Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

Pence y Trudeau en diálogo sobre Venezuela

El premier canadiense Justin Trudeau y el vicepresidente de EEUU Mike Pence.
El premier canadiense Justin Trudeau y el vicepresidente de EEUU Mike Pence.

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, declaró este jueves en Ottawa que tratará con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, la crisis en Venezuela así como el conflicto diplomático que Canadá mantiene con China.

Pence llegó esta mañana a la capital canadiense en su primera visita oficial como vicepresidente a Canadá para reunirse con Trudeau y tratar, además de Venezuela y China, la ratificación del acuerdo comercial trilateral T-MEC con México.

Poco antes del inicio oficial de la reunión, Pence declaró que hablará con Trudeau "sobre la crisis en Venezuela" y agradeció al primer ministro canadiense que su gobierno reconociese a Juan Guaidó como presidente interino poco después de que Washington lo hiciese.

Pence reveló que ayer habló con Guaidó y añadió que "el mundo necesita saber que el pueblo de Venezuela está sufriendo y Estados Unidos, Canadá y naciones de todo el mundo seguirán unidas hasta que la libertad vuelva".

Sobre el acuerdo T-MEC, Pence reiteró que la administración del presidente Donald Trump está esforzándose "para conseguir su aprobación en el Congreso de los EEUU este verano".

"Tenemos una oportunidad histórica de fortalecer los lazos económicos entre nuestras dos naciones con la aprobación del T-MEC", aseguró Pence antes de agradecer a Trudeau "el progreso que está haciendo aquí para su ratificación".

Por su parte Trudeau declaró que quieren "trabajar juntos para asegurar que los beneficios del acuerdo" lleguen a los ciudadanos de los dos países.

Con respecto a China, Trudeau reiteró que tratará con Pence sobre los problemas que Canadá tiene con China.

"Estamos muy preocupados con las detenciones arbitrarias de ciudadanos canadienses en China, algo en lo que Estados Unidos ha expresado fuertes palabras de apoyo", explicó Trudeau.

El primer ministro canadiense se refería a la detención en diciembre de 2018 de los canadienses Michael Kovrig y Michael Spavor en represalia por el arresto en Canadá de la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou.

Meng, hija del fundador de Huawei, fue arrestada en Vancouver cuando hacía escala de camino a México, a petición de EE.UU. que ha solicitado su extradición por fraude para evadir las sanciones comerciales que Washington ha impuesto a Irán.

Tras el arresto de Meng en Canadá, China detuvo a Kovrig, un antiguo diplomático, y Spavor, un empresario vinculado a Corea del Norte, y los acusó de amenazar la seguridad nacional china.

Las autoridades de Pekín también han empezado a penalizar comercialmente a Canadá dificultando las exportaciones canadienses de productos como las semillas de colza.

Pence declaró tras escuchar a Trudeau que "los EE.UU. han hablado contundentemente sobre el arresto de dos ciudadanos canadienses en China".

"Nuestras relaciones con China, tanto económicas como estratégicas, son un objetivo de nuestros países y espero el diálogo. Pero que sepa que les apoyamos", dijo Pence.

Estados Unidos y China están enzarzados en una guerra comercial
por la imposición de aranceles por valor de centenares de miles de
millones de dólares.

Vea todas las noticias de hoy

Video de un testigo muestra a Trump momentos después del tiroteo

Video de un testigo muestra a Trump momentos después del tiroteo
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:33 0:00

Un video grabado por un testigo presencial muestra a Donald Trump siendo escoltado fuera del escenario momentos después del tiroteo en un mitin de campaña en Butler, Pensilvania. Crédito del video: Saurabh Sharma.

Agentes sacan a expresidente Trump de mitin de campaña tras escucharse aparentes disparos

Agentes sacan a expresidente Trump de mitin de campaña tras escucharse aparentes disparos
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:53 0:00

Agentes del Servicio Secreto sacaron al expresidente Donald Trump de un mitin de campaña cuando comenzaron a sonar estallidos entre la multitud. Se vio a Trump colocando su mano derecha en su cuello y parecía haber sangre en su rostro.

update

Tiroteo en evento de Trump: expresidente afirma que recibió disparo en la oreja

El expresidente Donald Trump fue retirado de un evento de campaña el sábado después de que se escucharan disparos. Su campaña dijo que Trump está "bien". El presunto tirador y otra persona están muertos, según la campaña de Trump.

