Enlaces de accesibilidad

Futbolista estadounidense desconocería que hay racismo en Cuba


Colin Kaepernick viste una camiseta, que conmemora la reunión que sostuvieron en 1960 Fidel Castro y Malcolm X, en Nueva York.

El quarterback de los 49ers, Colin Kaepernick, desconocería que Fidel Castro la emprendió contra los religiosos y los homosexuales en la isla, y que su récord sobre justicia racial no es tan bueno como se ha divulgado en internet.

El periodista Mark Hemingway, Senior Writer de weeklystandard.com, critica la ignorancia que ha mostrado el quarterback de los San Francisco 49ers, Colin Kaepernick, nacido en Milwaukee, Wisconsin, que el fin de semana antes del partido contra los Green Bay Packers no quiso honrar el himno nacional de EEUU, señalando que no mostraría orgullo por la bandera de un país que oprime a las personas de raza negra.

Después del juego, Kaepernick declaró a la prensa que seguiría "apoyando a las personas que están siendo oprimidas" en EEUU.

Hemingway considera la acción de Kaepernick fuera de lugar y exagerada, aunque reconoce su derecho como estadounidense a hacer este tipo de declaración.

El periodista afirma que el atuendo empleado por Kaepernick en la conferencia de prensa le hace pensar que el futbolista no es la mejor persona para referirse al tema de la injusticia racial; un sombrero de Malcolm X y una camiseta que intentaba conmemorar la reunión que sostuvieron en septiembre de 1960 en Nueva York, Fidel Castro y el religioso y activista negro estadounidense.

Hemingway señala que el mayor problema aquí es que Kaepernick es aparentemente inconsciente del legado de Castro, quien en su momento la emprendió contra los religiosos y los homosexuales en la isla, y cuyo récord sobre justicia racial no es tan bueno como se ha divulgado en internet.

El periodista señala que a principios de este año, cuando la Casa Blanca buscaba normalizar sus relaciones con Cuba, The New York Times declaró: "Cuba dice que ha resuelto el racismo. Obama no está tan seguro".

Hemingway indica que aunque Obama abordó el tema del racismo durante su histórica visita a Cuba, no hay evidencia de que haya utilizado su influencia para lograr una reforma significativa en la isla.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG