Enlaces de accesibilidad

Debatiendo el debate


Un pendón que publicita el primer debate entre los candidatos a la presidencia estadounidense Barack Obama y Mitt Romney en Denver, Colorado.

Por esto, el debate entre Obama y Romney de este miércoles en la ciudad de Denver, cuando en Cuba sean las 9 de la noche, debería de dar a ambos la oportunidad de presentar en detalle sus propuestas y criticar los argumentos de su contrario.

Los norteamericanos podrán finalmente ver esta noche al presidente Obama frente a su rival republicano Mitt Romney, pues ambos tendrán su primer debate presidencial este miércoles a las 9 de la noche y, por primera vez, ambos contrincantes hablarán directamente el uno al otro para defender sus posiciones y refutar las de su contrincante.

A muchos les parece algo así como un pugilato pues los medios informativos han prestado durante esta larga campaña más atención a los ataques mutuos y al estilo de los candidatos, que al contenido de sus mensajes, a pesar de que ambos repiten hasta la saciedad que el país se enfrenta a una etapa importante que será muy diferente según quien gane las elecciones.

Por esto, el debate de este miércoles en la ciudad de Denver, cuando en Cuba sean las 9 de la noche, debería de dar a ambos la oportunidad de presentar en detalle sus propuestas y criticar los argumentos de su contrario, con la esperanza de ganar unos cuantos votos que, si bien no son muy abundantes, podrían ser decisivos.

Es porque las encuestas indican que una gran parte de la población ha decidido ya por quien votará y no va a cambiar. Pero queda un pequeño porcentaje que aún no sabe cuál es su candidato y, si se inclinan por Romney, podria arrancar al presidente la victoria que por ahora le auguran las encuestas.

En realidad, aunque Estados Unidos tiene 50 estados federados, los votos que pueden decidir esta elección se hallan en 10 estados que aún no se han decantado de forma decidida por ningún candidato. Los demás están firmemente en el campo de Obama o de Romney y si un porcentaje de su población cambia de favorito, el resultado no será diferente de las previsiones actuales.

Son unas previsiones muy halagüeñas para Obama: para tener la mayoría absoluta de “votos electorales” es preciso llegar a los 270 y las encuestas reflejan que ya tiene a su favor 269. Romney, en cambio, tan solo tiene 181, por lo que se le puede hacer muy cuesta arriba recuperarse de semejante retraso.

Las proyecciones de voto tan solo dan a Obama una ventaja del 3%, pero lo importante es la forma en que estos votos se reparten por estados para constituir votos electorales, independientemente del porcentaje a nivel nacional

Desde hace semanas, los medios informativos repiten que los tres debates presidenciales tendrán un rol decisivo para el resultado de la elección, pero históricamente no ha sido así: fuera del debate entre Nixon y Kennedy hace 50 años o entre Reagan y Carter en 1980, el debate presidencial ha tenido poco impacto en las elecciones.

El debate empieza a las 9 de la noche y tiene una duración aproximada de 90 minutos.

XS
SM
MD
LG