Enlaces de accesibilidad

"Confío en que 25 años después podremos finalmente ponerle fin a la transición para que Rumanía se convierta en un verdadero país democrático y europeo", declaró Ponta, tras votar en Bucarest.

Los rumanos votaban este domingo en la primera vuelta de la elección presidencial, en la que el favorito es el primer ministro socialdemócrata Victor Ponta y en la que la independencia de la justicia figura como uno de los principales temas.

Los colegios electorales abrieron a las 05H00 GMT (7H00 locales) y cerrarán a las 19H00 GMT, hora a la que se difundirán los primeros sondeos a boca de urna. En total, unos 18,3 millones de electores están convocados.

Tres horas después de abrirse los colegios, 6,5% de las personas habilitadas para votar lo habían hecho, un índice levemente superior al de los comicios de 2009.

Ponta, un ex fiscal de 42 años, tiene un 41% de intenciones de voto, muy por delante del candidato de derecha Klaus Lohannis, perteneciente a la minoría alemana del país, que obtendría el 30%, según el último sondeo del instituto IRES.

"Confío en que 25 años después podremos finalmente ponerle fin a la transición para que Rumanía se convierta en un verdadero país democrático y europeo", declaró Ponta, tras votar en Bucarest.

Ponta se refería al derrocamiento del régimen comunista de Nicolae Ceaucescu, "conducator" de Rumanía durante 24 años, quien fue ejecutado unos días después de ser derrocado, en diciembre de 1989.

"Voté por una Rumanía del trabajo bien hecho", dijo por su parte Lohannis, refiriéndose a su eslogan de campaña, tras votar en Sibiu (centro).

En la primera vuelta se presentan en total 14 candidatos. El nuevo jefe de Estado pondrá fin a los diez años de poder del presidente saliente de centro derecha, Traian Basescu. La segunda vuelta está prevista el 16 de noviembre.

Uno de los temas clave de estos comicios es la posición del próximo mandatario respecto a la lucha anticorrupción.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG