Enlaces de accesibilidad

Investigan escándalo del Servicio Secreto de Obama con prostitutas


Según las acusaciones, 11 agentes del Servicio Secreto y al menos cinco integrantes de las fuerzas armadas habrían estado involucrados en una fiesta con prostitutas en Colombia.

Según las acusaciones, 11 agentes del Servicio Secreto y al menos cinco integrantes de las fuerzas armadas habrían estado involucrados en una fiesta con prostitutas en Colombia antes de la llegada del presidente Obama.

Legisladores de Estados Unidos anunciaron que estarán vigilantes sobre las investigaciones en relación al escándalo que involucra a agentes del Servicio Secreto que estaban destacados en Colombia para la Cumbre de las Américas.

A pesar de que no existe una definición aún sobre la realización de audiencias al respecto, el representante republicano por California, Darrel Issa dijo que “cosas como esta no pasan una vez si no ocurrieron antes”, y reclamó dar los pasos necesarios para evitar que se repitan.

El escándalo involucra agentes del Servicio Secreto que habían viajado a Colombia como avanzada para dar protección al presidente Barack Obama y su delegación.

Según las acusaciones, 11 agentes del Servicio Secreto y al menos cinco integrantes de las fuerzas armadas habrían estado involucrados en una fiesta con prostitutas en Colombia antes de la llegada del presidente Obama.

El representante Issa, presidente de la Comisión de Vigilancia y Reforma de Gobierno de la Cámara de Representantes, dijo que evaluarán que los métodos de la agencia para capacitar y supervisar a los agentes no ponen en peligro a los personajes importantes (VIP) del país.

Según Issa lo más preocupante es que los agentes puedan ser blanco de chantaje y poner en riesgo a al presidente y funcionarios del gobierno.

También el representante Issa dijo que están tratando de confirmar el número preciso de estadounidenses involucrados en el escándalo y que la cifra podría ser mayor.

Obama enojado

Por su parte, el presidente estadounidense Barack Obama dijo que esperaba una investigación "exhaustiva y rigurosa" del escándalo.

El mandatario fue terminando al señalar que “si resulta que algunas de las acusaciones que se han hecho en la prensa se confirman, por supuesto estaré enojado porque mi actitud con respecto al personal del Servicio Secreto no es diferente a lo que espero de mi delegación que está sentada aquí. Estamos representando al pueblo de Estados Unidos”.

El escándalo opacó el trabajo diplomático del presidente en la Cumbre de las Américas realizada en Cartagena.
XS
SM
MD
LG