update

Trump está "bien" tras tiroteo en mitin, dice su equipo de campaña

El candidato presidencial republicano, el expresidente Donald Trump, recibe ayuda para bajar del escenario en un evento de campaña en Butler, Pensilvania, el sábado 13 de julio de 2024. (Foto AP/Gene J. Puskar)
El candidato presidencial republicano, el expresidente Donald Trump, recibe ayuda para bajar del escenario en un evento de campaña en Butler, Pensilvania, el sábado 13 de julio de 2024. (Foto AP/Gene J. Puskar)

El expresidente Donald Trump se encuentra “bien” tras un tiroteo en su mitin en Butler, Pensilvania, informó su campaña. Un fiscal local dijo que el presunto tirador y al menos un asistente están muertos.

La campaña de Donald Trump dijo en un comunicado que el expresidente se encontraba “bien” tras un tiroteo en su mitin en Butler, Pensilvania. Un fiscal local dijo que el presunto tirador y al menos un asistente están muertos.

"El presidente Trump agradece a las fuerzas del orden y a los socorristas por su rápida acción durante este acto atroz", dijo el portavoz Steven Cheung en un comunicado. “Está bien y está siendo examinado en un centro médico local. Más detalles seguirán”.

El Servicio Secreto dijo en un comunicado que “el expresidente está a salvo”.

Agentes sacan a expresidente Trump de mitin de campaña tras escucharse aparentes disparos
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:53 0:00

El fiscal de distrito del condado de Butler, Richard Goldinger, dijo en una entrevista telefónica que el presunto pistolero estaba muerto y que al menos un asistente a la manifestación murió.

El tiroteo está siendo investigado como un intento de asesinato del expresidente y presunto candidato republicano, dijeron a The Associated Press dos funcionarios que hablaron bajo condición de anonimato para discutir la investigación en curso. Indicaron que el agresor no estaba presente en el mitin y fue abatido por agentes del Servicio Secreto.

El ex presidente Donald Trump es asistido por personal de seguridad después de que se escucharon disparos durante un mitin de campaña en Butler, Pensilvania, el 13 de julio de 2024. REUTERS/Brendan McDermid
El ex presidente Donald Trump es asistido por personal de seguridad después de que se escucharon disparos durante un mitin de campaña en Butler, Pensilvania, el 13 de julio de 2024. REUTERS/Brendan McDermid

El expresidente y virtual candidato republicano a la presidencia mostraba una gráfica con cifras sobre cruces fronterizos durante su acto de campaña —su último antes del inicio de la Convención Nacional Republicana el lunes— cuando comenzaron a sonar estallidos entre la multitud. Se vio a Trump colocando su mano derecha en su cuello y parecía haber sangre en su rostro.

El ex presidente Donald Trump reacciona cuando se escuchan múltiples disparos durante un mitin de campaña en Butler, Pensilvania, el 13 de julio de 2024. REUTERS/Brendan McDermid
El ex presidente Donald Trump reacciona cuando se escuchan múltiples disparos durante un mitin de campaña en Butler, Pensilvania, el 13 de julio de 2024. REUTERS/Brendan McDermid

Rápidamente se ocultó detrás del podio al tiempo que los agentes de su equipo de seguridad subían al escenario y se escuchaban gritos entre la multitud. Los estallidos continuaron cuando los agentes lo custodiaban en el escenario.

La multitud aplaudió cuando Trump se levantó y alzó el puño.

El expresidente Donald Trump levanta el puño mientras es asistido por el Servicio Secreto después de que se escucharan disparos durante un mitin de campaña en Butler, Pensilvania, el 13 de julio de 2024. REUTERS/Brendan McDermid
El expresidente Donald Trump levanta el puño mientras es asistido por el Servicio Secreto después de que se escucharan disparos durante un mitin de campaña en Butler, Pensilvania, el 13 de julio de 2024. REUTERS/Brendan McDermid

Su caravana abandonó el lugar.

La policía comenzó a desalojar el recinto ferial poco después que Trump abandonó el escenario.

El presidente Joe Biden dijo que lo habían informado sobre el tiroteo en el mitin de Donald Trump en Pensilvania y que estaba agradecido de saber que Trump está a salvo y bien.

"Estoy orando por él y su familia y por todos los que estuvieron en la manifestación, mientras esperamos más información.

Jill y yo estamos agradecidos al Servicio Secreto por ponerlo a salvo. No hay lugar para este tipo de violencia en Estados Unidos. Debemos unirnos como una nación para condenarlo", dijo Biden en un comunicado divulgado por la Casa Blanca.

El hijo mayor de Trump, Donald Trump Jr., publicó una foto en X de Trump, con el puño en alto y el rostro ensangrentado frente a una bandera estadounidense, con las palabras: “Nunca dejará de luchar para salvar a Estados Unidos”.

El presidente de la Cámara de Representantes, Mike Johnson, publicó en X que estaba orando por Trump.

El gobernador de Pensilvania, Josh Shapiro, un demócrata, dijo en un comunicado en X que había sido informado sobre la situación y que la policía estatal de Pensilvania estaba presente en el lugar del evento.

“La violencia dirigida contra cualquier partido político o líder político es absolutamente inaceptable. No tiene cabida en Pensilvania ni en Estados Unidos”, sostuvo.

Con reporte de The Associated Press

Noticia en desarrollo

¿Se puede usar la 25ª enmienda para reemplazar a Biden?

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ante sus partidiarios en Northville, Michigan, el 12 de julio de 2024. (AP Photo/Jacquelyn Martin).
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ante sus partidiarios en Northville, Michigan, el 12 de julio de 2024. (AP Photo/Jacquelyn Martin).

Tras su tambaleante actuación en el primer debate contra el expresidente Donald Trump, el presidente Joe Biden ha tratado de tranquilizar al Partido Demócrata sobre su elegibilidad, así como su edad y capacidad para gobernar.

Sin embargo, los llamados públicos de algunos funcionarios y donantes demócratas para reemplazarlo en la boleta electoral han planteado preguntas sobre qué opciones de procedimiento existen para hacerlo.

Una de ellas es la 25ª Enmienda, que rige la sucesión presidencial.

Aunque se ocupa de un tema crítico, la 25ª enmienda data sólo de 1967.

Antes de eso, el único estatuto relevante era el Artículo II de la Constitución, que establecía que el vicepresidente asumiría los deberes presidenciales en caso de muerte, renuncia o incapacidad para cumplir con sus deberes.

Pero este artículo tenía grandes limitaciones: no decía nada sobre el reemplazo del vicepresidente, ni especificaba cómo se determinaría la incapacidad de un presidente para gobernar.

La falta de claridad ha causado problemas a lo largo de la historia de Estados Unidos: James Garfield y Woodrow Wilson pasaron partes de sus presidencias en gran medida incapacitados, sin mandato para que el vicepresidente asumiera el cargo mientras el presidente aún vivía.

Después del asesinato del presidente John F. Kennedy en 1963, hubo una mayor urgencia por aclarar las reglas.

La enmienda esboza el proceso

Propuesta en 1965 por el senador Birch Bayh y ratificada dos años después, la 25ª Enmienda contiene cuatro secciones.

La sección 1 reitera el Artículo II, pero va más allá al aclarar que en caso de una vacante presidencial, el vicepresidente se convierte en el nuevo mandatario y sucede plenamente en el cargo en lugar de solo asumir sus deberes como presidente interino. Esto no se había especificado previamente e inicialmente causó confusión cuando John Tyler sucedió a William Henry Harrison.

La Sección 2 llenó un vacío crítico al establecer un procedimiento para instalar a un nuevo vicepresidente: nominación por el presidente y confirmación por ambas cámaras del Congreso.

La importancia de esta sección quedó demostrada poco después, en 1973, cuando el vicepresidente Spiro Agnew dimitió por cargos de corrupción. Sin vicepresidente y enfrentando su propia investigación sobre el escándalo Watergate, el presidente Richard Nixon habría sido sucedido por el presidente de la Cámara de Representantes, Carl Albert, según la Ley de Sucesión Presidencial de 1947.

En cambio, Nixon invocó la 25ª Enmienda por primera vez para nominar a Gerald Ford como vicepresidente. Menos de un año después, Ford se convirtió en presidente tras la renuncia de Nixon.

La Sección 3 permitía a un presidente declarar su incapacidad para gobernar notificando formalmente a los líderes del Congreso, transfiriendo así temporalmente sus poderes y deberes, y permitiendo que el vicepresidente se convirtiera en presidente interino.

Un presidente también puede revertir esta acción notificando al Congreso sobre su aptitud para reanudar el cargo.

Anteriormente, un acuerdo similar había sido adoptado informalmente entre el presidente Dwight D. Eisenhower y el vicepresidente Richard Nixon, con Nixon reemplazando varias veces a Eisenhower cuando Eisenhower fue hospitalizado.

Desde entonces, la sección ha sido invocada por Ronald Reagan, George W. Bush y Joe Biden cuando fueron sometidos a cirugías.

El Congreso tiene la última palabra

La sección 4 es la parte más compleja de la enmienda, que aborda quién más, además del presidente, puede declarar que el mandatario no puede desempeñar funciones oficiales.

El texto otorga este poder al vicepresidente, junto con la mayoría de los miembros del gabinete presidencial, aunque también permite que el Congreso designe a otros funcionarios en su lugar.

El Congreso también tiene la última palabra si el presidente impugna la declaración y mantiene su idoneidad para el cargo, lo que requiere dos tercios de los votos para determinar que el presidente es realmente incapaz de gobernar.

Esta sección es similar al proceso de juicio político al permitir que un presidente en funciones sea relevado del poder por otros funcionarios del gobierno.

Pero a diferencia del juicio político, la Sección 4 solo permite que un presidente sea suspendido en lugar de destituido de su cargo, y que el vicepresidente se convierta en presidente interino hasta las próximas elecciones.

Y mientras que el juicio político se aplica a la conducta ilícita o al abuso de los poderes presidenciales, la 25ª Enmienda se refiere a la capacidad de ejercer estos poderes.

Definición de incapacidad queda abierta

Sin embargo, el alcance de lo que constituye la incapacidad se deja abierto intencionalmente. Si bien la interpretación más obvia es una emergencia sanitaria, los expertos constitucionales han planteado otras posibilidades como el secuestro, la incapacidad temporal o la incompetencia extrema.

De hecho, hay pocos límites formales a lo que puede considerarse incapacidad presidencial, siempre y cuando el vicepresidente, la mayoría de los miembros del gabinete y una supermayoría del Congreso puedan estar de acuerdo al respecto.

Aunque la Sección 4 nunca se ha utilizado, se ha planteado la posibilidad, más recientemente a raíz del ataque al Capitolio de los Estados Unidos por parte de partidarios de Trump el 6 de enero de 2021.

Los demócratas y algunos republicanos pidieron al vicepresidente Mike Pence que invoque la Enmienda 25, citando la aparente falta de voluntad de Trump para intervenir o usar sus poderes presidenciales para detener los disturbios.

Si bien la enmienda nunca fue invocada, los demócratas iniciaron procedimientos de juicio político en la última semana de la presidencia de Trump.

Ahora, es la vicepresidenta Kamala Harris la que se enfrenta a los llamados para invocar la 25ª Enmienda para liberar a Biden del poder, incluida una resolución formal presentada por el representante republicano Chip Roy.

Pero muchas de las llamadas han provenido de partidarios del Partido Demócrata, quienes argumentan que hacerlo calmaría las preocupaciones de los votantes sobre la edad de Biden y le daría a Harris más legitimidad de cara a las elecciones como presidenta interina.

Sin embargo, la Constitución establece un umbral deliberadamente alto para destituir a un presidente elegido democráticamente.

Para evitar abusos partidistas, los redactores de la 25ª Enmienda se aseguraron de que las únicas personas que pueden invocarla sean los líderes de la propia administración de un presidente, que serían los menos propensos a oponerse a él.

Un vicepresidente que planea presentar la declaración requerida al Congreso podría tener que operar en secreto para convencer a suficientes miembros del gabinete de que firmen, ya que el presidente podría despedir preventivamente a cualquier miembro del gabinete que tenga la intención abierta de destituir al presidente de su cargo.

Por esta razón, los redactores le dieron al Congreso la opción de designar un organismo alternativo, como un panel médico independiente o un comité bipartidista permanente que decidiría las cuestiones de incapacidad presidencial junto con el vicepresidente.

Pero hasta la fecha, no lo han hecho. La invocación de la 25ª Enmienda sigue siendo una hipótesis poco probable, aunque su existencia aún puede influir en las discusiones internas del partido.

Cargar más

XS
SM
MD
LG