Enlaces de accesibilidad

Kerry confía en que no sean necesarias sanciones a Venezuela


Kerry pide a Maduro acciones de buena fe para que las sanciones sean innecesarias

El Secretario de Estado dijo que hasta ahora el gobierno de Maduro ha "fracasado totalmente" en mostrar acciones de buena fe y aumenta la impaciencia por falta de resultados.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, llamó el miércoles al gobierno de Venezuela a honrar su compromiso en el diálogo con la oposición para superar la crisis y confió que no sea necesario que Estados Unidos implemente alguna sanción contra la nación sudamericana.

De visita de trabajo a México, el jefe de la diplomacia estadounidense dijo que hasta ahora el gobierno del presidente Nicolás Maduro ha "fracasado totalmente" en mostrar acciones de buena fe y advirtió que va en aumento la impaciencia por la falta de resultados.

Al menos 42 personas han muerto y más de 800 personas han resultado heridas luego de tres meses de protestas contra el gobierno de Maduro, y aunque recientemente ha habido acercamientos para superar la crisis no se han logrado hasta ahora avances concretos.

"Vemos una creciente impaciencia en el vecindario y nosotros nos consideramos parte del vecindario", dijo Kerry.

Afirmó que su país está preocupado por "la inestabilidad que se ha creado" en esa nación.

Cancilleres sudamericanos y el nuncio apostólico en Venezuela han sostenido también varias reuniones en esa nación para intentar destrabar los diálogos

Dijo que aunque en este momento "todas las opciones están sobre la mesa", aún confía que se logren avances que hagan "innecesario" que se implementen sanciones por parte de Estados Unidos.

Una comisión del Senado de Estados Unidos aprobó el martes un proyecto de ley para sancionar a funcionarios venezolanos acusados de violar los derechos humanos durante las protestas.

Kerry dijo que su país tenía "altas esperanzas" de que los esfuerzos de mediación resultaran en algo concreto, pero "lamentablemente ha habido un total fracaso del gobierno de Venezuela para mostrar acciones de buena fe".

Aseguró que el poder de cambiar las cosas está ahora en manos del gobierno de Venezuela, que en diversas ocasiones ha señalado a las autoridades de Washington de intentar desestabilizar la vida interna del país sudamericano.

El secretario de Estado insistió que su país "no está involucrado en ninguna actividad" dentro de Venezuela y que ha reiterado una y otra vez que están listos para normalizar relaciones.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG