Enlaces de accesibilidad

Adiós a Armando Peraza, impulsor cubano del latin jazz


Armando Peraza, bongosero cubano fallecido en San Francisco, California el 14 de 2014.

Durante dos décadas había tocado con Santana, alternó con Mongo Santamaría y fue aclamado en el mundo entero por su destreza para arrebatarle sonidos a las tumbadoras y bongoes.

El legendario percusionista cubano Armando Peraza murió el pasado 14 de abril en San Francisco, California, a la edad de 89 años.

Peraza estuvo en las dos últimas décadas como bongosero del aclamado Carlos Santana, y en su prolífica carrera tocó y grabó con figuras musicales de la talla de Charlie Parker, Dizzy Gillespie, Machito, Josephine Baker, Art Tatum, Dave Brubeck, Eric Clapton, Linda Ronstadt, Frank Zappa, Rick James, Aretha Franklin y Jaco Pastorius, entre otros.

Peraza nació en la barriada de Lawton, en la capital cubana, el 30 de mayo de 1924 y llegó a Estados Unidos en 1949, a través de México.

El ambiente del bebop y el jazz latino contemporáneos en Nueva York acogieron a Peraza y le dieron el acomodo que se ganó a fuerza de talento. Su facilidad para repicar con la izquierda y la complejidad con que mezclaba los diferentes ritmos, le hicieron dueño del elogio de la crítica y los melómanos habituales.

Por su contribución al mundo musical de la percusión, la firma Latin Percussion (LP) develó en 2003 las nuevas congas y “Armando Peraza Signature Series LP”, como agradecimiento además a su labor de músico revolucionador en el espectro del jazz.

Había comenzado a tocar de muy joven con el Conjunto Kubavana, por mediación del renombrado Mongo Santamaría, quien le recordó años después en Nueva York el que se hubiera comprado su primera tumbadora en seis dólares.

El encuentro fue definitorio, Santamaría grabba por primera vez Afro Blue, una pieza que está sembrada ya en la historia de esa música llena de libertad.

Recomendamos

XS
SM
MD
LG