Enlaces de accesibilidad

Listos en Venezuela para el debate entre oposición y gobierno


Manifestantes opositores al Gobierno de Nicolás Maduro disfrazados de muertos protestan el jueves 10 de abril de 2014.

El encuentro se dará en medio de un tenso ambiente generado por la persistencia de las protestas callejeras que el jueves alcanzaron a algunas barriadas pobres de la capital.

El gobierno venezolano y la coalición opositora esperan realizar en breve, este jueves un debate televisado para abrir un posible camino al diálogo, pero algunos actores del proceso tienen dudas de que se pueda llegar a una solución a la crisis generada por las protestas callejeras que han dejado 40 fallecidos y más de 600 heridos.

El encuentro se dará en medio de un tenso ambiente generado por la persistencia de las protestas callejeras que el jueves alcanzaron a algunas barriadas pobres de la capital, que se habían mantenido en paz en los últimos dos meses.

Un miembro de la Policía Nacional Bolivariana identificado como José Cirilo Darma García murió el jueves en un hospital de la ciudad central de Barquisimeto tras resultar baleado en la víspera durante una protesta callejera que se registró en esa localidad.

Darma García, de 27 años, resultó gravemente herido por un disparo de arma de fuego cuando estaba dispersando una protesta, dijo el Ministerio Público en un comunicado.

El presidente Nicolás Maduro y algunos altos dirigentes oficialistas tienen planteado reunirse en las próximas horas con el líder de la oposición Henrique Capriles y una delegación de la coalición opositora para debatir la situación del país.

El encuentro, que se realizará en el palacio de gobierno y será televisado, se dará con la facilitación de los cancilleres de Brasil, Ecuador y Colombia.

"Estamos a pocas horas de ir en el palacio de Miraflores a una reunión política muy importante, realmente es un encuentro... de dos modelos. Va a ser el modelo del socialismo bolivariano del siglo XXI y el modelo que representa la oposición venezolana", dijo Maduro en un discurso transmitido a la nación por radio y televisión. "Convoqué a Unasur, bueno para que nos ayudará, la oposición no quería sentarse hablar y yo considero importante sentar a la oposición y que la oposición vuelva al carril democrático y constitucional", comentó.

Esta será la primera reunión formal que tendrán el oficialismo y la oposición desde que se iniciaron las protestas en Caracas y otras ciudades casi dos meses atrás.

Por su parte, Ramón Guillermo Aveledo, secretario ejecutivo del bloque opositor de la llamada Mesa de la Unidad Democrática, afirmó el jueves que en la reunión los delegados opositores esperan hablar sobre la creciente delincuencia, la inflación, la actuación de grupos armados que se identifican con el gobierno y el proceso de renovación de algunos integrantes de los poderes públicos que tienen sus períodos vencidos.

Aveledo dijo a la emisora Radio Caracas que la oposición aspira a que de la reunión "salga una agenda de trabajo concreta que no se quede en las palabras" y que el gobierno asuma el compromiso de recibir a los estudiantes. El diputado del partido La Causa R, Andrés Velásquez, quien será uno de los delegados de la oposición en el encuentro, manifestó sus dudas acerca de que el proceso de acercamiento impulsado por los cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) pueda llegar a acuerdos concretos.

"Pareciera ser que el gobierno quisiera tener un lavamanos donde lavarse la cara, o algo así con esta reunión", dijo Velásquez a The Associated Press en entrevista telefónica al cuestionar las declaraciones de Arreaza que descartó la posibilidad de pactos con la oposición.

El diputado dijo que no contribuye al diálogo la decisión que acordó la víspera el Consejo Nacional Electoral de convocar a elecciones de alcaldes para el 25 de mayo en la ciudad suroccidental de San Cristóbal y el municipio centro costero de San Diego, cuyos alcaldes -de la oposición- fueron destituidos y detenidos en marzo por no acatar una orden judicial que los obligaba a desmontar las barricadas instaladas por manifestantes.

Desde la oposición han surgido algunas voces en contra del proceso de acercamiento al gobierno que han dejado en evidencia las divisiones que hay en la Mesa de la Unidad.

Algunas vías de las barriadas pobres de Caricuao y Petare, ubicadas al oeste y este de la capital, amanecieron el jueves con barricadas que afectaron el tránsito, reportaron medios locales y usuarios de las redes sociales. Las protestas callejeras de los últimos dos meses se han concentrado esencialmente en las zonas de clase media mientras que las barriadas pobres se han mantenido en paz.

Estudiantes y opositores convocaron para el jueves a concentraciones en el centro y este de la capital para manifestar contra el gobierno.

XS
SM
MD
LG