Enlaces de accesibilidad

Muere de cáncer la madre de Alan Gross


Evelyn Gross hizo una petición a Raúl Castro por la libertad de su hijo.

El último deseo de Evelyn Gross era ver a su hijo Alan, pero las autoridades cubanas se negaron a darle un permiso humanitario, lamentaron los abogados del contratista estadounidense preso en la isla desde 2009.

La madre del contratista estadounidense preso en Cuba Alan Gross falleció este miércoles de cáncer, luego de que el prisionero solicitara permisos humanitarios para visitarla que fueron negados por La Habana, dijeron sus abogados.

Conmovedor video de la Madre de Alan Gross

Error del servidor

Error. esto no es lo que queríamos mostrarle. Esta dirección ha sido enviada a nuestro equipo, para que la revisen de inmediato. Nuestras disculpas.

Please use Search above to see if you can find it elsewhere

En noviembre de 2011, Evelyn Gross, la madre del subcontratista estadounidense encarcelado en Cuba, Alan Gross, divulgó un vídeo en el que pide la liberación de su hijo por razones humanitarias. Ella hizo un emotivo llamado personal a Raúl Castro, para que libere a Alan.

“Cumpliré 90 años el próximo abril, y eso significa que quizá tendré tiempo (de vida), quizá no. Pero tengo cáncer en ambos pulmones y es lógico pensar que no estaré acá durante mucho tiempo más”, dijo Evelyn en el vídeo.

“(Alan) tiene dos niños maravillosos y una esposa maravillosa, y lo necesitan desesperadamente. Es muy difícil verlo languidecer en una prisión, cuando debería estar con su familia”, agregó.


“No puedo estar más tiempo sin él. No es justo para él, ni para su familia, ni para mí”, afirma Evelyn Gross en la grabación, en la que además señala que su hijo padece de artritis y otros problemas médicos.

Gross, de 65 años, fue condenado a 15 años de prisión por intentar conectar a Internet satelital a las pequeñas comunidades judías en la isla, como parte de un programa del Gobierno de Estados Unidos que busca ampliar el acceso de los cubanos a información y que es considerado como subversivo por las autoridades comunistas de la isla.

Evelyn Gross, de 92 años, murió en Plano, Texas, después de una larga batalla con el cáncer de pulmón, señalaron los abogados de su hijo, quien en abril dijo que planeaba regresar este año a su país, vivo o muerto.

"El último deseo de Evelyn fue ver a su hijo Alan antes de morir. Las autoridades cubanas se negaron a darle a Gross un permiso humanitario para visitar a su madre, a pesar de las reiteradas peticiones y la certeza de que estaba muriendo", dice el comunicado.

Declaración del Senador Marco Rubio

El Senador Marco Rubio hizo la siguiente declaración en relación con la muerte de Evelyn Gross, la madre de Alan Gross, quien ha permanecido como rehén del régimen castrista en Cuba desde el año 2009:

" Mis pensamientos y oraciones están con Alan Gross y toda su familia en este tiempo difícil. Evelyn quería mucho a su hijo, y es una vergüenza para el régimen de Castro que ella tuviera que pasar los últimos años de su vida pidiendo su libertad".

“Este es un ejemplo trágico de lo cruel y despiadado del régimen de Castro. Ningún hijo y madre merecen la suerte que Alan Gross y su madre tuvieron que enfrentar en los últimos cinco años”.

"Expresamos hoy nuestra solidaridad con la familia Gross en este momento de dolor. Pero toda la gente decente del mundo debería estar indignada por el continuado encarcelamiento de Alan Gross".

“Debemos trabajar por su inmediata liberación incondicional y asegurarnos de que esta historia trágica pueda terminar con su libertad y su reunificación con los miembros sobrevivientes de su familia".
En noviembre de 2011 Evelyn Gross hizo una petición a Raúl Castro por la libertad de su hijo.

Gross fue arrestado en diciembre de 2009, mientras concluía su quinto viaje a la isla y se disponía a pasar la Hanukah o fiesta de las luminarias, y la Roshashana o fiestas judías de Año Nuevo con su familia.

Fue condenado a 15 años de prisión por un tribunal cubano en marzo del 2011.

Cuba ha culpado a Estados Unidos por el encarcelamiento de Gross y ha reiterado una oferta de canjeiarlo por tres agentes de su Dirección de Inteligencia condenados a largas penas por espionaje en suelo estadounidense.

Estados Unidos ha rechazado la oferta, alegando que son casos diferentes, y ha pedido la liberación inmediata del contratista.

"Este es un golpe devastador para Alan y nuestra familia", dijo su mujer, Judy Gross, en un comunicado.

"Me preocupa extremadamente que ahora Alan pierda toda esperanza de volver a su hogar y haga algo drástico.Seguramente, hay algo que el president Obama puede hacer para asegurar la inmediata liberación de Alan", agregó.

Mientras tanto Estados Unidos pidió a Cuba conceder un "permiso humanitario" al subcontratista Alan Gross, preso en la isla, para que pueda viajar a EE.UU. y asistir al funeral de su madre, según informaron hoy fuentes oficiales.

"Obviamente creemos que es una tragedia que no haya podido estar en casa en Estados Unidos para acompañar a su madre en su lecho de muerte", dijo hoy la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, durante su rueda de prensa diaria.

"Hemos instado al Gobierno cubano a conceder un permiso humanitario a Gross para que pueda viajar a EE.UU. y acompañar a su familia durante estos momentos de luto y hemos dejado muy claro que es una gran prioridad para nosotros", indicó Psaki.

"No tengo los detalles sobre el momento específico" de la petición "pero obviamente ha sido reciente dada su muerte (la de la madre de Gross) hoy", apuntó.

"Este es un gesto que deberían de conceder", añadió Psaki, quien dijo que se trataría de un permiso temporal y que Gross volvería a la isla una vez tenga lugar el funeral.

La familia de Gross informó en un comunicado que Evelyn Gross, de 92 años, falleció este miércoles en la localidad de Plano, Texas (EE.UU.), después de una larga batalla contra el cáncer de pulmón.

"El último deseo de Evelyn Gross fue a ver a su hijo antes de morir. Las autoridades cubanas se negaron a dar a Alan un permiso humanitario para visitar a su madre, a pesar de las reiteradas peticiones y la certeza de que se estaba muriendo", dice la nota.

La mujer había sido diagnosticada "con cáncer de pulmón hace cuatro años, después de que Alan fuese detenido y encarcelado por trabajar para el Gobierno de EE.UU.", agrega.

La esposa del subcontratista, Judy Gross, dijo que el fallecimiento de su madre supone "un golpe devastador" para su marido y el resto de la familia y dijo estar "muy "muy preocupada" ante la posibilidad de que ahora su esposo pierda la esperanza de volver a casa.

"Seguramente, debe haber algo que el presidente (de EE.UU. Barack) Obama puede hacer para asegurar la liberación inmediata de Alan", agregó la esposa.

En abril, Gross hizo una huelga de hambre para protestar por el fracaso de ambos Gobiernos para resolver su situación, pero a petición de su madre el subcontratista puso fin al ayuno tras nueve días sin comer.

"Alan estaba muy cerca de su madre. Antes de su arresto, hablaba con ella por teléfono dos veces al día", agregó Judy Gross.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG