Enlaces de accesibilidad

América Latina

Bolsonaro  triunfa ampliamente en primera vuelta y definirá con Haddad presidencia de Brasil

Jair Bolsonaro (d), junto a su hijo y candidato al senado, Flavio Bolsonaro, saluda al llegar a Villa Militar para votar en las elecciones generales de Brasil.
Jair Bolsonaro (d), junto a su hijo y candidato al senado, Flavio Bolsonaro, saluda al llegar a Villa Militar para votar en las elecciones generales de Brasil.

El congresista y excapitán del Ejército Jair Bolsonaro recibió casi la mitad de los sufragios en los comicios brasileños del domingo (46,3 %) frente al sustituto de Lula, Fernando Haddad (29 %), en lo que se considera un importante giro a la derecha avivado por la ira ante la corrupción.

El congresista y excapitán del Ejército Jair Bolsonaro recibió casi la mitad de los sufragios el domingo en la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Brasil, en un importante giro a la derecha en la nación más grande de América Latina avivado por la ira de los votantes ante la corrupción.

En la que probablemente será una carrera profundamente polarizadora, Bolsonaro, enfrentará al izquierdista Fernando Haddad, exalcalde de Sao Paulo, en una segunda vuelta el 28 de octubre.

Con el 99% de los votos escrutados el tribunal electoral de Brasil reportó que Jair Bolsonaro obtuvo casi 50 millones de votos; Fernando Haddad acumuló poco más de 31 millones.
Con el 99% de los votos escrutados el tribunal electoral de Brasil reportó que Jair Bolsonaro obtuvo casi 50 millones de votos; Fernando Haddad acumuló poco más de 31 millones.

Bolsonaro recibió el 46,3 por ciento de los sufragios válidos, muy por encima del 29 por ciento de Haddad pero no los suficientes para evitar un balotaje el 28 de octubre, dijeron las autoridades electorales.

Bolsonaro, de 63 años, trepó en las encuestas de opinión en la última semana, montado en una ola de antipatía hacia el Partido de los Trabajadores (PT) de Haddad, cuyo líder, el ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva, está en la cárcel por corrupción.

El candidato del Partido Social Liberal (PSL), que promete una fuerte represión contra el crimen y la corrupción, recibió impulso luego de un ataque a puñaladas casi fatal en un mitin hace un mes, que le impidió hacer campaña.

En sus primeros comentarios públicos celebrando su liderazgo en la votación, Bolsonaro se comprometió a reducir el tamaño del Estado, recortar el gabinete a 15 ministerios, bajar los impuestos a las nóminas y privatizar o cerrar muchas empresas estatales.

En un video transmitido en vivo a través de las redes sociales con el asesor económico Paulo Guedes sentado a su lado, Bolsonaro dijo que se habría asegurado la elección en primera vuelta si no fuera por las fallas en las máquinas de votación. No proporcionó detalles.

Seguidores de Bolsonaro frente a su casa en Río de Janeiro hacían ondear la bandera verde-amarilla nacional, coreando "¡Nuestro presidente!" cuando el candidato regresaba de votar, acompañado de una enfermera, en un convoy de camionetas negras.

En la elección más polarizada desde el final del gobierno militar en 1985, Bolsonaro cuenta con el respaldo de un grupo de generales retirados que aboga públicamente por la intervención militar si continúa la corrupción.

DEMOCRACIA EN RIESGO

La sede de campaña de Haddad en un hotel de Sao Paulo estalló en festejos cuando las encuestas a boca de urna mostraron que su carrera iría a segunda vuelta. Algunos sondeos recientes mostraron que podría ganarle a Bolsonaro en un balotaje.

"Iniciaremos mañana una campaña para salir victoriosos en la segunda vuelta", dijo Haddad el domingo por la noche a sus seguidores en su búnker de campaña después de conocer los resultados. "Creemos que hay mucho en juego".

El izquierdista dijo que la democracia está en riesgo y que ya ha hablado con otros tres candidatos minoritarios. "Queremos unir a los demócratas de Brasil", sostuvo.

Haddad, un exministro de Educación, se ha presentado en la contienda en representación de Lula, que está cumpliendo una condena por sobornos y lavado de dinero.

Los partidarios de Bolsonaro culpan al PT -que gobernó a Brasil durante 13 de los últimos 15 años- de uno de los mayores escándalos de corrupción del mundo, de la creciente delincuencia que ha llevado a Brasil a ser el país con mayor cantidad de asesinatos, y de políticas económicas imprudentes que contribuyeron a la peor recesión del país en una generación.

Los resultados preliminares mostraron grandes victorias en el Congreso de los representantes de Bolsonaro, incluido el excomandante de la policía militar, Olimpio Gomes, su jefe de campaña en Sao Paulo, quien fue elegido para el Senado.

Eso y las victorias en las carreras por las gobernaciones de Río de Janeiro y Minas Gerais subrayaron una ola de entusiasmo entre los aliados de Bolsonaro y una reacción contra la clase política.

Vea todas las noticias de hoy

¿En qué creen los venezolanos? Una mirada al contexto religioso de Venezuela

Partidarios de la oposición sostienen rosario con un volante del candidato presidencial Edmundo González durante evento de oración en Caracas, Venezuela, 07/214. . (AP Foto/Cristian Hernandez)
Partidarios de la oposición sostienen rosario con un volante del candidato presidencial Edmundo González durante evento de oración en Caracas, Venezuela, 07/214. . (AP Foto/Cristian Hernandez)

Venezuela es un país mayoritariamente católico, pero el número exacto de devotos es difícil de determinar. Dado que el gobierno no ha publicado cifras oficiales en más de una década, el panorama religioso actual sólo puede dimensionarse mediante proyecciones y trabajo de campo independiente.

Getting your Trinity Audio player ready...


En la boleta de las elecciones del 28 de julio figura un pastor evangélico, pero Javier Bertucci tiene pocas posibilidades de dar la batalla al presidente Nicolás Maduro, quien busca un tercer mandato consecutivo.

La religión no ha jugado un papel clave en esta carrera electoral. Sin embargo, sí se ha entrelazado con la política, en especial durante el mandato del fallecido expresidente Hugo Chávez, quien llegó a convertirse en una figura de culto para decenas de venezolanos y se distanció de la Iglesia católica abrazando la religiosidad popular.

Aquí una mirada al contexto religioso de Venezuela.

¿Qué dice la ley?

La Constitución garantiza la libertad de religión y culto. También dicta que toda persona tiene derecho a profesar su fe y manifestar sus creencias siempre que no se oponga a la moral, las buenas costumbres y el orden público. Además, establece la independencia de las iglesias y cada familia es libre de elegir si sus hijos reciben educación religiosa o no.

Una persona sostiene imagen del expresidente de Venezuela, Hugo Chávez, entre estampas durante manifestación en apoyo al líder. Plaza Simón Bolívar de Caracas el 9 de diciembre de 2012. (AP Foto/Fernando Llano, Archivo)
Una persona sostiene imagen del expresidente de Venezuela, Hugo Chávez, entre estampas durante manifestación en apoyo al líder. Plaza Simón Bolívar de Caracas el 9 de diciembre de 2012. (AP Foto/Fernando Llano, Archivo)

De acuerdo con un reporte que el gobierno estadounidense publicó en 2023 sobre libertad religiosa en Venezuela, las comunidades de fe profesan sus creencias libremente siempre que se abstengan de criticar al gobierno. Representantes católicos y evangélicos han dicho que partidarios de Maduro acosan verbalmente a miembros de sus instituciones si llaman la atención sobre la crisis humanitaria del país.

¿Con qué religión se identifican los venezolanos?

Sin números oficiales a mano, todas las estimaciones coinciden en que la población es mayoritariamente católica.

Según el reporte del gobierno estadounidense de 2023, el 96% de la población sería católica y el resto englobaría otras confesiones.

Desde Venezuela, una de las investigaciones más recientes fue encabezada por la Universidad Católica Andrés Bello y data de 2016.

Enrique Alí González, sociólogo que comparó las cifras con su experiencia en campo, estima que el paisaje religioso actual podría ser el siguiente: católicos 82%-84%, evangélicos (sin distinguir denominación) 10%-12%, adeptos de la santería 1,5%-2% y ateos 1%. Los testigos de Jehová, musulmanes, Baha’i y otras minorías integrarían el porcentaje restante.

Según el experto, la mayor concentración de evangélicos está en el estado de Apure —fronterizo con Colombia—, mientras que la santería está más presente en Caracas. Además, algunos venezolanos participan de dos religiones: muchos devotos del espiritismo —cuya máxima representante es María Lionza, deidad femenina que se venera en la Montaña del Sorte— también son católicos.

¿La religión impacta en la política actual?

Las creencias religiosas no se perciben como un factor definitorio en las elecciones del 28 de julio.

Según el sociólogo Hugo Pérez Hernáiz, más allá de que el pastor evangélico Bertucci aparezca en una boleta, la adscripción religiosa difícilmente determinará lo que arrojen las urnas. “Una persona no te dirá que su creencia en Dios es la que la está llevando a votar”.

Niños sostienen regalos de Navidad donados por grupo de voluntarios «Un Juguete, Una Buena Noticia», en Caracas, Venezuela,18 de diciembre de 2020. (AP Foto/Ariana Cubillos)
Niños sostienen regalos de Navidad donados por grupo de voluntarios «Un Juguete, Una Buena Noticia», en Caracas, Venezuela,18 de diciembre de 2020. (AP Foto/Ariana Cubillos)

La manera en la que sí influye, explica Alí González, es en el acompañamiento social y espiritual.

En un país en el que la pobreza alcanza a más del 90% de la población, la organización religiosa Cáritas ofrece ollas comunes y suplementos alimenticios para niños y niñas.

“Y, por supuesto, también está el acompañamiento pastoral”, agrega. “Porque, ¿qué te queda cuando vives una situación tan miserable?”.

“La fe, y cuando la fe es sólida, se transforma en esperanza”.

¿Cómo ha sido la relación entre el gobierno y las iglesias?

Allá por 2013, cuando apenas buscaba el poder, Nicolás Maduro dijo que, mientras oraba en una capilla, el fallecido Hugo Chávez se le apareció en forma de pajarito y lo bendijo.

El video produjo todo tipo de reacciones pero no fue sorpresivo. Afirmando que los obispos eran “demonios” y favoreciendo el culto a María Lionza, era usual que el mismo Chávez se mostrara más cercano al espiritismo que a la Iglesia católica.

Según Alí González, en la historia venezolana se han dado varios roces entre gobernantes y líderes católicos.

El primero ocurrió en el S.XIX, cuando el presidente Antonio Guzmán (1870-1887) trató de suplantar a la Iglesia con una visión que incorporara la masonería y el protestantismo. Tras su muerte, el anticatolicismo declinó, las congregaciones europeas volvieron a Venezuela y varios gobiernos subsecuentes se mantuvieron al margen siempre que la Iglesia no interviniera en política.

.Una seguidora del culto a María Lionza coloca una ofrenda de fruta durante una reunión anual en la montaña de Sorte, en el estado venezolano de Yaracuy..13/10/2009 (AP Photo/Ariana Cubillos
.Una seguidora del culto a María Lionza coloca una ofrenda de fruta durante una reunión anual en la montaña de Sorte, en el estado venezolano de Yaracuy..13/10/2009 (AP Photo/Ariana Cubillos

A mediados de los años 40, hubo una segunda ruptura cuando un sector político apegado al socialismo emprendió nuevas acciones anticlericales. Los ánimos se enfriaron con el retorno a la democracia en los años 50 y no fue sino hasta la llegada de Chávez al poder, a finales de los 90, que la grieta se reabrió.

Según Alí González, Chávez fomentó una suerte de divinización o “culto humano” que algunos expertos llaman “religión atea” en consonancia con el “guevarismo” o “fidelismo”, derivados del fervor que aún despiertan líderes como Ernesto “Che” Guevara y Fidel Castro.

En paralelo, Chávez se propuso reducir el culto a la Iglesia católica aliándose con sectores evangélicos. Por ejemplo, sacó a las capellanías de las cárceles y cedió ese terreno a los evangélicos.

¿Qué ha sido de la religión en el chavismo?

Algunos sacerdotes apoyaron a Chávez y a Maduro. Otros los enfrentaron. Y, en uno de los puntos más álgidos de las protestas que estallaron en 2017, el papa Francisco llamó al diálogo y la paz.

Religiosamente hablando, Maduro se dice un hombre espiritual que públicamente ha hecho guiños a prácticas tanto católicas como evangélicas. Y como presidente, en su relación con la Iglesia, suele seguir los pasos de su antecesor. Aunque ha viajado al Vaticano para encontrarse con el papa y celebra al beato venezolano José Gregorio Hernández, también ha criticado a líderes católicos y estos a él.

Más recientemente, su acercamiento con las iglesias evangélicas aumentó. En 2023, lanzó el programa “Mi iglesia bien equipada” para mejorar y restaurar templos cristianos y su hijo preside una oficina estatal de Asuntos Religiosos para “ fortalecer el acompañamiento a los sectores cristianos ”.

¿La religiosidad ha cambiado por la crisis?

Aunque algunos reportes señalan que la espiritualidad de los venezolanos ha ganado fuerza debido a la crisis económica y política, Pérez Hernáiz explica que esa afirmación no cuenta con datos que la respalden.

“Siempre ha habido un sustrato de religiosidad popular muy fuerte en Venezuela”, dice. “Y lo que comúnmente se llama ‘santería’ es un abanico de espiritualidades populares que se mezclan con expresiones religiosas más formales, como el catolicismo”.

Según añade, tras revisar las cifras de afiliaciones de diversas comunidades religiosas, los académicos coinciden en que ha incrementado el número de pentecostales, pero sin datos oficiales es imposible precisar cuánto. Este incremento es consistente con el que expertos de la región y Estados Unidos han reportado en América Latina en los últimos cinco años.

La CIDH vuelve a Guatemala en visita para constatar situación de democracia e independencia judicial

Presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Francisco Eguiguren (C) conversa con sus colegas Luis Vargas (I) y Jesús Orozco, antes de conferencia de prensa en Ciudad de Guatemala, 04/08/2017. (AP Foto/Moisés Castillo, Archivo)
Presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Francisco Eguiguren (C) conversa con sus colegas Luis Vargas (I) y Jesús Orozco, antes de conferencia de prensa en Ciudad de Guatemala, 04/08/2017. (AP Foto/Moisés Castillo, Archivo)

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos inició una visita a Guatemala en la que constatará el “debilitamiento de la institucionalidad democrática y la independencia judicial en el país”.

Getting your Trinity Audio player ready...

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos inició el lunes una visita de cinco días a Guatemala en la que constatará el “debilitamiento de la institucionalidad democrática y la independencia judicial en el país”, luego de su visita en 2017, la última vez que recibió autorización del gobierno para enviar una delegación.

En una breve declaración a la prensa, Andrea Pochak, relatora para Guatemala de la CIDH, dijo que la visita estará encabezada por la presidenta de la comisión, Roberta Clarke, y que incluye también al relator de derechos económicos, Javier Palummo, y al de libertad de expresión, Pedro Vaca.

En 2023, la CIDH incluyó a Guatemala en el capítulo IV B de su informe sobre la situación de Derechos Humanos en el hemisferio al considerar que en el país existía una violación sistemática de derechos humanos y un grave deterioro de la institucionalidad democrática. Colocó a Guatemala junto a Cuba, Venezula y Nicaragua.

Pochak explicó que la Comisión estará centrada especialmente en conocer la situación del Estado de derecho, la institucionalidad democrática, el sistema de administración de justicia y la corrupción. También agradeció al gobierno del presidente Bernardo Arévalo por mostrarse anuente a la visita “después de muchos años en los que no había autorización”. dijo.

La última visita de la CIDH a Guatemala fue en 2017, durante el gobierno de Jimmy Morales (2016-2020). Se realizó antes de la salida del país de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), una misión de Naciones Unidas que investigaba cuerpos clandestinos y de seguridad incrustados en el Estado.

En 2019, Morales no renovó el mandato de CICIG en el país luego de acusaciones en su contra y contra dos de sus familiares por hechos de corrupción.

Tras la salida de CICIG, comenzó la criminalización y exilio de operadores de justicia quienes denunciaron que era por haber investigado hechos de corrupción o crímenes de lesa humanidad.

El gobierno de Alejandro Giammattei (2020-2024) no autorizó visitas oficiales de la CIDH al país. Durante su mandato, unos 100 operadores de justicia, abogados, opositores y periodistas buscaron el exilio ante lo que denunciaron como criminalización.

El gobierno de Bernardo Arévalo, que autorizó la llegada de la comisión, dijo a través de su secretario de comunicación, Santiago Palomo, que la visita era un hito para el gobierno y una muestra de su apertura al sistema interamericano.

