Enlaces de accesibilidad

Exministro de Allende: la situación de Cuba es patética


Dos mujeres dan de beber a un cerdo en Santiago de Cuba.

"Veo una situación deteriorada en Cuba, no veo visión, no veo futuro, veo las cosas declinando y el único atisbo de luz es la reforma económica", declaró Sergio Bitar.

Cuba pasó de una situación "épica" a una "patética", pues su sociedad parece "paralizada" y la única luz al final del túnel es la reforma económica del gobernante Raúl Castro, según un jugoso artículo que publica hoy la agencia AFP, en entrevista a Sergio Bitar, un exministro del exmandatario socialista chileno Salvador Allende.

"Veo una situación deteriorada en Cuba, no veo visión, no veo futuro, veo las cosas declinando y el único atisbo de luz es la reforma económica", declaró Bitar, quien participó en La Habana en un encuentro académico organizado por la revista católica Espacio Laical.

"Me voy muy preocupado porque uno quiere mucho la historia del pueblo cubano, pero hoy esa historia es pura nostalgia, no va para ninguna parte", agregó Bitar, quien concedió una entrevista a la AFP antes de regresar a Chile para participar en los actos de toma de posesión de la presidenta socialista Michelle Bachelet.

Ingeniero civil de 73 años, Bitar es uno de los chilenos con mayor experiencia como ministro, pues fue titular de Minería de Allende (1970-1973), de Educación del expresidente socialista Ricardo Lagos (2000-2006) y de Obras Públicas en el primer mandato de Bachelet (2006-2010). También fue senador ocho años (1994-2002).

Bitar dijo que espera que "en el Partido Comunista de Cuba se produzca un debate más amplio, que escuchen más a la ciudadanía, que se conecten mejor y que haya una percepción de qué está ocurriendo en el mundo, porque congelar un país como Cuba hoy día es doloroso".

Un poco más de su arremetida contra el Gobierno de La Habana, señaló: "Cuando tú entras ya en una fase de declinación en la cual no mejoran las condiciones de vida, no mejoran las libertades, no mejoran los espacios de autorrealización, no mejoran las formas de inserción global y no hay avances en los campos de la innovación, entonces esto no tiene sentido", indicó el político chileno, quien ha visitado Cuba cinco veces.

"Esto no puede ser vestido con un propósito de un socialismo. No hay ningún socialismo humanista que pueda sostenerse conceptualmente desde el punto de vista de las realidades cubanas", afirmó Bitar, que estuvo preso tras el golpe militar encabezado por Augusto Pinochet en 1973, antes de partir al exilio a Venezuela y Estados Unidos.

En 1985 regresó a Chile, todavía bajo la dictadura de Pinochet (que se prolongó hasta 1990), y publicó en 1987 el libro "Dawson Isla 10" sobre su cautiverio junto a los otros altos funcionarios del gobierno de Allende en el campo de concentración de una inhóspita isla en el extremo austral de Chile, que en 2009 fue llevado al cine por el director chileno Miguel Littin.

Dirigente de la Izquierda Cristiana en tiempos de Allende -cuando hizo su primera visita a Cuba-, ahora es uno de los líderes del Partido por la Democracia (socialdemócrata), que integra la coalición "Nueva Mayoría", de Bachelet, con socialistas, demócrata cristianos, radicales y comunistas.

En Cuba dijo haber conversado con dirigentes comunistas cubanos y con académicos de la Universidad de La Habana, pero vuelve a Chile con "desazón".

"Cuba pasó de lo que era una época histórica brutal, épica, a fines de los 50 comienzos de los 60, a una situación patética como la actual. Todo eso me deja una profunda desazón", señaló.

Indicó que "la nostalgia les impide a sectores de la izquierda latinoamericana darse cuenta de lo que estoy diciendo, aunque hay una izquierda que se da cuenta y que sabe que por el bien de Cuba eso tiene que cambiar".

"Yo digo de la épica a la patética, pero ¿por qué? No tengo una explicación, éstos son procesos complejísimos, pero obviamente no puedo desconocer la importancia del bloqueo norteamericano", expresó.

El tema del embargo económico de Estados Unidos a Cuba mereció este comentario: "El embargo norteamericano es una estupidez sin posibilidad de obstaculización de cualquier proceso en Cuba y que además le da pie a los conservadores de la isla para justificar los reveses económicos y la falta de libertades", afirmó.

En la economía cubana, "me encuentro con una tasa de inversión bajísima, que la reforma económica se hace realmente como pisando huevos (...), y que tiene que importar una cantidad no menor, yo diría mayor, de sus alimentos", dijo el exministro.

"Hay que reconocer los cambios sociales en materia de educación y salud, y creo que eso desconocerlo sería una falta de rigor histórico, pero ante la velocidad que cambia el mundo aquí uno ve una sociedad que está como paralizada", añadió.

Bitar piensa que la Revolución Cubana llegó a la situación actual por sustentarse en su líder, Fidel Castro, más que en "instituciones".

"Yo creo que tiene que ver con una sociedad que depende más de un caudillo que de las instituciones, y los cambios ocurren cuando hay instituciones que están evolucionando", dijo.

"En el caudillo la biología es distinta a la política y si un caudillo y su grupo más cercano se van congelando en el tiempo (...), congela la sociedad completa", indicó, agregando que algo similar ocurre con la "anacrónica" política estadounidense hacia Cuba.

A pesar de sus críticas fuertes contra la maquinaria del poder castrista, dejó entrever un resquicio para la cooperación: "Quisiéramos ver otro destino y estamos dispuestos a ayudar más que a criticar ideológicamente", concluyó.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG