Enlaces de accesibilidad

Decenas de miles de manifestantes a favor de la democracia en Hong Kong


Archivo - Manifestantes toman las calles de Hong Kong, China.

El Parque Victoria de Hong Kong era un mar de paraguas y carteles que exhibían consignas como "queremos una verdadera democracia" y "nombramientos civiles para todos".

Decenas de miles de manifestantes con banderas y gritando consignas se congregaron el martes para participar en un mitin a favor de la democracia en Hong Kong, que según los organizadores podría ser el mayor desde que la retrocesión a China.

Los organizadores de la manifestación prevén una participación sin precedentes este año, debido a la creciente resistencia de los habitantes de este territorio del sur de China a las autoridades de Pekín.

El desfile tendrá lugar poco después de un referéndum oficioso sobre la instauración del sufragio universal directo, en el cual participaron casi 800.000 votantes, cuando los organizadores de esos comicios esperaban únicamente 300.000. Ese referéndum encolerizó a Pekín, que lo clasificó de "ilegal y nulo" a pesar de la enorme participación.

El Parque Victoria de Hong Kong, punto de salida de la marcha que terminará en el distrito comercial erizado de rascacielos, era un mar de paraguas y carteles que exhibían consignas como "queremos una verdadera democracia" y "nombramientos civiles para todos".

Los organizadores esperan más de medio millón de manifestantes, una cifra que podría ser un récord de participación. Todos los años el 1 de julio, día aniversario de la retrocesión de Hong Kong a China, miles de habitantes salen a la calle para manifestar su apego a los valores democráticos.

La ex colonia británica fue devuelta a Pekín el 1 de julio de 1997. Desde entonces tiene el estatuto de región administrativa especial y goza en principio de una amplia autonomía en virtud del modelo "un país, dos sistemas".

Eso otorga a los habitantes libertades que no existen en el continente, incluyendo la libertad de expresión y el derecho a manifestar. Sin embargo, ha aumentado el temor a perder esas libertades. En los últimos meses se registraron varios ataques contra periodistas, y los medios de comunicación pro democráticos han denunciado ciberataques masivos.

La preocupación aumentó en junio, cuando Pekín publicó un "libro blanco" sobre el futuro de Hong Kong, que fue considerado por muchas personas como una advertencia a la ciudad para que no se exceda de ciertos límites. "El sentimiento público ha caído al punto más bajo desde 2003. Creo que más gente saldrá" a manifestar, declaró a la AFP Johnson Yeung, uno de los principales organizadores del mitin.

En la marcha de 2003 participaron unas 500.000 personas contra un proyecto de ley de seguridad nacional, obligando al gobierno a archivarlo. "Debemos evitar hacer cualquier cosa que pueda minar la estabilidad y la prosperidad de Hong Kong", afirmó el jefe del Ejecutivo de Hong Kong, Leung Chun-yin, recientemente en un discurso. El referéndum extraoficial, que duró diez días y terminó el domingo pasado, daba tres opciones para la elección del próximo líder de la ciudad. Todas las alternativas incluían cierta influencia del público en la selección de los candidatos.
El lunes, Pekín condenó esa votación y acusó a sus organizadores de violar la legalidad.

XS
SM
MD
LG