Enlaces de accesibilidad

Willy Toledo, un cederista en España


El actor Willy Toledo.

Willy Toledo sueña con ser el presto dirigente de una brigada de respuesta rápida o de un Comité de Defensa de la Revolución (CDR) en territorio ibérico.

Solo hay que verlo en pantalla haciendo esas declaraciones incendiarias y vitriólicas contra la oposición cubana para darse cuenta de que el actor español Willy Toledo, además de tener una vocación actoral, dispone de otra que le reporta mucha más popularidad y para la que, además, probablemente cuente con suficientes aptitudes intelectuales, es decir las justas, las mínimas exigidas a aquellos que defienden la dictadura castrista, siempre dispuestos a proteger a la junta militar caribeña en discusiones en las que se acaban soltando espumarajos por la boca.

Willy Toledo sueña con ser el presto dirigente de una brigada de respuesta rápida o de un Comité de Defensa de la Revolución (CDR) en territorio ibérico. Lo comprobamos cuando murió Orlando Zapata Tamayo, a quien no dudó en calificar como “terrorista”, y ahora le vemos de nuevo en una serie de vídeos -supuestamente humorísticos- que se proponen atacar a la oposición cubana a partir de chistes (malos). Unos vídeos que, por otro lado, se producen en Cubainformación, una plataforma de propaganda castrista que actúa bajo el amparo de la ONG Euskadi-Cuba, siempre ávida de conseguir recursos y subvenciones públicas para sus actividades de “cooperación”.

Como es habitual en los espíritus revolucionarios de la España actual, Willy Toledo no se crió en los barrios del cinturón rojo de Barcelona o en el extraradio de Madrid, lugares donde su conciencia obrera podría haber crecido hasta convertirse en un líder sindical siempre dispuesto a defender a los trabajadores ante los abusos del patrón. De hecho los revolucionarios que todavía corren hoy por España proceden, en muchas ocasiones, de familias donde probablemente jamás han conocido estrecheces de ningun tipo. Willy Toledo, sin ir más lejos, es hijo de José Toledo, un reconocido médico español, considerado uno de los grandes especialistas en cirugía del tórax y defensor de la sanidad pública. Así que, de familia obrera agobiada por el capital, vamos a concluir que el muchacho no procede. Quizás es por ello, de esa especie de complejo de inferioridad por haber sido niño de familia bien, que le surgen esas ansias incontrolables por ser el más castrista entre los castristas, postrado (hasta la victoria siempre) ante las doctrinas del Che y de Fidel.

Solo por estas razones podemos comprender que con tanta alegría el actor haya decidido prestarse para un circo de escasa catadura moral que ahora pretende ridiculizar las dignas demandas de la oposición en Cuba a través del humor. Anticipo que este nuevo experimento del castrismo en España para desprestigiar a la disidencia se va a estampar. Primero, porque, ¿quién conoce a un comunista con gracia? Segundo, porque, ¿quién va a disfrutar de unos vídeos que pretenden reírse a costa del sufrimiento de un pueblo? El humor y el sarcasmo televisivo contra los políticos españoles está muy extendido y es un género que cuenta con mucho éxito en España, forma parte de la democracia. Pero es una idea realmente insana decidir la producción de algo similar para atacar a personas que luchan por un horizonte de mayor libertad en un país donde prácticamente no existe.

Mientras, Willy Toledo va ganando puntos para que algún día le den algún premio o condecoración en Cuba. Entre los últimos eventos en los que se le ha visto implicado hay un incidente en el marco de la huelga general del 29 de marzo en España. Ese día fue detenido porque el propietario de un bar le acusó de formar parte de un piquete que intentó cerrar su establecimiento con violencia. Toledo fue puesto en libertad por falta de pruebas, aunque el propietario del bar explicó que lo hostigaron gritándole cosas como “eres un mierda, cierra o te vamos a dar”. Así es pues como la filosofía cederista se abre camino en tierras de España.

Recientemente, Toledo también causó polémica con la firma de un manifiesto que pide el diálogo con la banda terrorista ETA. Entre los firmantes también estaba la actriz Pilar Bardem, alguien quien, por cierto, sí firmó en 2010 contra el régimen cubano ante la muerte de Zapata Tamayo en 2010 mientras Toledo, en cambio, declaraba a la prensa que el opositor era un "terrorista".

  • 16x9 Image

    Joan Antoni Guerrero Vall

    Joan Antoni Guerrero Vall (Reus, España, 1979) es periodista licenciado en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). Ha trabajado y colaborado con agencias de noticias como Europa Press y ANA, con periódicos en lengua catalana como el AVUI, ARA, Diari d'Andorra o Diari de Tarragona, así como en el semanario El Temps, Nació Digital o la antigua COM Ràdio. Combina sus colaboraciones periodísticas con actividades de comunicación para instituciones educativas como la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) o también culturales. En 2009, tras varios viajes a Cuba, decidió crear un blog sobre la Isla. Bajo el título Punto Cuba, el autor pretende ofrecer una visión externa y desde la distancia sobre lo que sucede en la Isla, con especial interés sobre las dinámicas de oposición al gobierno cubano, tanto sobre el espacio físico como el digital, así como observar la lucha del pueblo cubano por la recuperación de sus derechos fundamentales. Colabora con Radio Martí desde 2010. Al mismo tiempo, forma parte del equipo que lanzó la versión en catalán de la plataforma de blogueros Global Voices, colectivo con el que obutvo el Premio Blogs Catalunya 2013 en la categoría de Nuevos Medios.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG