Enlaces de accesibilidad

Deportes

El Charro de Vueltabajo mete a México entre los cuatro grandes 

Los jugadores de México celebran después de ganar el partido contra Puerto Rico en LoanDepot Park. Crédito : Sam Navarro- USA TODAY Sports
Los jugadores de México celebran después de ganar el partido contra Puerto Rico en LoanDepot Park. Crédito : Sam Navarro- USA TODAY Sports

Un improbable fildeo de Randy Arozarena en el jardín izquierdo sobre un batazo de Enmanuel Rivera en el octavo episodio fue clave para preservar la victoria de México 5-4 sobre Puerto Rico y por primera vez los aztecas avanzan a semifinales del Clásico Mundial de Béisbol.

Arozarena, el Charro de Vueltabajo, estaba sobrepasado por la pelota, cerca del muro, y en un último estirón la capturó, cuando los boricuas tenían el empate en circulación en las piernas del veloz MJ Meléndez.

El manager mexicano, Benjamín Gil, no se limitó en elogios para el patrullero cubano de los Rays de Tampa Bay, quien resultó el jugador más destacado del grupo C en la etapa clasificatoria que se disputó en Phoenix, Arizona.

“Esta jugada es, a mi entender, la mejor jugada en la historia del deporte mexicano”, dijo Gil en conferencia de prensa tras concluir el partido.

El propio Arozarena la calificó como la jugada más importante de su carrera, a pesar de las tantas que ha hecho en los grandes escenarios que son los playoffs de Grandes Ligas.

Puerto Rico inició agresivamente el encuentro, al facturar cuatro carreras en la primera entrada frente al zurdo Julio Urías, estrella de los Dodgers de Los Angeles, quien permitió dos jonrones seguidos de Javier Báez y Eddie Rosario.

Pero Urías se compuso y sacó en blanco las siguientes tres entradas, mientras que el relevo se encargó de cerrar el puerto, mientras la ofensiva descontaba una en el segundo, por bambinazo de Isaac Paredes, y otra en el quinto, remolcada por sencillo de Alex Verdugo.

En el séptimo, el relevista Alexis Díaz no pudo hacerle honor a su hermano Edwin, cuya camiseta colgaba en el dugout de Puerto Rico, luego de su devastadora lesión durante la celebración del triunfo el miércoles sobre República Dominicana y que lo dejó fuera por toda la temporada.

Pero Alexis no es Edwin y tras permitir doble de Austin Barnes, regaló boletos seguidos a Arozarena y Verdugo, para llenar las bases sin outs.

Jorge López vino al rescate y consiguió los dos primeros outs, pero cuando parecía que el Team Rubio salía a flote, Paredes sonó cohete al izquierdo que remolcó dos para el empate y Luis Urías terminó de darle la vuelta a la pizarra con hit al derecho.

Ahora México enfrentará al invicto Japón el próximo lunes, en busca del boleto a la gran final.

EE.UU. y Venezuela en busca del rival de Cuba

Este sábado se define el cuarto semifinalista, cuando Estados Unidos, campeón defensor, enfrente a Venezuela, en busca del próximo rival de Cuba en el juego del domingo.

Venezuela terminó invicta en el grupo D, que se jugó en el LoanDepot Park de Miami, mientras que los estadounidenses fueron segundos de la llave C en Phoenix, Arizona.

El manager Mark DeRosa anunció al derecho Lance Lynn como abridor para el crucial choque, mientras que el dirigente de Venezuela, Omar López, aún no decidió entre el zurdo Martín Pérez y el diestro Pablo López.

Lynn, de los Medias Blancas de Chicago, tuvo una salida impecable en la primera fase, en la que trabajó cinco episodios en blanco, con dos hits permitidos y seis ponches, frente a Canadá.

Por su parte, Pérez fue el abridor de Venezuela en su primer encuentro ante República Dominicana, aunque se fue sin decisión, tras 3.1 entradas de labor, con una carrera admitida.

Y López fue el ganador ante Puerto Rico, con faena de 4.2 innings, en los que permitió una limpia y abanicó a seis rivales.

El ganador será el rival de Cuba en la primera semifinal que se disputará el domingo.

Vea todas las noticias de hoy

Cubanos en Grandes Ligas: Adolis García

 Adolis García, de los Rangers de Texas, batea durante la tercera entrada en partido de béisbol contra los Astros de Houston el 2 de abril de 2024. (AP Foto/Kevin M. Cox)
Adolis García, de los Rangers de Texas, batea durante la tercera entrada en partido de béisbol contra los Astros de Houston el 2 de abril de 2024. (AP Foto/Kevin M. Cox)

La suerte de Adolis García quedó sellada cuando se reencontró con su hermano Adonis en la Serie del Caribe del 2016 en Santo Domingo.

Adolis llegó a la capital dominicana como parte del equipo Ciego de Ávila, campeón de la Serie Nacional cubana, mientras que su hermano mayor venía de jugar su primera temporada en Grandes Ligas con los Bravos de Atlanta y defendía la tercera base de los Navegantes de Magallanes, monarcas de la pelota profesional venezolana.

Unos meses después, el menor de los García escapaba de la isla, dispuesto a seguir los pasos de Adonis en el mejor béisbol del mundo, y en el 2017 firmaba con los Cardenales de San Luis, equipo con el que debutó en las Mayores en 2018, aunque apenas disputó 21 partidos, antes de ser reenviado a Triple A.

Pero el destino de “El Bombi” no estaba en San Luis, franquicia que no tuvo la suficiente luz larga para ver todo el potencial del cubano.

Marcus Semien, izquierda, y Adolis García, de los Rangers de Texas, celebran después de un partido de béisbol contra los Tigres de Detroit el 18 de abril de 2024, en Detroit. (AP Foto/Paul Sancya
Marcus Semien, izquierda, y Adolis García, de los Rangers de Texas, celebran después de un partido de béisbol contra los Tigres de Detroit el 18 de abril de 2024, en Detroit. (AP Foto/Paul Sancya

Transferido en 2019 a los Rangers de Texas, fue allí donde su carrera despegó de manera meteorica, hasta convertirse en uno de los más respetados jardineros y bateadores de todo el béisbol.

Luego de una breve aparición en Grandes Ligas con los Rangers en 2020, la temporada recortada de 60 juegos debido a la pandemia, en el 2021 jugó su primera campaña completa como titular.

Con 31 jonrones y 90 carreras impulsadas en 149 desafíos, además de una defensa excelsa y un poderoso brazo en el jardín derecho, Adolis fue convocado al Juego de las Estrellas y se ganó por derecho propio un espacio en los turnos de mayor responsabilidad de la franquicia tejana.

El primera base de los Rangers de Texas Ezequiel Durán (20), de izquierda a derecha, Adolis García, Josh Smith, Marcus Semien y Corey Seager celebran tras vencer a los Tigres de Detroit en un partido de béisbol, el jueves 18 de abril de 2024, en Detroit. (AP Photo/Paul Sancya)
El primera base de los Rangers de Texas Ezequiel Durán (20), de izquierda a derecha, Adolis García, Josh Smith, Marcus Semien y Corey Seager celebran tras vencer a los Tigres de Detroit en un partido de béisbol, el jueves 18 de abril de 2024, en Detroit. (AP Photo/Paul Sancya)

Un año después, repetía sus números, para demostrar que lo del 2021 no había sido casualidad de una buena racha, al despachar 27 bambinazos y remolcar 101 carreras.

Pero fue en 2023 donde el patrullero avileño alcanzó ribetes de leyenda con los Rangers, un equipo nacido en 1972 de las cenizas de los Senadores de Washington y que, en más de cinco décadas de existencia, jamás había saboreado el triunfo en una Serie Mundial.

En la temporada regular logró cifras máximas de su carrera en jonrones (39) y empujadas (107), asistió a su segundo Juego de Estrellas y ganó su primer Guante de Oro, aunque lo mejor aún estaba por venir.

En los playoffs fue literalmente una aplanadora, al compilar average de .323, con ocho vuelacercas y 22 impulsadas, desde la primera ronda hasta el Clásico de Octubre.

En la Serie de Campeonato de la Liga Americana, que le dio a los Rangers el boleto a la Serie Mundial, destrozó a sus vecinos Astros de Houston, con cinco jonrones y 15 remolques, para ser elegido el Jugador Más Valioso.

En la Serie Mundial ante los Diamondbacks de Arizona continuó su paso avasallador y en el primer juego despachó un cuadrangular épico en el final del undécimo episodio, para dejar al campo a sus rivales y poner a su equipo un paso más cerca de la gloria suprema.

Pero en el tercer juego sufrió una lesión que lo dejó fuera de acción por el resto de la serie, aunque animó a sus compañeros desde el dugout y disfrutó como pocos la primera corona de los Rangers en su historia.

Los Dodgers suben a las Mayores al cubano Andy Pagés

Andy Pages, de los Dodgers de Los Ángeles, es considerado el prospecto número 3 de la organización. En la foto celebra después de anotar contra los Medias Blancas de Chicago en un juego del entrenamiento de primavera en Phoenix, el 6 de marzo de 2024. (Foto AP/Ashley Landis)
Andy Pages, de los Dodgers de Los Ángeles, es considerado el prospecto número 3 de la organización. En la foto celebra después de anotar contra los Medias Blancas de Chicago en un juego del entrenamiento de primavera en Phoenix, el 6 de marzo de 2024. (Foto AP/Ashley Landis)

Después de desforrar pelotas por cinco temporadas en las Menores y tener un monstruoso entrenamiento primaveral, el cubano Andy Pagés recibió este martes la tan ansiada llamada de los Dodgers de Los Angeles para subir a Grandes Ligas.

El pinareño firmó con la organización angelina en el 2018, con apenas 17 años, y rápidamente se posicionó entre los mejores prospectos no sólo del equipo, sino de todas las franquicias.

El jardinero de 23 años se perdió la mayor parte de la temporada pasada debido a una operación para reparar un desgarro muscular en el hombro derecho.

Debido a la gravedad de esa cirugía, los Dodgers no sabían exactamente qué esperar de Pagés esta temporada.

Pero apenas arrancaron los entrenamientos primaverales, el cubano dejó saber por qué es considerado el prospecto número 3 de la organización.

En los juegos de pretemporada bateó ocho hits en 17 turnos (.471), con dos jonrones.

Fue enviado al equipo de Triple A de la organización en Oklahoma City para empezar la campaña y allí siguió encendido con el madero, al ligar 23 cohetes en 62 oportunidades (.371), con cinco bambinazos, 15 carreras impulsadas y dos bases robadas en 15 juegos, con un OPS de 1,146.

Se espera que este mismo martes haga su debut en el Dodger Stadium ante los Nacionales de Washington, convirtiéndose en el segundo cubano en menos de una semana en estrenarse al más alto nivel, luego de que el sábado lo hiciera el pitcher camagüeyano Yariel Rodríguez con los Azulejos de Toronto.

Inicialmente, la gerencia pensaba mantenerlo más tiempo en Triple A, pero con Jason Heyward en la lista de lesionados y Chris Taylor en una mala racha ofensiva, el equipo decidió sumar su prometedor bate.

Fernando Dayán Jorge buscará hacer historia en los Olímpicos de París

Fernando Dayan Jorge Enríquez, de Cuba, compite en la serie masculina de 1000 m en canoa individual durante los Juegos Olímpicos de verano de 2020, el 6 de agosto de 2021, en Tokio, Japón. (Foto AP/Kirsty Wigglesworth)
Fernando Dayan Jorge Enríquez, de Cuba, compite en la serie masculina de 1000 m en canoa individual durante los Juegos Olímpicos de verano de 2020, el 6 de agosto de 2021, en Tokio, Japón. (Foto AP/Kirsty Wigglesworth)

En la Antigua Grecia, los campeones olímpicos eran venerados como una suerte de semidioses, al extremo que las ciudades-estados, como Atenas o Esparta, estaban obligadas a mantener sus gastos y necesidades por el resto de sus vidas.

En Cuba, muchos campeones olímpicos se han visto obligados a vender sus medallas para subsistir, o incluso, a escapar de la isla en busca de una vida digna.

Uno de ellos es Fernando Dayán Jorge, que ganó la presea dorada en la cita de Tokio´2021 en la modalidad de canoa biplaza a la distancia de mil metros, junto a su compañero Serguei Torres.

Un año después de tocar la gloria olímpica, aprovechó una estancia en México para una base de entrenamiento, escapó de la delegación y cruzó la frontera para llegar a Estados Unidos.

Con sólo 25 años, a Jorge le queda demasiado potencial para soñar con más medallas, pero ha quedado sin bandera bajo la cual competir.

“Yo quisiera seguir haciendo lo que me gusta, que es remar, pero ahora mismo estoy teniendo un poco de problemas por el tema de Inmigración, porque como yo viajé como parte de una delegación oficial, tenía el pasaporte rojo, que nos lo dan para chequear en los vuelos y una vez que llegamos al país nos los quitan. Entonces no tenía pasaporte cuando me entregué en la frontera, sólo mi carnet de identidad”, dijo el canoísta en el 2022, apenas dos semanas después de llegar a Miami, al periodista Juan Manuel Cao en el programa A Fondo del canal Americatevé.

Nunca se rindió y empezó a entrenar por sí mismo en uno de los tantos canales de Miami, hasta que, dos años después, ha visto los cielos abiertos con la posibilidad de integrarse al Equipo de Refugiados, una entidad amparada por el Comité Olímpico Internacional (COI), que se creó desde los Juegos de Río de Janeiro´2016.

Cubanos ganadores de medalla de oro, Serguey Torres Madrigal y Fernando Dayán Jorge
Cubanos ganadores de medalla de oro, Serguey Torres Madrigal y Fernando Dayán Jorge

El joven nacido en Cienfuegos el 3 de diciembre de 1998 es uno de los 74 deportistas de élite que han recibido una Beca para Atletas Refugiados, que proceden de 12 países diferentes y compiten en 14 disciplinas distintas.

La beca del COI no garantiza por sí misma la participación en los Juegos Olímpicos, pero financia el entrenamiento de los aspirantes a integrar el Equipo de Refugiados, cuya conformación final se anunciará en el mes de mayo.

Además del cubano, otros dos remeros son beneficiarios de la beca, los iraníes Saman Soltani y Saeid Fazloula, refugiados en Austria y Alemania, respectivamente.

En París podría hacer historia como el primer cubano en integrar el Equipo de Refugiados, al que también aspira su compatriota Ramiro Mora, levantador de pesas con residencia en Reino Unido.

Curiosamente, fue en la capital francesa donde un cubano ganó por primera vez una medalla de oro.

Fue en la segunda edición de los Juegos Olímpicos modernos, en 1900, cuando el esgrimista Ramón Fonst, con apenas 17 años, se impuso en la modalidad de espada.

En esa ocasión, Fonst, al igual que Jorge ahora, no tenía bandera bajo la cual competir, pues en 1900, Cuba no era una república independiente establecida, sino una ex colonia española ocupada por Estados Unidos.

No fue hasta cuatro años después, en los Juegos de St. Louis´1904, en que en realidad Cuba, como nación consiguió sus primeros lauros olímpicos por intermedio del propio Fonst, en espada y florete individual, y por equipo en esta última arma, junto a su compatriota Manuel Díaz y el estadounidense Albertson Van Zo Post.

Ese grupo, por tener dos componentes cubanos y un norteamericano, compitió como Equipo Internacional bajo la bandera de los cinco aros olímpicos.

Sin embargo, con el paso del tiempo, los historiadores del COI acordaron conceder a Cuba como país la primera corona de Fonst de 1900 y la del equipo de florete de 1904.

El cubano de la semana: Yordán Álvarez

Yordán Alvarez al bate en el juego de este domingo, 14 de abril, contra los Rangers de Texas, en Houston. (AP Photo/Kevin M. Cox)
Yordán Alvarez al bate en el juego de este domingo, 14 de abril, contra los Rangers de Texas, en Houston. (AP Photo/Kevin M. Cox)

Repite y pon camarón. Por segunda semana consecutiva, el tunero Yordán Álvarez, de los Astros de Houston, resultó el mejor cubano en las Grandes Ligas.

Y no será la última. Considerado el mejor bateador cubano en la actualidad, Álvarez disparó diez cohetes en 24 turnos en la semana entre el lunes 8 y el domingo 14 de abril, para un average de .417.

Entre sus hits, Yordán ligó dos dobletes y despachó un cuadrangular, con seis carreras anotadas e igual número de impulsadas, con un promedio de slugging de .625.

En lo que va de temporada, Yordán batea para .317, con un promedio de embasamiento de .427, slugging de .556 y OPS de .983, con cuatro jonrones y 12 remolcadas.

Otro que quemó la liga en los últimos siete días fue el avileño Adolis García, de los campeones Rangers de Texas.

El Bombi se fue de 24-10 (.417), con dos biangulares como extrabases, cinco anotadas, cuatro empujadas y slugging de .500.

El jueves 11 de abril, por segunda vez en la temporada, García salvó a su equipo de recibir un no hitter, cuando en el séptimo inning disparó el único imparable de su equipo ante el zurdo J.P. Sears, de los Atléticos de Oakland.

El domingo de la semana anterior había hecho lo mismo frente al dominicano Ronel Blanco, de los Astros, al malograrle la hazaña en el sexto episodio.

Encendido con el madero sigue Lourdes Gurriel Junior, de los Diamondbacks de Arizona.

Yunito se fue en la semana de 22-6 (.273), con un doblete, un vuelacercas, dos carreras anotadas y siete impulsadas, para slugging de .455.

En la campaña, el menor de los Gurriel acumula ya 18 carreras empujadas, segundo en todas las Grandes Ligas, sólo superado por el dominicano Marcell Ozuna (21), de los Bravos de Atlanta.

Por cierto, esta semana se supo que su hermano mayor, Yulieski Gurriel, firmó un contrato de Ligas Menores con Atlanta, en su intento por regresar a Grandes Ligas.

Entre los lanzadores, el lanzallamas zurdo Aroldis Chapman, de los Piratas de Pittsburgh, mantuvo inmaculada su efectividad de 0.00, al trabajar una entrada y dos tercios en tres juegos, con tres ponches propinados, aunque regaló cuatro pasaportes y permitió una carrera sucia, su primera en lo que va del 2024.

Y esta semana se produjo finalmente el esperado debut en las Mayores del derecho camagüeyano Yariel Rodríguez con los Azulejos de Toronto.

Rodríguez fue llamado desde las Menores el viernes y el sábado abrió el juego de su equipo ante los Rockies de Colorado.

Trabajó tres entradas y dos tercios, en los que permitió cuatro hits y una carrera limpia, al tiempo que propinó seis ponches.

Se fue sin decisión y tuvo limitada su labor a 68 lanzamientos, nada mal para quien estuvo un año sin lanzar antes de firmar con los Azulejos en el invierno y haber visto recortado su trabajo en los entrenamientos primaverales por molestias en la espalda.

Frío, frío

El villaclareño Yandy Díaz, de los Rays de Tampa Bay, tuvo una rara semana de bajo rendimiento ofensivo.

Líder de los bateadores de la Liga Americana en el 2023, Díaz apenas bateó tres hits en 23 turnos en los últimos siete días, para un pobre average de .130.

Su promedio general es de sólo .206, muy por debao de su average de por vida de .288.

Azulejos llaman a Yariel Rodríguez a las Grandes Ligas

Yariel Rodríguez firmó un contrato por cinco temporadas y 32 millones de dólares con los Azulejos de Toront / Foto: Charlie Neibergall (AP)
Yariel Rodríguez firmó un contrato por cinco temporadas y 32 millones de dólares con los Azulejos de Toront / Foto: Charlie Neibergall (AP)

Luego de dos salidas impecables en Triple A, el lanzador derecho cubano Yariel Rodríguez recibió la esperada llamada para subir a Grandes Ligas.

El camagüeyano de 27 años firmó un contrato por cinco temporadas y 32 millones de dólares con los Azulejos de Toronto, pero dado que llevaba más de 12 meses sin lanzar, la gerencia decidió enviarlo a las Menores para que tuviera algunas aperturas, antes de subirlo al equipo principal.

En dos juegos con los Buffalo Bisons, sucursal de Triple A de los Azulejos, Yariel trabajó seis innings y un tercio, en los que permitió apenas un hit, sin carreras, y propinó diez ponches, señal de que está listo para empeños superiores.

Según confirmaron fuentes del equipo al periodista Francys Romero, el serpentinero sería activado dentro del roster este sábado 13 de abril.

Inmediatamente podría hacer su debut, en el lugar de Bowden Francis, el pitcher anunciado para lanzar ese día, pero que suma dos derrotas en igual cantidad de aperturas, con una pésima efectividad de 12.96.

Los Azulejos jugarán entre viernes y domingo una serie en Toronto ante los Rockies de Colorado.

Rodríguez fue la gran estrella del pitcheo de la selección cubana en el V Clásico Mundial de Béisbol en 2023, donde despertó con su actuación el interés de los equipos de la Gran Carpa.

El cubano tenía contrato con los Dragones de Chunichi, en la Liga Profesional Japonesa, pero después del Clásico, decidió no reincorporarse al club nipón y escapar a República Dominicana, con el objetivo de buscar un camino, vía agencia libre, hacia las Grandes Ligas.

Más de una franquicia mostró intenciones de firmar a Rodríguez, quien en Japón trabajó principalmente como relevista, pero se decantó por el club canadiense, porque fue el que más garantías le ofreció para permitirle actuar como abridor.

Cargar más

XS
SM
MD
LG