La agenda de la visita de la CIDH incluye reuniones con grupos en situación vulnerable como pueblos indígenas y afrodescendientes, defensores de derechos humanos y operadoras de justicia, periodistas, personas privadas de libertad y migrantes.

También busca conocer los avances y desafíos en materia de memoria, verdad, justicia y reparación de crímenes del conflicto armado, derechos económicos, sociales, culturales, ambientales y la seguridad ciudadana.

La comisión se reunirá con el gobierno, el Congreso, las cortes de justicia, el Ministerio Público y otros sectores. Se realizarán visitas a los departamentos de Alta Verapaz, Izabal, Petén, San Marcos, Sololá, Totonicapán y Quetzaltenango, al norte y occidente del país, según la agenda prevista.

Se espera que al final de la visita, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos exponga sus resultados en una conferencia de prensa.

Votantes de la oposición venezolana se unen para salvaguardar las elecciones

Un partidario del candidato presidencial de la oposición Edmundo González muestra cómo votar por él mientras reparte folletos de campaña en Caracas, Venezuela, el viernes 19 de julio de 2024. (Foto AP/Ariana Cubillos)
Un partidario del candidato presidencial de la oposición Edmundo González muestra cómo votar por él mientras reparte folletos de campaña en Caracas, Venezuela, el viernes 19 de julio de 2024. (Foto AP/Ariana Cubillos)

Partidarios de la oposición venezolana se han movilizado para asistir a los votantes en las esperadas elecciones presidenciales. La principal coalición opositora cuenta con sus esfuerzos para llevar gente a las urnas y disuadir a representantes del gobierno de coaccionar a los votantes.

Getting your Trinity Audio player ready...

Las lágrimas se deslizan por el rostro de Tanyia Colmenares cuando recuerda su sueño truncado de ser abogada, que terminó tras dos semestres en la facultad de derecho cuando tuvo que dejar los estudios para sobrevivir en la compleja crisis venezolana.

Aunque nunca llegó a defender a un cliente ante la corte, ha aceptado intentar defender algo mucho más grande a final de mes: la democracia venezolana.

Colmenares es una de las miles de partidarias de la oposición venezolana, normalmente fracturada, que han aceptado organizarse, movilizarse y asistir a los votantes en las esperadas elecciones presidenciales del 28 de julio.

La principal coalición opositora cuenta con sus esfuerzos, algunos liderados por partidos y otros formados de forma espontánea, para llevar gente a las urnas a votar y disuadir a representantes del gobierno de intimidar o coaccionar a los votantes.

La falta de una autoridad electoral realmente independiente hace esa labor crucial para la capacidad de la alianza de verificar o disputar el resultado. La coalición Plataforma Unitaria confía en que la mera presencia de muchos votantes atentos ante los centros de votación neutralice algunas de las estrategias del partido en el gobierno que en el pasado les impidieron tener representantes dentro de los colegios electorales, alejados de los conteos y sin voz en caso de irregularidades.

La ciudad occidental de Sabaneta es la cuna del chavismo, el movimiento autodenominado como socialista fundado por el fallecido presidente Hugo Chávez que ha dominado Venezuela desde el cambio de siglo. También es donde Colmenares ha hecho equipo con otros nueve vecinos para fomentar la participación y garantizar que los partidarios de la oposición llegan a su lugar de votación. Están preparados para organizar transporte, proporcionar apoyo si encuentran controles del partido en el gobierno y repartir agua o comida si se forman largas filas.

“Como se le haga más fácil, ya sea por las redes, que llamadas, mensajes, personalmente, lo importante es hacer el trabajo y hablar con la comunidad”, dijo este mes Colmenares, ama de casa con tres hijos, tras una reunión de un grupo vecinal.

Las elecciones de este mes son diferentes a cualquiera que haya enfrentado el partido en el gobierno desde que Chávez fue elegido presidente en 1998 y emprendió una transición en Venezuela hacia lo que describió como socialismo del siglo XXI.

Ahora liderado por el heredero de Chávez, el presidente Nicolás Maduro, el Partido Socialista Unido de Venezuela es más impopular que nunca entre muchos votantes. Los bajos precios del crudo, la corrupción y la mala gestión económica del gobierno sumieron al país en una crisis que dura más de 11 años. Los jóvenes han tenido que renunciar a aspiraciones universitarias, los niños pasan hambre y millones de personas han emigrado.

Las sanciones económicas impuestas en la última década no derrocaron a Maduro, como esperaban Estados Unidos y otros gobiernos, pero contribuyeron al declive de Venezuela.

Durante años, los políticos opositores boicotearon elecciones que consideraban amañadas, pero esta vez superaron sus profundas diferencias para unirse tras un solo candidato. También mantuvieron ese hueco en las boletas pese a una represión constante del gobierno, que vetó a María Corina Machado, la aspirante que planteaba un desafío mayor para la campaña de Maduro a un tercer mandato.

Machado, que ganó por abrumadora mayoría las primarias de la coalición en octubre, apoya ahora al candidato de reemplazo de la coalición, el exdiplomático Edmundo González Urrutia.

Las encuestadoras estiman que hasta 13 millones de personas votarán el 28 de julio.

La oposición calcula que más de medio millón de personas se han registrado en una estructura informal de grupos vecinales apodados “comanditos”.

Los miembros del grupo, que a estas alturas ya están familiarizados con los esfuerzos del PSUV por inclinar la balanza a su favor en las jornadas electorales, cuentan con que las gasolineras no abran, los feudos de la oposición sufran apagones, la policía y personas leales a Maduro corten carreteras y que el ejército limite el acceso a los centros de votación.

Algunos grupos celebran rifas y venden hallacas, similares a tamales, para reunir fondos para imprimir material promocional para sus barrios y preparar comida para los partidarios de la oposición. Otros almacenan gasolina en casa y ofrecen sus autos o motocicletas para llevar a los votantes.

Todos han recibido instrucciones de la coalición de mantenerse ante los centros electorales después de votar para reducir el temor de los ciudadanos y de sus representantes en los colegios, que tienen entre sus deberes el de conseguir una copia de los registros de voto impresa por las máquinas de voto electrónico tras el cierre de urnas. Se sabe que grupos leales al gobierno, incluidas pandillas armadas, han intimidado a representantes en los centros de votación, conocidos como testigos, para que se queden en casa o abandonen sus tareas antes de que concluya la jornada electoral.

Las leyes electorales permiten a los partidos tener un testigo por cada puesto de voto instalado en cada centro electoral.

“Hemos acordado nosotros como comandito que después del voto, nosotros vamos a vigilar y a ser garante de los votos el 28 de julio”, explicó el organizador local Fidel Ortega durante una reunión grupal. “Primeramente Dios, vamos a defender el derecho al voto de nosotros como venezolanos. El 28 votamos, el 29 celebramos y de ahí en adelante todos ganamos”.

Ortega estima que los partidarios de la oposición han formado al menos 40 grupos vecinales en el municipio que incluye a Sabaneta, en una amplia llanura tropical de pastos.

El Consejo Nacional Electoral, controlado por el gobierno, decidió habilitar 36.000 máquinas de voto. Muchos centros de votación están muy repartidos, lo que hace más difícil para la oposición vigilarlos todos. En torno a un tercio de los votantes en estos comicios están asignados a centros con apenas una o dos máquinas de voto.

En el pasado, el PSUV ha obtenido la mayor parte de sus votos en esos centros de votación más pequeños, y para estas elecciones el consejo electoral añadió 1.700 centros de una máquina. Los reportes sobre esfuerzos del gobierno por coaccionar y controlar el voto en consultas previas se han relacionado en su mayoría con esos colegios electorales de una o dos máquinas.

Aunque miles de personas se han inscrito en grupos vecinales, el temor a las represalias si se filtran los datos ha evitado que algunos partidarios de la oposición se sumen oficialmente al esfuerzo de movilización. Pero de todos modos participan en grupos de amigos, familiares y colegas con los que tienen previsto coordinarse el 28 de julio.

“Nosotros tenemos que ir con la gente para que pierdan el miedo", dijo Edgar Cuevas, profesor de secundaria y que estará en las urnas el día de las elecciones. "Antes sí nos opacaban con sus colectivos y sus cosas, pero ahora que llegan 10 colectivos, bueno nosotros somos 20”.

Entregan pemio Oswaldo Payá al obispo nicaragüense Rolando Álvarez

El reconocido obispo nicaragüense Rolando Álvarez recibió el premio “Oswaldo Payá Libertad y Vida”
El reconocido obispo nicaragüense Rolando Álvarez recibió el premio “Oswaldo Payá Libertad y Vida”

Monseñor Rolando Álvarez, quien fue desterrado de Nicaragua tras pasar más de un año tras las rejas, recibió el "Premio Oswaldo Payá Libertad y Vida".

Getting your Trinity Audio player ready...

El reconocido obispo nicaragüense Rolando Álvarez recibió el premio “Oswaldo Payá Libertad y Vida”, que otorgan la Fundación para la Democracia Panamericana (FDP), la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia (JuventudLAC), y Ofelia Acevedo, viuda del reconocido opositor cubano.

Álvarez es "una voz firme y valiente frente a la represión del régimen de Daniel Ortega”, apuntó Acevedo.

"Es un símbolo de coherencia y coraje frente a la opresión. Su defensa de los perseguidos de Ortega es una inspiración no solo para todos los nicaragüenses, sino también para aquellos que luchamos por la libertad y la justicia en todo el mundo", indicó por su parte Rosa María Payá, hija del líder opositor.

Álvarez, obispo de Matagalpa y Administrador Apostólico de Estelí, es un conocido defensor de los derechos humanos y crítico de la dictadura de Daniel Ortega. En enero de este año, tras la mediación del Vaticano, fue deportado a Roma.

En Nicaragua, Álvarez fue condenado a 26 años de prisión por el supuesto delito de traición a la patria y llevado a la cárcel La Modelo.

Un día antes de ser condenado, se había negado a subirse al avión en el que exiliaron a más de 200 presos políticos hacia Estados Unidos.


El Premio Oswaldo Payá se entrega anualmente a individuos o instituciones que han realizado aportes valiosos en la defensa de la democracia, los derechos humanos y la libertad.

Entre los que han sido galardonados se encuentran Luis Almagro, secretario General de la OEA; la Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA); Iván Duque, ex presidente de Colombia; el Parlamento Europeo y Carl Gershman, ex presidente de la Fundación Nacional para la Democracia.

"Monseñor Álvarez se integra a esta lista en reconocimiento a su valentía, integridad y dedicación incansable a la promoción de los derechos humanos y los valores democráticos en Nicaragua", explicala nota de prensa sobre la actual edición.

update

Panamá dice que detectó "gran cantidad" de estafas en citas y trámites de inmigración

Las autoridades panameñas aseguran haber detectado una "gran cantidad" de estafas en la realización de trámites y citas migratorias
Las autoridades panameñas aseguran haber detectado una "gran cantidad" de estafas en la realización de trámites y citas migratorias

Panamá detecta una "gran cantidad" de estafas en la realización de trámites y citas migratorias. A mediados de julio habían suspendido el servicio de visado de tránsito y turismo en línea para los cubanos.

Getting your Trinity Audio player ready...

Las autoridades panameñas aseguran haber detectado una "gran cantidad" de estafas en la realización de trámites y citas migratorias.

En un comunicado oficial, el Servicio Nacional de Migración [SNM], aclaró que "el único canal de comunicación, es la entidad oficial establecida para tal fin, el SNM".

"Estaremos vigilantes para que este tipo de prácticas fraudulentas sea detectada. Una vez canalizado cada caso, el mismo, será investigado y procesado, tal y como lo establece la Ley", agrega el texto.

Suspendida la tramitación en línea de visas de tránsito y turismo para cubanos

El anuncio se produce a poco más de una semana de Panamá haber suspendido de manera temporal la tramitación en línea de visas estampadas a ciudadanos cubanos.

El SNM dijo que la medida fue tomada debido a una "situación de vulnerabilidad" detectada en el sistema informático que utilizan.

Pocos días después anunciaron nuevos requisitos de visas de turismo para los ciudadanos de la isla y aclararon que la página web donde se realizaba el trámite se encontraba "bajo revisión".

Los cubanos interesados en solicitar visado de turismo para Panamá deberán ahora presentarse en la sede del Servicio Nacional de Migración, en el departamento de Correspondencia, en la ciudad de Panamá.

Panamá anunció nuevos requisitos de visas de turismo para cubanos
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:00 0:00

Cargar más

XS
SM
MD
LG