Enlaces de accesibilidad

Parlamento español inicia trámite legislativo para proclamar a Felipe rey


El Rey Juan Carlos y el Príncipe de Asturias, a su llegada al Monasterio de San Lorenzo de El Escorial (Madrid), donde el Monarca ha presidido hoy la solemne ceremonia militar de la Orden de San Hermenegildo, creada hace dos siglos para premiar conductas militares ejemplares.

Este es un paso legal necesario para la continuación de la monarquía, pues la sucesión de la corona tras la abdicación del rey Juan Carlos no esaba regulada hasta el momento.

El gobierno español celebra hoy martes el Consejo de Ministros extraordinario que permitirá enviar al parlamento la ley que proclame a Felipe VI de Borbón como nuevo rey de España tras la abdicación de su padre. Este es un paso legal necesario para la continuación de la monarquía, pues la sucesión de la corona tras la renuncia del rey Juan Carlos no es efectiva hasta que la ley sea aprobada.

Al tratarse de un hecho sin precedentes en la democracia española, la abdicación del monarca, de 76 años, no estaba regulada, pues la Constitución de 1978 simplemente recoge la necesidad de hacerlo mediante una ley orgánica, que se debe tramitar de urgencia.

Por ese motivo el gobierno de Mariano Rajoy se reunió previamente para elaborar el proyecto de ley llevado a la cámara baja del parlamento, donde tendrá que ser aprobada por mayoría absoluta antes de pasar el mismo trámite en el Senado.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy preside un Consejo de Ministros extraordinario para aprobar la ley orgánica que hará efectiva la abdicación del Rey.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy preside un Consejo de Ministros extraordinario para aprobar la ley orgánica que hará efectiva la abdicación del Rey.
Para salir adelante, la votación tanto en Congreso como en Senado será ratificada por una amplia mayoría de grupos y finalizará previsiblemente el 18 de junio según el presidente del Congreso, Jesús Posada. En ese momento, con fecha por determinar, Felipe VI prestará juramento como rey de los españoles durante una sesión conjunta de las dos cámaras que tendrá lugar en el Palacio del Congreso.

Tras la renuncia del monarca, tanto Juan Carlos como su hijo Felipe, de 46 años, aparecieron juntos por primera vez en un acto militar celebrado en San Lorenzo del Escorial, a las afueras de Madrid. Con uniforme militar, presidieron con solemnidad la ceremonia y apenas intercambiaron palabras, al tiempo que las personas congregadas daban vivas a la monarquía.

Críticas a la monarquía y peticiones de república

El rey permanecerá como jefe de estado hasta que se formalice el relevo, en sus palabras para "abrir una nueva etapa de esperanza". Ese es para la mayoría de la población española el gran reto de la monarquía, pues Felipe alcanza el trono de un país aún inmerso en una crisis económica y sobre todo social.
Las tensiones políticas e intentos de independencia catalanes y vascos, así como los escándalos de corrupción han hecho perder la confianza en las instituciones, algo de lo que la realeza no se ha librado
Las tensiones políticas derivadas de los intentos de independencia catalanes y vascos, así como los múltiples escándalos de corrupción, han hecho perder la confianza de la ciudadanía en las instituciones, algo de lo que la realeza no se ha librado en los últimos años.

Este cambio de tendencia quedó bien plasmado en las recientes elecciones europeas del 25 de mayo, en las que se produjo un desplome de los partidos tradicionales y un auge de las pequeñas formaciones de izquierda como Podemos, algunas defensoras del retorno a la república. Con frases como "No más reyes, referéndum", "Los Borbones, a las elecciones" y enarbolando la bandera roja, oro y violeta de la Segunda República (1931-1939), miles de personas se manifestaron por todo el país para pedir que España decida por consulta popular el futuro de la monarquía.

En un país donde los más jóvenes sólo han vivido con la monarquía, ya que no tuvieron oportunidad de vivir la época de transición tras la muerte del dictador Francisco Franco en 1975, los recientes escándalos que empañaron la imagen del rey y hundieron la legitimidad de la monarquía han sido para muchos sus referentes. Su papel como mediador político en los años 70 y 80 no es conocido para las generaciones actuales.

El nuevo monarca, Felipe, y su esposa, la experiodista de televisión Letizia Ortiz, se han mantenido al margen de estos escándalos que afectaron a la familia real igualmente, como la investigación por presunta corrupción que pesa sobre la hija menor del rey, la infanta Cristina, de 48 años, y fundamentalmente su esposo Iñaki Urdangarin.

Al respecto de las peticiones de un cambio de sistema en España, el presidente Mariano Rajoy dijo que "todo el mundo que quiere cambiar las reglas de juego puede hacerlo. Pero tiene que utilizar los instrumentos establecidos en la legislación".

"Plantee usted en las Cortes una reforma de la Constitución si usted cree que esta Constitución no le gusta, tiene perfecto derecho a hacerlo", agregó, asegurando no obstante que "la monarquía tiene un apoyo muy mayoritario en España".
XS
SM
MD
LG