormes granjas populares dedicadas al consumo y alimentación del pueblo.

La medida generó alegría, luego inquietud y confusión. Este día se conoce como “El día del Campesino” aunque, de acuerdo o en desacuerdo, todos saben lo que sucedió y sucede con las tierras el trabajador rural y la producción agrícola en la mayor de las Antillas.

La histórica celebración se complica cuando la Asociación Americana de Psiquiatría eliminó de su manual la homosexualidad y la bisexualidad como enfermedades mentales; y la Organización Mundial de la Salud, declara el 17 de mayo de 1990, como “Día Mundial contra la Homofobia”.

En Cuba, el Centro Nacional de Educación Sexual celebra la efemérides con total apoyo del gobierno y el estado; pero la coincidencia de fechas, la saturación del discurso interminable, y la eterna enajenación social, han creado tanta confusión, que muchos trasnochados aseguran que el 17 de mayo se celebra “El día de la campesina gay”.

Con fingido insulto por la absurda irreverencia del grupo de desinformados, la sexóloga Mariela Castro, hoy primera dama cubana y gurú de la desfachatez, hablando con su acostumbrada fatuidad, acordó recientemente en entrevista de prensa extender “la magna fecha de repudio a la homofobia y la transfobia” a una semana; y de ser posible, hasta un mes, cosa que si no hay pan, lo mejor es circo, y así desvirtuar lo esencial. La historia siempre se repite, estimular la confusión es un recurso común en los adictos a mentir.

La segunda de los cuatro hermanos “Castro Espín”, directora del CENESEX y de la revista Sexología y Sociedad, es graduada de técnico medio en educación de círculos infantiles, y más tarde licenciada en Pedagogía-Psicología en el en el Instituto Superior de Ciencias Pedagógicas "Enrique José Varona", una artista de teatro frustrada con sobradas dotes para el drama. Su frase favorita es: “Sin riesgo no hay heroísmo, y sin heroísmo no hay historia”.

En este momento Mariela está interpretando su mejor papel, se esmera en copiar la sobriedad de su admirada actriz Diane Keaton, tratando de convencer a empresarios y donantes altruistas capaces de hacer considerables donaciones al centro que dirige, so pretexto de fomentar y difundir proyectos dirigidos a la protección y el respeto de las minorías sexuales. El resto de lo donado queda en casa.

Ya lo he comentado otras veces, la corrupción es una mala tendencia aprendida en su selecto y cerrado círculo familiar. Paladín desleal, manipuladora de la ilusión de una comunidad callada y disponible, que todavía confunde placer con libertad.
  • 16x9 Image

    Juan Juan Almeida

    Licenciado en Ciencias Penales. Analista, escritor. Fue premiado en un concurso de cuentos cortos en Argentina. En el año 2009 publica “Memorias de un guerrillero desconocido cubano”, novela testimonio donde satiriza  la decadencia de la élite del poder en Cuba.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG