Enlaces de accesibilidad

Arte y Cultura

Festival de Cine de La Habana denunciado por excluir filmes sobre Fito Páez e inmigrantes cubanos LGBTQ en Moscú (VIDEO)

Cartel del filme cubano "Llamadas desde Moscú".
Cartel del filme cubano "Llamadas desde Moscú".

Representantes de la Asamblea de Cineastas Cubanos criticaron en un comunicado al Festival de Cine de La Habana por apartar, nuevamente y sin explicación alguna, las películas “Llamadas desde Moscú”, dirigida por Luis Alejandro Yero y “La Habana de Fito”, de Juan Pin Vilar.

Importantes figuras del cine y la crítica cinematográfica en Cuba, como Fernando Pérez, Deymi D‘Atri, Juan Antonio García Borrero, Ernesto Daranas, Rosa María Rodríguez, Luis Alberto García, Kiki Álvarez, Katherine T. Gavilán, Gustavo Arcos, Carla Valdés y Manuel A. Rodríguez Yong, apuntaron directamente al régimen de La Habana por permitir que la política interfiera "de una manera cada vez más explícita, en la independencia que debe caracterizar al Festival de Cine de La Habana, ratificándolo como una plataforma usada para cercenar, silenciar, amedrentar y excluir".

"La Asamblea reitera su frontal denuncia a este dañino "modus operandi". Hace un llamado de atención a la responsabilidad que en esto tiene nuestro Gobierno, empeñado en sostener a este grupo de funcionarios que destruye nuestro cine, nuestra cultura y vulnera los derechos de cada cubano", dice el texto.

“Llamadas desde Moscú”, el primer largometraje de Yero, que indaga en el mayor éxodo migratorio en la historia de Cuba, a través de cuatro jóvenes queer que emigran a Rusia, se ha presentado con éxito en prestigiosos certámenes del mundo, como el Festival Internacional de Berlín, el Festival Internacional de Cine de Guadalajara, el MoMA´s Festival of International Nonfiction Film and Media, el Festival Internacional de Cine de Pristina, Kosovo y el Festival Internacional de Cine de Gijón, en España.

El Museo de Arte Moderno de Nueva York, MoMA, dijo que el filme de Yero es “potente” y que refleja como “la capital rusa es el sendero para cuatro cubanos que quisieron emigrar de la isla, hasta que la invasión de Rusia contra Ucrania puso en duda sus destinos”.

En entrevista con el portal Cine Latino, Yero explica que si bien en el documental se explora la posibilidad de que haya una guerra, no fue hasta tres días después de haber terminado la filmación que Vladimir Putin lanza la invasión Ucrania.

"Las consecuencias ante la inminente guerra fueron inmediatas: las tarjetas de crédito dejaron de funcionar, uno de los chicos pierde su trabajo de televentas, varias de las plataformas digitales que usan para comunicarse y expresarse dejan de funcionar en Rusia. Dos de ellos regresaron a Cuba", relató el director.

"Estuvimos a punto de quedar atrapados en Moscú", dijo el cubano.

El Festival Internacional de Cine de La Habana, lanzado en 1979 como Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano ha excluido también el filme “La Habana de Fito”.

El documental y su creador, Juan Pin Vilar, fueron víctimas de un acto de censura y de una exhibición no autorizada en la Televisión Cubana en el mes de junio, lo que generó numerosas protestas de los trabajadores del cine y de la comunidad artística en general.
Es un filme que aborda el impacto que el músico argentino Fito Páez, figura central del documental, causó entre artistas y jóvenes cubanos a través de sus múltiples presentaciones y viajes a la isla, y donde el célebre cantautor aborda temas agudos como el misterio en torno a la desaparición de Camilo Cienfuegos en octubre de 1959 y la aplicación sumaria de la pena de muerte contra tres jóvenes que secuestraron una lancha en La Habana en el 2003 con el fin de emigrar.

El comunicado de la Asamblea de Cineastas Cubanos se opone a la censura, la exclusión y la criminalización del disenso, así como a las presiones ejercidas por las autoridades para excluir las mencionadas obras.

“Como Asamblea, seguiremos trabajando por nuestro cine. Un cine transnacional, libre, diverso, complejo y profundamente comprometido con la dura realidad de nuestro pueblo”, subraya el texto publicado en Facebook con la etiqueta #NuestroCineSeráLibreONoSerá.

El texto íntegro del Grupo de Representantes de La Asamblea de Cineastas Cubanos:
La Asamblea de cineastas ha sido clara en sus propósitos y actuado con transparencia desde el inicio. Todos nuestros documentos y declaraciones tienen como punto central el rechazo a cualquier política que implique actos de censura y exclusión contra obras y autores, un perverso modelo que anula ese elemental derecho de cualquier ciudadano de disfrutar e interpretar esas obras por sí mismo.
Nuevamente el Festival de Cine de La Habana es el escenario propicio para que ese sostenido ejercicio de violencia institucional haga acto de presencia. El argumento de turno es que el país enfrenta una agresión en el campo de la cultura y el pensamiento. Se habla de políticas y obras artísticas colonizadoras, de la urgencia de establecer acciones contra las narrativas que intentan imponernos desde los grandes medios y centros de poder.
¿Pero de cuál guerra cultural estamos hablando? ¿Acaso se puede enfrentar un proceso de colonización sin una real emancipación cultural, social y política de los individuos y de la sociedad en que vivimos? ¿Acaso es posible descolonizar sin respeto a nuestros derechos y libertades básicas, imponiendo un solo punto de vista, pretendiendo que los artistas y ciudadanos acepten sin chistar las disposiciones emitidas de forma autoritaria desde el poder?
No aceptamos que nuestra sociedad se siga desmembrando por la incapacidad para aceptar el disenso, la diferencia, el miedo a discutir ideas y por la falta de voluntad para trabajar por encontrar puntos de consenso, de convivencia y de respeto a los otros. Si se está contra el pensamiento único y los monopolios de la información, se tiene que estar también en contra de cualquier política que refrende internamente una sola manera de entender la cultura, la identidad, la política, el pasado o el futuro de la nación.
No se puede luchar contra el dogma de los medios imponiendo otro. No se puede ser anticolonial prohibiendo películas y obras artísticas realizadas por nuestros creadores. No se puede hablar en nombre del pueblo si no se es capaz de escuchar y responder el clamor de ese pueblo. No se puede alertar del peligro de una sola lectura de la Historia proponiendo como única narrativa la que es escrita desde el poder.
Por eso nuestra Asamblea entiende que cualquier simulacro de guerra cultural enunciado en este momento no tiene otro fin que el de dividirnos como gremio, radicalizando a una parte del mismo para luego criminalizarlo políticamente. Se pretende eludir así el verdadero problema de fondo: nuestra exigencia a una discusión horizontal sobre la censura y la exclusión en el cine cubano. Hoy se hace más obvio que nunca lo obsoleto de ese modelo de acción que tan gran grave daño ha causado a nuestra cultura y vida cívica en general.
Hemos denunciado cómo desde el Ministerio de Cultura varios altos funcionarios llevan largo tiempo controlando, censurando y, en muchos casos, amenazando a los artistas que deciden expresarse de forma crítica sobre los problemas que nos asedian. Ahí está la principal causa del brutal éxodo de nuestro gremio, sumado a esa estampida en la que se desangra la nación. No son los artistas, ni los cineastas, los responsables de la dura realidad en que vivimos. No son sus obras las que imponen un pensamiento único. El cine no impone, el que impone es el poder.
Por eso no aceptaremos la criminalización de la Asamblea ni de los cineastas, mucho menos el intento de separarnos de la nación a la que pertenecemos. El cine cubano que se hace dentro y fuera de Cuba no le pertenece a una institución ni a un grupo de funcionarios.
De forma irrespetuosa e irresponsable estos burócratas de la cultura han emitido calificativos denigrantes hacia los artistas y cineastas que conforman nuestra comunidad. Hay historias de vida, entrega y sacrificio por la cultura de la nación que son despreciados. Gestos reiterados que demuestran la impunidad con la que estos funcionarios son aceptados y legitimados en su servicio mientras continúan ejerciendo una política cultural excluyente, vejatoria, irresponsable.
Quienes sostienen esa política reductora son las mismas fuerzas que finalmente han logrado controlar de manera directa el ICAIC, empeñadas en montar un simulacro de participación que ignora la voluntad de todo un gremio. Esas mismas fuerzas son las que interfieren, de una manera cada vez más explícita, en la independencia que debe caracterizar al Festival de Cine de La Habana, ratificándolo como una plataforma usada para cercenar, silenciar, amedrentar y excluir.
Dos películas cubanas (“Llamadas desde Moscú”, dirigida por Luis Alejandro Yero y “La Habana de Fito”, de Juan Pin Vilar) han sido nuevamente apartadas del concurso y de otras secciones sin explicación. Hemos sabido que el Comité de Selección del Festival, conformado por prestigiosos especialistas que han dedicado toda una vida a consolidar el prestigio de este Festival, ha sido nuevamente presionado para excluir a estas obras de su curaduría del evento.
La Asamblea reitera su frontal denuncia a este dañino "modus operandi". Hace un llamado de atención a la responsabilidad que en esto tiene nuestro Gobierno, empeñado en sostener a este grupo de funcionarios que destruye nuestro cine, nuestra cultura y vulnera los derechos de cada cubano.
Los cineastas cubanos tenemos muy claros los principios que refrendamos: No a la censura, no a la exclusión, no a la criminalización del disenso. Como Asamblea, seguiremos trabajando por nuestro cine. Un cine transnacional, libre, diverso, complejo y profundamente comprometido con la dura realidad de nuestro pueblo.

Vea todas las noticias de hoy

Escritora cubana Legna Rodríguez gana el Franz Kafka de Ensayo/Testimonio 2024

La escritora cubana Legna Rodríguez Iglesias fue galardonada por su obra ‘Princesa Miami. Atlas político y de población’.
La escritora cubana Legna Rodríguez Iglesias fue galardonada por su obra ‘Princesa Miami. Atlas político y de población’.

La poeta y narradora cubana Legna Rodríguez Iglesias ha sido reconocida con el Premio Franz Kafka de Ensayo/Testimonio 2024 que convoca la plataforma inCUBAdora.

La autora nacida en Camagüey en 1984 y asentada en Miami fue galardonada por su obra ‘Princesa Miami. Atlas político y de población’.

Un jurado compuesto por los ensayistas y académicos Mirta Suquet, Irina Garbatzky y Jorge Luis Arcos decidió de manera unánime concederle el premio.

"La temática del libro es el exilio y las condiciones de vida de una inmigrante cubana en Miami. Su mayor originalidad y singularidad reside en su escritura, en su tono mordaz, irónico, humorístico y poético. La propuesta desborda lo testimonial en su cruce con la biblioteca literaria de la escritora migrante. La composición de su estilo, el ritmo de las frases, sus repeticiones y sus cortes, provoca una lectura fluida y acerca su prosa a una forma sutil de la poesía", precisó Garbatzky.

El premio fue creado en 2021 con el propósito de rescatar investigaciones de tesis o textos publicados en revistas que merezcan una nueva oportunidad de circulación.

De acuerdo a la bases del concurso, Rodríguez Iglesias recibirá una retribución económica única y verá su obra publicada en español por la editorial inCUBAdora y posteriormente en formato electrónico.

La organización con sede en Praga indicó en un comunicado que distribuirá los libros en Cuba a través de la red de bibliotecas independientes u otros organismos no estatales presentes en toda la isla.

Rodríguez Iglesias es una de las voces más reconocidas entre los escritores de su generación. Su obra ha sido merecedora de múltiples premios como el Paz Prize for Poetry, otorgado por The National Poetry Series, de Estados Unidos, el Casa de Las Américas de Teatro y el Iberoamericano de Cuentos Julio Cortázar.

Fallece Pedro Román, destacada figura de la cultura cubana en el exilio

Pedro Román. (Tomada del Facebook de Pedro Román)
Pedro Román. (Tomada del Facebook de Pedro Román)

La noticia del fallecimiento en el día de ayer, jueves 15 de febrero, de Pedro Román, uno de los pilares de la cultura cubana en el exilio, ha llenado de consternación al mundo cultural de esta comunidad.

En declaraciones a Martí Noticias, el escritor cubano Orlando González Esteva se refirió a Román como "un cantante querido por sus compatriotas, un promotor incansable de la canción cubana, particularmente de la música de Ernesto Lecuona, a quien consiguió que se le erigiera el monumento que hoy se alza en los jardines del Miami Dade County Auditorium".

El autor destacó que el director, actor y dramaturgo fue "un hombre dedicado a mantener vivo el recuerdo de los artistas y compositores que prestigiaron a la Cuba republicana en la isla y en el extranjero".

"Su labor en los teatros y en la radio lo convirtieron en una persona muy querida entre los suyos. Va a echársele de menos", afirmó González Esteva.

Pedro Román, Cuba y la música
please wait

No media source currently available

0:00 0:51:49 0:00

Pedro Román nacido en La Habana el 2 de septiembre de 1944, subió al escenario por primera vez cuando tenía apenas tres años y no lo abandonó hasta el último acto de su vida.

De su trabajo como dramaturgo y director destacan Hamburgers y sirenazos, Josephine, Tres viudas en un crucero, Los cubanazos, ¿A quién no le gusta eso? y El almacén de sueños.

Siendo aún adolescente se presentó en Las Vegas como protagonista del show “Minsky’s Arabian Nights” y participó en una ocasión en el popular espacio televisivo estadounidense “El Show de Ed Sullivan”.

A su regreso a Cuba, estremecida por el ascenso al poder de Fidel Castro y su ejército rebelde, decide marcharse definitivamente al exilio.

En 1962 debuta en Miami como escritor, productor y director con “Hamberguers y Sirenazos”, la primera obra teatral cubana creada y estrenada en el exilio.

A la iniciativa de Pedro Román se deben las estrellas conmemorativas a artistas cubanos en la popular Calle 8 de Miami, el Memorial al compositor cubano Ernesto Lecuona frente al Miami Dade County Auditorium e, incluso, la creación del Paseo Histórico de la Cultura Cubana en el exilio.

Entre sus innumerables y reconocidos trabajos están varios programas para Radio TV Martí realizados entre 2018 a 2019 bajo el título “Pedro Román: Cultura Cubana”.

Pedro Román Cultura Cubana
please wait

No media source currently available

0:00 0:29:00 0:00

Manifestantes propalestinos boicotean performance de Bruguera; Alemania se pronuncia

Tania Bruguera realiza performance en el Hamburger Bahnhof de Alemania, 10/02/2024 (Tomado del Facebook de Tania Bruguera)
Tania Bruguera realiza performance en el Hamburger Bahnhof de Alemania, 10/02/2024 (Tomado del Facebook de Tania Bruguera)

La artista cubana exiliada Tania Bruguera decidió clausurar el performance que realizaba en el Hamburger Bahnhof de Alemania luego que la acción fuera interrumpida en dos ocasiones por grupos propalestinos.

La artista dijo que se trata de activistas que se había inscrito para formar parte del performance Where Your Ideas Become Civic Actions (100 Hours Reading The Origins of Totalitarianism), una lectura de 100 horas de la obra Los orígenes del totalitarismo, de Hannah Arendt , para el que había convocado a artistas, teóricos, activistas y visitantes a leer la obra de la intelectual de origen judío, considerada una de las grandes pensadoras del siglo XX.

Claudia Roth, ministra de Cultura de Alemania, dijo en un comunicado que “el odio, el antisemitismo, el racismo y otras formas de violencia son absolutamente inaceptables y no tienen cabida en el arte ni en ningún otro lugar".

"Este malvado antisemitismo y racismo obviamente estaba dirigido directamente contra un trabajador cultural judío, la artista cubana y el gerente de la Hamburger Bahnhof”, denunció la funcionaria.

El performance fue interrumpido por primera vez en la mañana del sábado 10 de febrero cuando “el grupo que se había inscrito para formar parte de la lectura aprovechó el performance para utilizar el discurso de odio", según la nota publicada en redes sociales por Sam Bardaouil y Till Fellrath, directores de la institución.

La segunda intromisión tuvo lugar esa misma tarde entre las 8 y las 9 de la noche, cuando el mismo grupo regresó utilizando “un violento discurso de odio contra uno de los lectores y uno de los directores del museo”.

En Instagram, un grupo llamado Thawra publicó un video de esa segunda interrupción, que tuvo lugar durante una lectura de Mirjam Wenzel, estudiosa del arte y la historia judía alemana. Anteriormente había instado a la “empatía” por los israelíes tomados como rehenes por Hamás.

En el video, los manifestantes acusaron a gritos a Bruguera de favorecer a los sionistas, apoyar a Israel y no incluir a los palestinos en el evento, indica una reseña de la revista especializada ArtNews, que recuerda que Bruguera estuvo entre los miles de artistas que firmaron una carta que denunciaba el "genocidio" de los palestinos.

La publicación agregó que los manifestantes confrontaron a Alice Koegel, la curadora que organizó el evento, y le llamaron "gringa" a Bruguera.

“Para empezar, no sabes quién soy. No conoces mi historia. No sabes todo lo que he hecho por los palestinos y por toda la gente del mundo”, respondió la cubana profesora de la Universidad de Harvard.

También la revista especializada en Arte Hyperallergic se refirió a lo ocurrido y aseguró que fueron tres docenas de manifestantes con banderas palestinas y carteles de solidaridad que corearon “¡Qué vergüenza! ¡Qué vergüenza!" durante una de las intervenciones.

"En un momento, Bruguera enfrentó a los manifestantes y les preguntó: “¿Tienen un arma? ¿Vas a matarme? a lo que negaron abiertamente cualquier intención violenta. Posteriormente, en las redes sociales, algunos comentaristas caracterizaron las preguntas que Bruguera dirigió a los activistas como un “ataque racial”, agrega la publicación.

Bruguera publicó un comunicado en sus redes sociales donde explica que "hubo dos hechos diferentes el mismo día que se han confundido y mezclado. El primer evento ocurrió bajo mi invitación y fue llevado a cabo según las directrices del proyecto por un grupo de activistas. La segunda fue una manifestación a la que algunos participantes del primer evento asistieron como ciudadanos individuales, actuando por iniciativa propia. El segundo evento fue una protesta. Como activista, estoy acostumbrada a participar en protestas, por lo que entiendo la intensidad, la oleada de emociones, la ira, la frustración y los pasos en falso que pueden ocurrir. Por lo tanto, aunque me ofendí cuando un manifestante me etiquetó categóricamente como algo que no soy y tergiversó mis palabras, reconocí que este tipo de situaciones suelen surgir durante las protestas, donde surgen dos bandos aunque las personas no sean necesariamente enemigas. Comprendo la dinámica que se desarrolla en tales circunstancias, donde las acciones y reacciones se desencadenan mutuamente y las emociones se disparan. Es importante comprender que protestar y alzar la voz es una expresión de falta de agencia. Esa fue mi experiencia personal. Hubo otros con diferentes historias personales que fueron llamados racistas y sometidos a definiciones ofensivas, y también reconozco, entiendo y respeto sus perspectivas. Quiero enfatizar que no apoyo ninguna forma de violencia o discriminación".

El Hamburger Bahnhof dijo que el diálogo abierto que proponía el performance "ya no es posible”, tras lo sucedido, y que la suspensión del performance constituye "un enfrentamiento pacífico y silencioso contra el discurso del odio y cualquier forma de violencia”.

"Respetamos y apoyamos plenamente la decisión de la artista y rechazamos categóricamente cualquier forma de discurso de odio y violencia. Lamentamos profundamente tener que proceder de este modo para proteger la seguridad de los participantes en el espectáculo", agregó el centro.

En su libro Los orígenes del totalitarismo (1951), Hannah Arendt analiza el surgimiento del totalitarismo en el siglo XX donde explora los fundamentos ideológicos de las dictaduras y los regímenes totalitarios, en particular el nacionalsocialismo y el estalinismo.

Bruguera fundó en 2015 en La Habana el Instituto de Artivismo Hannah Arendt (INSTAR).

“Adiós Cuba”, la nueva película del realizador de “Los pájaros tirándole a la escopeta”

Rolando Díaz en el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, con la cinta "Dossier de Ausencias".
Rolando Díaz en el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, con la cinta "Dossier de Ausencias".

La película “Adiós Cuba”, del cineasta Rolando Díaz, comenzará a rodarse el próximo mes de abril en locaciones de España y Miami.

“Estoy a las puertas de mi película número 12, a largometrajes, me refiero, porque tengo muchos cortos y muchas cosas”, dijo en conversación con Martí Noticias el realizador cubano, que ha dirigido numerosos cortos documentales y de ficción en Cuba, España, República Dominicana y Estados Unidos, como “Redonda y viene en caja cuadrada” (1979), “El largo viaje de Rústico” (1993) y “Los caminos de Aissa” (2013), entre los más relevantes.

“Esta película comenzará a rodarse en el mes de abril. Tenemos una gran ilusión, el equipo que está trabajando es formidable, técnicos cubanos, todos, que residen en España. La película será rodada una parte en Miami, otra parte aquí, en España. La parte fundamental se desarrollará en España y todo el elenco está feliz y, verdaderamente, comprometido con llevar adelante un proyecto como este, con muchísimo esfuerzo, muchísimas ganas y un deseo tremendo de ponernos todos, a los que les corresponda estar delante de las cámaras, y a mí, que me corresponderá estar detrás, trabajando con ese elenco de técnicos”.

Díaz es acreedor de una amplia y premiada filmografía como “Los pájaros tirándole a la escopeta” (1984), “En tres y dos” (1985) y “Una elefanta sobre la tela de una araña” (2022).

“Me alegra, a esta edad, estar haciendo toda esta producción todavía. ‘Adiós Cuba’ estará interpretada por Yuliet Cruz como actriz protagonista, y otros tres actores formidables que la van a acompañar, en un cuarteto que aspiro yo sea inolvidable”, subrayó el director de cine, exiliado en Islas Canarias desde 1994.

“Tengo que decir que es una película en la que habrá muchísima gente joven, muchísimos cubanos, y también la película es española y estará respaldada por una productora española, y me siento feliz por todo esto”, resaltó.

El filme retratará la vida de millones de cubanos que se han despedido de su tierra natal para echar raíces en otras latitudes.

“Esa película va del tema de los cubanos que nos hemos ido del país, los que vivimos fuera de Cuba en este momento y cuenta la historia de cómo lo hacemos, en qué condiciones, lo que pensamos sobre la vida que nos está tocando vivir”, explicó el cineasta.

En 2021, Díaz viajó a Cuba para presentar su película “Dosier de Ausencias” en el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano. Durante su exposición, en el cine Acapulco, denunció la represión contra los participantes en las protestas populares del 11 de julio de 2021 y la censura de los cineastas jóvenes.

En respuesta, el régimen prohibió un encuentro que tenía programado el cineasta con estudiantes de la carrera de Periodismo.

Díaz se refirió a la labor que desarrolla la Asamblea de Cineastas de Cuba en su reclamo de total libertad para crear y exhibir el arte.

“Lo que hace la Asamblea de Cineastas Cubanos, en Cuba, desde dentro, me parece admirable. Sinceramente, estoy con lo que generan, con lo que solicitan, y más bien con lo que exigen, diría yo, porque es un derecho de los cineastas, como lo es también de todos los ciudadanos, de toda la ciudadanía cubana”, concluyó el director de “Los pájaros tirándole a la escopeta”, que cumple 40 años ya.

Concierto en Miami reúne a tres leyendas de la música cubana

De Izq. a der. Chucho Valdés, en el piano; Arturo Sandoval en la trompeta y Paquito D'Rivera en el saxo, en el concierto del Adrienne Arsht Center el 9 de febrero de 2024 por el 50 aniversario de la Orquesta Irakere.
De Izq. a der. Chucho Valdés, en el piano; Arturo Sandoval en la trompeta y Paquito D'Rivera en el saxo, en el concierto del Adrienne Arsht Center el 9 de febrero de 2024 por el 50 aniversario de la Orquesta Irakere.

Tres glorias de la música cubana, Chucho Valdés, Paquito D' Rivera y Arturo Sandoval, se unieron en escena después de cuatro décadas de separación, para un concierto único que celebró los 50 años de Irakere, una agrupación legendaria del jazz y los ritmos afrocubanos.

El concierto del Adrienne Arscht Center, en Miami, fue un despliegue de admiración mutua entre los tres virtuosos intérpretes y compositores, y a la vez una reverencia a la banda que los unió en la década de 1970 y con la que hicieron historia.

El grupo Irakere.
El grupo Irakere.

Entre los temas más emblemáticos de la noche destacaron los clásicos de Irakere, Estela va a estallar, Xiomara Mayoral y Bacalao con pan, de Chucho Valdés; Iya, compuesto por Sandoval y el Adagio de Mozart, un clásico del repertorio de D´Rivera.

Otros reconocidos músicos como el bajista José Gola, el baterista Horacio “El Negro” Hernández; los trompetistas Eddy de Armas Jr. y Osvaldo Fleites; los saxofonistas Carlos Averhoff Jr. y Luis Beltrán; los percusionistas Roberto Jr. Vizcaíno Torre y Julián Valdés; y el vocalista Ramón Alvarez estuvieron en el concierto homenaje, que tuvo como invitados especiales a los cantantes Pancho Céspedes y Luis Enrique.

Como pianista, compositor y arreglista Chucho Valdés se ha consolidado como una de las figuras más prominentes del jazz a nivel mundial es ganador de siete premios Grammy y cinco premios Latin Grammy, entre otros reconocimientos.

Pancho Céspedes invitado especial en el Concierto del Adrienne Arsht Center el 9 de febrero de 2024, por el 50 aniversario de la Orquesta Irakere.
Pancho Céspedes invitado especial en el Concierto del Adrienne Arsht Center el 9 de febrero de 2024, por el 50 aniversario de la Orquesta Irakere.

Sandoval, quien escapó de Cuba en 1990, recibió en Sevilla (España) el Premio a la Excelencia Musical del Latin Grammy 2023. El laureado músico, ganador de diez premios Grammy, seis Billboard y un Emmy, entre otros reconocimientos, se ha destacado como importante figura del Latin Jazz, donde se le considera un virtuoso de la trompeta y también como compositor. En 2013 el presidente Barack Obama le otorgó la Medalla Presidencial de la Libertad.

Paquito D'Rivera, quien huyó de Cuba en 1980 aprovechando una gira por España con el grupo Irakere, ha ganado cinco premios Grammy y 11 Latin Grammy, entre otros reconocimientos. Es considerado uno de los grandes exponentes del Latin Jazz.

Sandoval y D'Rivera han sido fuertes defensores de la lucha por la democracia en Cuba y en numerosas ocasiones han puesto su nombre y su talento musical en función de esta causa.

Cargar más

XS
SM
MD
LG