Enlaces de accesibilidad

Opositor panameño cierra campaña electoral


Proceso electoral entre en recta final para elecciones generales en Panamá

Juan Carlos Navarro prometió "limpiar" la imagen del país de escándalos de corrupción y darle prioridad a la inversión social.

El candidato opositor y ex alcalde capitalino Juan Carlos Navarro, quien libra una reñida puja con otros dos rivales por la presidencia de Panamá, cerró el sábado una larga campaña en la que prometió "limpiar" la imagen del país de escándalos de corrupción y darle prioridad a la inversión social, tras un período marcado por la construcción de costosas obras de infraestructura públicas.

Se trató del primer gran cierre de campaña en la capital con miras a las elecciones generales del próximo 4 de mayo.

"Si este fue el gobierno del cemento (en alusión a la administración del presidente saliente Ricardo Martinelli), el próximo gobierno es el de la gente", dijo Navarro en una entrevista reciente. Navarro es abanderado del Partido Revolucionario Democrático (socialdemócrata o de centro izquierda), que trata de volver por tercera vez al poder desde la transición a la democracia 24 años atrás.

Considerado adepto al pasado régimen militar panameño, el colectivo -el mayor de oposición en Panamá- estuvo por última vez en la presidencia en el quinquenio 2004-2009 con Martín Torrijos.

Navarro, de 52 años y quien fungió como alcalde de la capital entre 1999-2009, está en una lucha apretada e impredecible con José Domingo Arias, el abanderado del partido de gobierno Cambio Democrático, y el vicepresidente y opositor Juan Carlos Varela, del partido Panameñista. Hay otros cuatro candidatos en competición, pero según las encuestas no tienen opción alguna.

Varela, quien rompió con el gobierno hace más de dos años, hará su cierre el domingo, mientras que Arias lo hará el jueves.

Varios miles de personas vestidas de azul, uno de los colores del partido, llegaron al acto político en la llamada cinta costera, y en el que se presentaron artistas locales e internacionales como el reggaetonero puertorriqueño Daddy Yankee.

Navarro prometió en semanas recientes que de ganar la presidencia impulsará la creación de una fiscalía especial que investigue las denuncias de corrupción que surgieron en la compra de unos helicópteros, radares y un mapa cartográfico por parte del gobierno a una cuestionada empresa italiana. La fiscalía de Panamá cerró ese caso, pero en Italia se le sigue juicio al que es considerado uno de los intermediarios en esa transacción por corrupción internacional.

El opositor promete, asimismo, mano dura contra la criminalidad, el alto costo de la vida y proveer a la población de los servicios básicos.

"Él va a mejorar muchas cosas. Las obras (de Martinelli) no son malas, pero hay que priorizar las necesidades", dijo Analis de Baxter, una educadora capitalina de 55 años que participó del cierre de campaña. "De qué sirve en este país tantos edificios, si hay comunidades cercanas a la capital donde no hay agua potable".

Navarro debió enfrentar durante la campaña ataques del oficialismo en el sentido de que no hizo nada como alcalde y que su campaña estaba recibiendo financiación del gobierno izquierdista del presidente venezolano Nicolás Maduro, algo que rechazó el líder opositor.

En los comicios del domingo, en que se renovarán también la legislatura unicameral, las alcaldías, los cargos de representantes de corregimiento, concejales y asientos al Parlamento Centroamericano, será elegido el sucesor de Martinelli. El nuevo presidente llevará por los próximos cinco años las riendas de este país centroamericano de 3,4 millones de habitantes, uno de los de mayor crecimiento económico en Latinoamérica.

Será el líder que inaugurará la ampliación del canal, prevista para diciembre de 2015.
XS
SM
MD
LG