Enlaces de accesibilidad

Sorpresiva reunión entre Kim y el presidente surcoreano Moon Jae-in


El líder de Corea del Norte Kim Jong Un (der.) y de Corea del Sur Moon Jae-in (izq.) en Panmunjom.

Se encontraron en la zona desmilitarizada a fin de tratar de rescatar la cumbre Corea del Norte-EE.UU. prevista para el 12 de junio. El presidente Trump tuiteó horas antes que EE. UU. está sosteniendo "conversaciones muy productivas" con Corea del Norte acerca de la cumbre cancelada el jueves

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, sostuvo una sorpresiva reunión este sábado con el presidente surcoreano, Moon Jae-in, a fin de tratar de rescatar la cancelada cumbre entre Kim y el presidente estadounidense Donald Trump programada para el 12 de junio, que Trump había cancelado el jueves debido a la "hostilidad" norcoreana.

La oficina de Moon informó que los dos líderes coreanos se reunieron durante dos horas en el lado norte de la "aldea de tregua" de Panmunjom, dentro de la zona desmilitarizada entre las dos Coreas.

El portavoz del mandatario surcoreano, Yoon Young-chan, precisó que "tuvieron un franco intercambio de puntos de vista sobre la implementación del acuerdo tomado en sureunión cumbre del 27 de abril y para la celebración exitosa de la cumbre entre Corea del Norte y Estados Unidos".

Moon y Kim sostuvieron su primer encuentro personal a fines de abril, también en la zona desmilitarizada.

La reunión no anunciada de este sábado tuvo lugar 12 horas después de que Trump tuiteara la noche del viernes que EE. UU. está sosteniendo "conversaciones muy productivas" con Corea del Norte acerca de la restauración de la cumbre sobre desnuclearización que el mandatario había cancelado la víspera.

Trump dijo en su cuenta personal de Twitter @realDonald Trump que la cumbre "si sucede, probablemente se quedará en Singapur en la misma fecha, 12 de junio".

Precisó que "si es necesario", se realizara más allá de esa fecha.

Los comentarios del presidente llegaron apenas 24 horas después de que le escribiera al líder norcoreano Kim Jong-un para cancelar las conversaciones de desarme, lamentando que Pyongyang mostrara demasiada "hostilidad" hacia Estados Unidos.

En respuesta al abandono de Trump, las autoridades de Corea del Norte dijeron que estaban dispuestas a reunirse con Estados Unidos en cualquier momento.

El presidente respondió con optimismo en Twitter: "Muy buena noticia recibir la cálida y productiva declaración de Corea del Norte. Pronto veremos a dónde llevará, con suerte a una prosperidad y una paz largas y duraderas. ¡Solo el tiempo (y el talento) lo dirá!

La Casa Blanca reveló el jueves que la semana pasada Pyongyang dejó plantado sin explicación en Singapur a un equipo de avanzada estadounidense con el que debía coordinar los detalles de la reunión.

Con información de agencias y The Washington Times)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG